Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El IVAM abrirá su gran terrado

El edificio del museo acomete su mayor reforma después de 30 años con acceso público a la azotea y la ampliación del vestíbulo con una nueva tienda y librería

Una recreación digital de la 
terraza superior del edificio 
del IVAM con público. jma

Una recreación digital de la terraza superior del edificio del IVAM con público. jma

Acceso público a la azotea, nueva tienda y librería, renovación de la cafetería y una ampliación del vestíbulo. El edificio del IVAM-Centre Julio González, obra de los arquitectos Emilio Giménez y Carles Salvadores, acomete la mayor reforma desde su construcción hace más de treinta años.

La gran novedad es la transformación de la terraza superior del edificio en un espacio de uso público. La remodelación realizada por el estudio Juan Marco Arquitectos contempla la reforma de parte del trazado inicial de la cuarta planta, donde se incorpora un acceso a la azotea, con vistas al centro histórico de la ciudad. En ese mirador único está previsto la utilización de materiales sostenibles, como la madera.

El perfil urbano de València que se aprecia desde el terrado del IVAM está llamado a ser otro de los reclamos del museo, junto con sus exposiciones y actividades.

Las mejoras contemplan la recuperación del vestíbulo como plaza de encuentro, rescatando el espíritu de centralidad que tenía el proyecto original. La entrada al museo tendrá nuevas taquillas y guardarropía donde la icónica escalera blanca seguirá luciendo con esplendor.

Vista general de las reformas del IVAM

Demanda

La remodelación del vestíbulo permitirá abrir una nueva tienda y una librería, uno de los déficits del museo que era una reivindicación constante de los usuarios. De esta manera se incrementará la oferta del merchandising del IVAM y se podrá adquirir sus buscados catálogos, así como sus estudios de arte.

El proyecto de Juan Marco Arquitectos ha previsto la utilización de la madera de eucalipto para los nuevos espacios de la tienda y la librería, un material muy adaptable con el entorno. El espacio de la cafetería también entra en la reforma con la intención de favorecer una mayor integración con el vestíbulo.

El área didáctica, una de las más activas del IVAM y con más proyección cultural y educativa, entra en los trabajos de mejora con la unión de los actuales Lab1, Lab2 y Lab3 en un gran espacio de más de 500 metros cuadrados. Además se acometerá algunas obras silenciosas, las que afectan a tuberías y conductos del edificio inaugurado en febrero de 1989.

Todo el pliego de licitación del contrato de «Obra de construcción de la nueva tienda y cafetería y de rehabilitación de las áreas de trabajo y los espacios de relación interiores e integración del Área Didáctica del IVAM» se encuentra publicado en la Plataforma de Contratación del Sector Público, con un presupuesto de 1.200.000 euros.

Habitado y habitable

El IVAM permanecerá abierto al público durante el tiempo que se prolonguen las obras, por lo que los trabajos de mejora del museo no afectarán a la programación expositiva y de actividades.

Nuria Enguita ha defendido desde su llegada a la dirección en septiembre que el IVAM debe ser un lugar habitado y habitable, y durante la presentación de la temporada 2021 en diciembre se refirió a las reformas pendientes.

Detrás de estas actuaciones existe el propósito de devolver al edificio su valor original, con influencias modernas, pues los lucernarios o la cafetería original recuerdan a obras de Le Corbusier, y de otras arquitecturas más contemporáneas como la Nueva Galería Estatal de Stuttgart, inaugurada en 1984.

El proyecto que afectará a un total de 2.000 metros cuadrados de superficie, pretende igualmente garantizar la accesibilidad y la eficiencia energética del edificio, así como mejorar aspectos relacionados con la seguridad y acometer una modernización de los sistemas.

Compartir el artículo

stats