Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Quique González: "Hay muchos poemas a los que la música convierte en horterada"

Presenta "Las palabras vividas", su último disco, grabado tras unos cuantos años de mucho rock'n'rol

Quique González presenta este jueves en València "Las palabras vividas". Keruin P. Martínez

Quique González presenta este jueves en València "Las palabras vividas". Keruin P. Martínez

A Luis García Montero le han cantado Joan Manuel Serrat («Señor de la noche»), Sabina («Nube negra»), Pablo Guerrero («El perseguido») y Javier Ruibal («Recuerda que tú existes»). Pero su amigo Quique González ha ido a por todas y ha decidido compartir con el poeta granadino un disco entero. «Luis, con sus poemas y su actitud en la vida, te enseña, sin que lo parezca, a vivir, te da herramientas para creer».

P «Las palabras vividas» es su primer disco sin textos propios. ¿Le ha costado meterse en el traje del intérprete de canciones?

R Luis me lo ha puesto fácil. Tengo una conexión muy fuerte con él desde hace muchos años, a parte de lo que me ha influido, lo he admirado, y las herramientas que me ha dado con sus poemas para escribir mis propias canciones.

P ¿Qué diferencia hay entre poner música a un poema, como tantos músicos han hecho en España, a que a uno le escriba un poeta un disco entero?

R Hay algo en la estructura de las letras de Luis que cuando las lees sale música. Y eso no pasa en la mayoría de los poemas. La canción es un género poético, y Luis ha concebido mucha poesía a partir de las canciones. Es una línea delgada. Hay poemas que son muy bonitos hasta que les pones música y se convierten en una horterada increíble. Y lo mismo pasa con algunas canciones cuando las lees, que no se pueden aguantar.

P De todas maneras, esto de los poemas musicados ha sido un género que en España se ha practicado mucho y que ahora no es tan frecuente...

R Sí, pero no estoy seguro de saber por qué. Musicando los poemas de Miguel Hernández o Antonio Machado es como empezó el oficio de cantautor. Y sí, no hay tantos casos pero los sigue habiendo. Recuerdo a Alex Martínez con lo que hizo con Gil de Biedma.

P García Montero tiene un declarado compromiso político, y en las letras de este disco habla de educación y de utopía, pero el mensaje no es muy explícito.

R Es que una cosa es ser político y otra panfletario, y Luis no es ninguna. Hay política en cada cosa que hacemos y escribimos. Lo que no es Luis es político ni panfletario. En el disco lo que escribe va de lo individual a lo colectivo y lo social. Lo político está dentro de cada canción, aunque no sea el tema principal. No me hubiera importado, por supuesto, si hubiera tenido más marcado el carácter político porque creo en Luis como ciudadano, como amigo y como artista.

P ¿Son buenos tiempos para esa clase de poesía que, como escribió Celaya, «toma partido hasta mancharse»?

R Siempre son buenos tiempos para la poesía y para la música, sobre todo para los que nos gusta y nos alimentamos de ella.

P «La ciudad se pregunta quién va a ser el voluntario de las utopías», canta en uno de los temas. ¿Nos sobran distopías y nos falta esperanza en el futuro?

R No lo sé. Hay algo en toda la facilidad que tenemos para conseguir las cosas con las nuevas tecnologías, que no está adormeciendo. Tantas series, tantas películas, tantas discografías completas, tener tantas cosas al alcance, no ha hecho que nos cale más la música. Da miedo la poca esperanza que muestra la gente en el futuro, pero, como dice Luis, hay que resistir y cambiar lo poco que está a nuestro alcance.

P Las letras son sencillas y el sonido es bastante crudo. Sospecho que son las palabras las que han moldeado la música «Las palabras vividas»...

R Claro, y he intentado que la música no molestara a las letras, que no fuera estridente, que fuera como las vías por las que va el vagón de las letras de Luis. Quería acompañar, más que distraer, para llamar la atención sobre las letras.

P ¿Desafía uno a los tiempos de redes sociales cuando hace un disco de esos que hay que escuchar más de una vez?

R Un poco sí, porque el mundo en el que vivimos es así. Pero soy de la vieja escuela, me siguen gustando los discos como concepto, sigo creyendo en ellos. Pero también me gustan los discos que entran a la primera. Vivimos tiempos veloces en los que aparentemente no hay espacio para la reflexión, el silencio y levantar el pie del acelerador.

P «Bienvenida» la escribió Luis pensando en su hija Nora.

R Sí, es uno de los regalos más bonitos que me han hecho en la vida. Además, Luis me la envió al día siguiente de que yo le dijera que iba a tener una niña€

P ¿Uno es un rockero diferente cuando le salen hijos?

R Bueno, es que ser padre tiene mucho rock'n'roll. Cambian las prioridades y tu manejo del tiempo, sobre todo en lo que tiene que ver con lo creativo. Tienes que adaptarte a los horarios de tu hija, porque tú pasas a un segundo plano. Pero me parece que está muy bien y es muy compatible con el rock'n'roll.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats