Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Anzo, Uiso y Ripollés, en una nueva subasta de arte contemporáneo en València

Setdart sacará a la venta el próximo miércoles varios carteles modernistas del ilustrador Pascual Llop sobre la Feria de Julio

Anzo, Uiso y Ripollés, en  una nueva subasta de arte contemporáneo en València

Anzo, Uiso y Ripollés, en una nueva subasta de arte contemporáneo en València

Los artistas valencianos Anzo, Uiso Alemany y Joan Ripollés marcan la nueva subasta de arte contemporáneo de Setdart. La jornada de venta se producirá el próximo martes.

Por un lado, incluye dos piezas de Anzo, Espacio tiempo nº1 (1993) y Finestra medirerránea (1990), valoradas en 3.000 y 7.000 euros, respectivamente. De Uiso Alemany sacará a subasta un lienzo sin título valorado en 500 euros y de Ripollés, un dibujo con un valor estimado de 1.500 euros.

Anzo, Uiso y Ripollés, en  una nueva subasta de arte contemporáneo en València

Anzo, Uiso y Ripollés, en una nueva subasta de arte contemporáneo en València carla melchor. valència

La subasta también incluirá piezas de otros artistas valencianos, como Daniel Calatayud, José Medreno, Carmen Grau, Selma Adam, Alexis Díaz, Joan Aguado, José Manuel Román, Rosa Satorre, Raquel Aguilar, Alberto Biesok, Jacinta Gil, Carlos Pérez Gregorio, José Morea, Pascual Tarazona, Carmen García Gordillo, Gonzalo Aller y Adrià Pina.

Anzo, Uiso y Ripollés, en  una nueva subasta de arte contemporáneo en València

Anzo, Uiso y Ripollés, en una nueva subasta de arte contemporáneo en València carla melchor. valència

La próxima subasta de Setdart será el próximo miércoles. Bajo el título ‘Pintura y artes decorativas del XIX y XX’, la casa de subastas sacará a la venta varios carteles modernistas del valenciano Pascual Llop, muchos de los cuales pertenecen a la Feria de Julio. «Con el desarrollo de la vida burguesa, y por lo tanto el florecimiento de eventos y actos sociales, relacionados con dicha clase social, las artes gráficas se revalorizaron y llegaron a protagonizar la estética de la época. A través de revistas, programas musicales, publicidad, invitaciones, etc, se creó todo un estilo característico, donde los artistas utilizaban este vehículo de difusión, como una promoción personal de su arte. Siendo Barcelona referente en el diseño del cartel, con ejemplos tan relevantes como Ramón Casas, la extensión de dicha técnica, soporte, y estética se trasladó a otras áreas del país, como por ejemplo Valencia, la cual vivió un esplendor del género», destaca Setdart.

Compartir el artículo

stats