Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Luis Campo Vidal: "Ellas gobiernan mejor"

«Hay que generar un movimiento de respuesta a la actual clase política cortoplacista que no se ha dado cuenta que teníamos un enemigo común»

Luis Campo Vidal: "Ellas gobiernan mejor"

Luis Campo Vidal: "Ellas gobiernan mejor"

El primer día de confinamiento el editor Luis Campo Vidal tenía la presentación en Sevilla del libro del año en Cataluña, Estàvem cansats de viure bé de Albert Soler (Sagesse). Y la víspera del esperado Día del Libro tuvo un sueño. Veinte noches después, a un ritmo más o menos de cinco páginas diarias, tenía terminado Mí país soñado (Sagesse).

«El eje del libro es generar un movimiento que de respuesta a la actual clase política y su visión cortoplacista, que no se ha dado cuenta que hemos tenido un guerra contra un enemigo común», asegura. Deja claro que le gustaría que el país funcionara de otra manera, y tras lo que hemos visto estos últimos meses -«cuando lo principal era que no muriera tanta gente»-, propone «una reducción de cargos y de sueldos, porque los políticos no están a la altura».

Por contra, deja muy bien a las políticas, «ellas gobiernan mejor»; y recuerda la famosa frase: «el hombre del futuro será una mujer», del presidente francés François Miterrand. Para demostrarlo repasa los países que han afrontado la pandemia gobernados por mujeres: Nueva Zelanda (Jacinda Arden); Taiwán (Tsa Ing-wen); Islandia (Katrin Jakobsdósttir); Noruega (Erna Solberg); Alemania (Angela Merkel); Finlandia (Sanna Marin); y Dinamarca (Mette Frederiksen). ¿Y Díaz Ayuso?, pregunto. «Es la excepción que confirma la regla», contesta, e insiste que hay que observar con detenimiento la gestión de «esas primeras ministras y presidentas».

Luis Campo Vidal además de escritor y editor, es un experto en comunicación. «Eres lo que comunicas» es el título de uno de los capítulos que retoma el mismo nombre del libro de Manuel Campo Vidal, su hermano. «No comunicar es fracasar», avisa.

Así como se muestra despiadado con esos políticos que hacían «ruedas demasiados extensas cuando se estaban muriendo muchas personas mayores», es más indulgente con los científicos. Hablamos de Fernando Simón. «Demuestra una cierta tranquilidad, igual por eso se han cebado con él, pero ha estado trabajando día y noche». Destaca que las criticas no han sido por su trabajo, sino por su aspecto físico. «Quizás no ha ido a maquillaje, ni a la peluquería, pero ha estado al pie del cañón, como un sanitario más», resalta. Y pone un ejemplo: «Si vas a un hospital y te cura un médico, no miras si se ha cortado el pelo esa mañana».

Al principio del libro advierte que muchos lectores estarán de acuerdo con sus argumentos para la mejora del país, un 80%, según sus cálculos. El programa de Campo Vidal se resumen en «mucha más solidaridad, moderación en el crecimiento económico, y un mejor reparto de las rentas para ayudar a la gente que vive en peores condiciones».

Teletrabajador pionero

Luis Campo Vidal ha aprovechado como nadie el confinamiento. «Da muchas horas y libera de muchos compromisos de trabajo, por tanto es un gran generador de tiempo», explica. Sin embargo ahora que muchos han descubierto el teletrabajo, él estaba muy entrenado.

«Llevo teletrabajando desde el 2004. Tenía una oficina en el centro del Barcelona y nos doblaron el alquiler...», dieciséis años de ventaja. Sobre si el teletrabajo ha venido para quedarse considera que «en algunos casos será aplicable de por vida, porque genera muchas ventajas. No te tienes que levantarte a las 7 de la mañana, en muchos casos evitas los desplazamientos largos y se ha descubierto que se puede vivir de una manera más práctica».

Si finalmente el Dia de Sant Jordi se celebra en otoño, Campo Vidal podrá firmar su libro, y ya ha elegido que sea al lado de Albert Soler. Editor y autor juntos. Sobre el boom del libro del Soler ( Estàvem cansats de viure bé, también traducido al castellano) , asegura que juegan varios factores: «Es una voz muy coherente, es alguien que analiza la realidad, escribe muy bien y es concreto», pero además el libro salió en noviembre de 2019, en medio de las protestas independentistas, y sus presentaciones «eran como ir al psicólogo, alegría durante la tragedia». Igual que Mi país soñado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats