Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Festival de cine de Sitges

WomaninFan, el futuro de las cineastas del género fantástico

Claire Denis, Ana Lily Amirpour, Jessica Hausner, Cecile Sciamma, Julia Ducournau.

El Festival de Sitges no entrega el palmarés de esta edición hasta dentro de unos días pero ya tiene una ganadora que presentar a los cinéfilos y al sector. Estíbaliz Burgaleta ha sido premiada con la beca ‘Girls just wanna have fan’, ideada por la organización para estimular la creación de producciones de género con sello de mujer a partir de ayudas al desarrollo de cine fantástico. Burgaleta llevará a cabo un corto-teaser de su proyecto de largometraje ‘El chino’, la historia de una invasión zombi en un supermercado que bebe de clásicos ya como la taquillera película coreana 'Tren a Busán' pero también del hit nacional 'Rec 3', de Paco Plaza. Guionista desde 2012, esta madrileña tiene experiencia por su participación en series de éxito como 'Velvet' y la recién estrenada en Netflix ‘Tú no eres especial’, cuenta con un par de cortometrajes que ha escrito y dirigido, pero a partir de la iniciativa del Festival de Sitges puede dar el salto al formato rey del cine, un paso que aún les cuesta dar a muchas mujeres de talento.

Mónica García Massagué, impulsora del proyecto WomaninFan del festival y directora general de la Fundación del Festival de Sitges, está decidida a promover oportunidades para que muchas de las mujeres que emprenden el camino cinematográfico del género fantástico puedan dar continuidad a sus primeros proyectos, algunas como las nueve finalistas que podrán participar en las actividades de la industria programadas en el Festival para estrechar relaciones en el sector y facilitar contactos laborales y el trabajo en red.

García Massagué presenta también estos días un libro que recopila artículos sobre la participación de las mujeres cineastas en el género que pretende dar una visión desde distintos ángulos del fenómeno, durante mucho tiempo invisibilizado o directamente inexistente o maltratado. El director del festival, Ángel Sala, la profesora de cine y crítica Violeta Kovacsics o la productora y programadora de festivales de cine Heidi Honeycutt son algunas de las voces que aportan su visión sobre la mirada femenina en la filmografía para dar claves distintas del estado de la cuestión. 

Las invisibles

Por el libro desfilan desde históricas mujeres del cine borradas como Thea Von Harbou, la mujer de Fritz Lang pero sobre todo la guionista de la mítica ‘Metrópolis’, la pionera directora estadounidense Alice Guy- Blaché y otras que se abrieron paso a machetazos en un sector dominado por los hombres como Stephanie Rothman, la primera mujer en obtener una beca Director’s Guild of America y que multiplicó su trabajo en producciones B de los años sesenta y setenta rompiendo con la tradición de ser mujer de o familia de para labrar su trayectoria profesional. 

¿Hay cine de mujeres?

También conocemos la evolución de las creadoras en el cine fantástico español de la mano de Diego López-Fernández, programador en el Festival, un camino más espinoso que el estadounidense por el peso del franquismo y su educación, como el cine europeo ha sido caldo de cultivo para las voces femeninas en el género aunque con el hándicap de encajonarse como cineastas de autor, lejos de las grandes taquillas que solo tocaron estrellas como Kathryn Bigelow con un cine alejado de las temáticas relacionadas con la mirada de mujer. “No hay cine de mujeres”, sentencia Kovacsics, que reivindica el valor de las aportaciones de realizadoras para normalizar el rol de las mujeres en el género, más allá de su mirada de género. 

Cuotas en el sector

El debate sobre las cuotas también es abordado en una entrevista a Annick Mahnert, productora y programadora de cine y directora del foro de la industria Frontières, uno de los más influyentes, que reivindica la capacidad de las mujeres de “abrir la puerta a otro universo de referentes, de miedos e inquietudes que conocemos por nuestra propia sensibilidad”, explica. Subvenciones y ayudas son necesarias, razona, pero cuotas… ”es la calidad de las producciones que ven la luz lo que ayudará a consolidar la posición de las mujeres en el sector”, zanja.

Claire Denis, Ana Lily Amirpour, Jessica Hausner, Céline Sciamma, Jennifer Kent, Julia Ducournau, pero también Patty Jenkins ('Wonderwoman') y Karyn Kusama ('Jennyfer’s body') o Mary Lambert ('Cementerio viviente') transitan por el libro con sus distintas aproximaciones al género.

“¿El futuro? Pues poder responder casi sin pensar a la siguiente cuestión: cita una directora cuyo apellido se emplee para descubrir un estilo propio, al igual que hacemos al hablar de una película de tintes lynchianos o hitchcockianos”, zanja Mónica García. 

Compartir el artículo

stats