Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

No es tv, es hbo

Fotograma de la serie "Patria", en HBO.

Fotograma de la serie "Patria", en HBO.

El primer capítulo de «Patria» llegó a Telecinco y ni siquiera entró en el ranking de los diez programas más vistos del día a pesar de su machacona promoción. No era la primera vez que Mediaset estrenaba en abierto el piloto de una serie muy esperada en manos de un canal de pago. Así vimos un par de millones de espectadores el inicio de «The Mandalorian» en Cuatro. Pero aquella noche fue muy diferente: era viernes, empezaba a las diez de la noche y se ofrecía en primicia, antes de que llegara Disney+ a España. Fue una muy buena manera de poner la miel en los labios a los seguidores de Star Wars que tendrían que suscribirse al servicio en streaming para conocer un poco mejor a Baby Yoda.

Con la adaptación de la novela de Fernando Aramburu, las condiciones se presentaban distintas puesto que llegaba a Telecinco después de que los cerca de cuatro millones de abonados a HBO la hubieran podido ver. Por si el extemporáneo estreno no fuera determinante, la apuesta de la cadena por el voyerismo convertía a «El Debate de las Tentaciones» en el aperitivo de la historia sobre el terrorismo en el País Vasco que conmovió a media España y parte del extranjero. Para ver a Elena Irureta y Ane Gabarain encarnando a Bittori y Miren había que tragarse semejante bodrio mientras en La 1 empezaba MasterChef Celebrity y Antena 3 mantenía cautivo al público de «Mujer». Ni patria ni bandera consiguen que los enganchados a un culebrón se pierdan una entrega, aunque tenga 80. Y la ficción turca no está en plataforma alguna (todavía), donde te puedes suscribir un tiempo y la ves entera tan ricamente. En el caso de «Patria», hasta noviembre porque van a emitir uno a uno los seis capítulos que quedan.

Ante tanta adversidad, solo 1.462.000 espectadores siguieron este primer episodio. No son pocos, pero muchísimos menos que la competencia. Si hubieran prescindido del prescindible «debate» sobre los magreos en el Caribe, quizás habrían arañado alguna décima al talent de los fogones que fue lo más visto de la noche de largo. Además, después se ofrecía un especial en el que conversaban tres familiares de víctimas de ETA y el GAL y un miembro de ETA arrepentido. Un espacio de esos que gustan tanto en La Sexta, pero que quedó desaprovechado. Es la falta de costumbre. Nunca sabremos si una serie como «Patria», hubiera triunfado en Telecinco. Quedará para siempre ligada a aquello de «No es TV, es HBO». No es mala cosa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats