Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Jesús Iglesias: "Quiero un director musical que aporte a la institución"

Director artístico del Palau de les Arts.

Jesús Iglesias: "Quiero un director musical que aporte a la institución"

Cumple año y medio al frente de Les Arts, el portaviones cultural valenciano. Jesús Iglesias Noguera (Gijón, 1971) pasa entre doce y catorce horas al día en su despacho, por eso asegura que su contacto con la ciudad es el antiguo cauce del río, al que baja con la bicicleta para llegar al teatro de ópera. Ha pasado el confinamiento en València y pese a una vida social inexistente, asegura que se siente «bien acogido».

La próxima temporada nace con el beneplácito de la crítica.

Cumple gran parte de los objetivos que me marqué cuando presenté el proyecto, abrir nuevas líneas dramatúrgicas y estéticas.

¿Temporada Jesús Iglesias?

Nunca es el cien por cien de lo que uno quiere, pero está en la línea de lo que me gustaría que fuese la programación de Les Arts en los próximos años.

Estamos a finales de julio, ¿la podremos ver toda?

Confío que sí, pero habrá que tener mucha determinación para hacerla. Todo dependerá de como evolucionen las circunstancias.

Les Arts fue uno de los primeros teatros en la desescalada.

Posiblemente hayamos sido la primera institución cultural en presentar toda una programación adaptada a la situación, lo que nos obligaba a tener formaciones pequeñas de la orquesta o en los recitales del Centre. Y no solamente en Les Arts, sino también en toda la Comunitat Valenciana, más el proyecto de Les Arts Volant al que se añadieron cinco funciones más de las previstas. En un mes hemos hecho cincuenta funciones. No podemos perder un minuto en dejar que esto decaiga. Todos somos conscientes que estamos en un momento crítico en las artes escénicas y nos jugamos una parte de nuestro futuro.

La vuelta de Wagner ha sido celebrada.

Cuando programas obras como Tristán e Isolda con uno de los buques insignias de la institución, la orquesta, siempre genera una gran expectación. Si además contamos con un director de primer nivel como es Mikko Franck, los ingredientes están. Entiendo que había ansia por volver al repertorio de años anteriores, así la temporada pasada fue Elektra, que afortunadamente pudimos hacer con gran éxito.

Insiste con la zarzuela.

Es una obligación. La zarzuela es el patrimonio lírico español por antonomasia. La tenemos que defender nosotros. El género tiene muchos estereotipos y cayó esa afición a la zarzuela de edades muy avanzadas. Luego hubo muchas compañías con pocos estándares de calidad, aunque tiene su mérito porque iban por los pueblos. Hay que reivindicar el género y presentarlo con interpretes de primer nivel.

Se incorporan otras músicas, como el jazz y el flamenco.

Les Arts es demasiado grande y costoso para que solo sea un teatro de ópera. Mi idea es que sea un teatro musical relacionado con lo lírico y la danza pero donde tenga cabida todo tipo de actividades de calidad. Por eso incluimos un ciclo de lied, uno de flamenco que hacía muchos años que no había en València y un ciclo de otras músicas donde invitamos a primeras figuras, sin una estructura fija en cuanto a contenido.

Siempre le he escuchado que pretende que la mayoría de semanas haya espectáculos.

La idea es aumentar el número de representaciones. Hay que sacarle jugo al edificio y a la organización porque aumentará nuestra rentabilidad y la actividad. La idea de todo este tipos de ciclos es contribuir a dinamizar la actividad cultural en la ciudad. Donde también es importante la coordinación con proyectos conjuntos entre diferentes instituciones culturales. También Les Arts tiene que aportar al conjunto de la Comunitat Valenciana, de ahí todo este tipo de conciertos, o con una mini temporada fija en Castelló. Busco que cada persona encuentre Les Arts en sus propios intereses.

¿Ya tiene candidato para el titular de la Orquesta?

No y sí.

¿Será algunos de los maestros que vienen?

Los que están viniendo tiene una oportunidad de conocer a la orquesta. Es verdad que la temporada se truncó a mitad y no pasaron todos los directores anunciados. La orquesta ha tenido contactos con algunos.

¿Se anunciará durante esta temporada?

No es tan matemático. Si de repente todo encaja, tanto la persona con la orquesta, y al revés... Pero hablamos del director musical de la institución, no solo de la orquesta. Es un tema que no me preocupa en exceso, quiero tener un director musical que esté convencido que puede crecer con la orquesta y que aporte a la institución.

¿La orquesta de Les Arts es la mejor de España?

No me gusta decir eso. En los teatros tradiciones dice: «nunca califiques, que sean los demás». Creo que está considerada como la mejor.

¿Entonces habrán muchos aspirantes para subirse al podio?

Todos los directores que he invitado, algunos no han podido por fechas o por otras cuestiones, pero nadie ha rechazado venir a dirigir la orquesta, y todos los que han venido se han quedado muy sorprendidos del nivel.

¿La reputación de Les Arts está en el nivel que le corresponde?

Se podría trabajar más es eso. Esta al mayor nivel que hay en España. La calidad de batutas de este año es la más alta de teatros de ópera en España. No está por debajo de Madrid ni Barcelona, pero las aportaciones públicas, más allá de la Conselleria de Cultura, no está al mismo nivel. Con la programación estamos dando argumentos para...

... ¿Subir puestos en la 'Champions' de ópera?

El estreno en España de la ópera de Kurtág [ Fin de Partie, 29 de octubre] es un evento para todo el mundo de la música contemporánea en España.

El primer año sin Plácido Domingo. ¿Cómo vivió la polémica?

Siempre son situaciones delicadas. El Patronato tomó una decisión sobre el nombre de Centre y sus actuaciones futuras.

Supongo que le habrá sentado muy mal a Plácido Domingo la supresión de su nombre.

No lo sé, pero me imagino que no estará contento.

Año y medio al frente de Les Arts, con cambio en la dirección del Patronato y un cierre decretado por pandemia.

Por naturaleza nunca estoy satisfecho, va con mi personalidad.

¿Cumplidas las expectativas iniciales?

He conseguido marcar un cambio de tendencia en el tipo de programación y un cierto dinamismo con la diversificación de las actividades, como los conciertos los domingos por la mañana a 5 euros. Ahora va a costar más alcanzar la velocidad de crucero, porque todo debe ser con un exceso de prudencia.

¿Teme el «efecto cabaña» en el público?

Me preocupa la estigmatización de los teatros. Siendo objetivos, no consta que en ningún teatro, o orquesta, haya sido un foco de coronavirus. Y en cuanto al público, se han tomado medidas como el control de temperatura, las alfombrillas desinfectantes, distanciamiento... Los protocolos se cumple a rajatabla. Hasta diciembre no hay ningún espectáculo con pausa. A veces me planteo si no hemos sido suficientemente claros para explicar como trabajamos.

¿El momento más complicado?

Cuando tienes que frenar en seco, porque paras tu propia existencia y empiezas a gestionar esa incertidumbre que aún continua.

¿Un deseo?

Que se pueda hacer la temporada tal como está diseñada y como las espectativas se presentan.

Compartir el artículo

stats