Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La zarzuela del nuevo siglo desafía al público valenciano desde Les Arts

El coliseo acoge del 3 al 10 de noviembre «Doña Francisquita», versionada por Lluís Pasqual

Jesús Iglesias, Lluís Pasqual y Jordi Bernácer junto al resto del elenco. | BIEL ALIÑO

Saltos temporales, pantalones vaqueros y televisión. Así es la zarzuela del s. XXI, o al menos, como la entiende el director de escena Lluís Pasqual, antiguo director del Teatre Lliure de Barcelona. Él ha sido el encargado de versionar ‘Doña Francisquita’, de Amadeo Vives con libreto de Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw, que llega al Palau de les Arts el próximo 3 de noviembre. Se trata de una coproducción del Teatro de la Zarzuela, el Gran Teatre del Liceu y la Ópera de Lausanne.

«El franquismo intentó hacerse con la zarzuela, como con el flamenco, pero no lo consiguió», explicó ayer Pasqual durante la presentación de ‘Doña Francisquita’, en compañía del director artístico de Les Arts, Jesús Iglesias, el director musical de la Orquesta de la C. Valenciana en esta producción, Jordi Bernácer, y los intérpretes Ruth Iniesta e Ismael Jordi. «Siempre intento adaptar el libreto, porque el público al que está dirigido el texto, obviamente, no existe, y para poder empatizar con la pieza tenemos que entenderla», explicó el director.

‘Doña Francisquita’ recibió abucheos durante dos representaciones en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, cuando se estrenó en 2019. Su modernidad causó impresión entre los más puristas. «Hace diez años que hice la producción ‘Château Margaux ‘y ‘La viejecita’ -una revisión de estas dos zarzuelas en homenaje a la radio- y nadie dijo absolutamente nada. Para que veáis lo que hemos retrocedido durante este tiempo», lamentó Pasqual. «Esas dos funciones no representan al público madrileño, porque fueron dos funciones de 17, y no sería justo. Después, fuimos al Liceu y a Lausanne», añadió.

‘Doña Francisquita’ ganó el Premio Max al mejor espectáculo lírico y según Jesús Iglesias, «es considerada una de las zarzuelas más innovadoras de los últimos años».

El director musical Jordi Bernácer aseguró apoyar las adaptaciones, ya que considera «que es imposible entender las claves de una zarzuela sin adaptarla a nuestro tiempo», y añadió: «La zarzuela es amada por la calidad de su compositor». Sobre Amadeo Vives, el compositor de ‘Doña Francisquita’, aseguró que era alguien que «miraba a Europa, a Puccini, y que aprovechaba las últimas novedades del impresionismo francés».

«El maestro y el director de escena son los dos raíles de un tren. Es como la pareja que está conduciendo de noche por una carretera. No hablan, pero no hace falta. Se entienden. Lo nuestro tiene que ser lo mismo», explicó el director barcelonés entre risas.

Respecto a la trama, Pasqual aseguró que se divide en tres actos. Cada uno representa un periodo de la historia. «El primer acto muestra un estudio de grabación de la época de la República, el segundo está dedicado a los años 60, el momento álgido de la zarzuela, ya que era emitida por la televisión; y el tercer acto nos traslada a la actualidad, con un ensayo de zarzuela. En todos ellos interviene el actor Gonzalo de Castro», detalló Pasqual. El actor, popularmente conocido por su papel en la serie «Siete vidas», será el hilo conductor de los tres actos e interpretará a «personas importantes que influyen sobre la zarzuela».

«Tenemos la obligación moral de incorporar la zarzuela en la programación de Les Arts. Es un género que forma parte de nuestra cultura. Queremos revitalizar el interés que existe sobre estas producciones», explicó por su parte Jesús Iglesias.

Fichaje estelar

Las funciones contarán con la colaboración de la prestigiosa bailarina y ejecutante de castañuelas Lucero Tena, de 83 años. Fue conocida por interpretar obras clásicas, hasta tal punto que Joaquín Rodrigo le dedicó sus Dos danzas españolas en 1966.

Compartir el artículo

stats