15 de octubre de 2010
15.10.2010
Levante UD

Catalán: "No renuncio a compartir casa con el Valencia"

15.10.2010 | 17:00
Barberá y Catalán, en la firma del convenio urbanístico

El presidente de Levante espera que el convenio urbanístico con el Ayuntamiento ayude "suficientemente" al club

El presidente del Levante, Quico Catalán, ha afirmado que confía en que el convenio urbanístico que ha firmado con el Ayuntamiento de Valencia para recalificar los terrenos en los que se ubica el actual estadio 'Ciutat de València' sea una "ayuda suficiente" para el futuro del club valenciano.

El máximo dirigente de la entidad valenciana ha escenificado la firma de este convenio junto a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberà, a quien agradeció "el apoyo constante" del consistorio valenciano al Levante, que con esta acción cumple un paso más para vender su estadio y así rebajar una deuda "que asciende a más de sesenta millones de euros".

"Es una lástima vender nuestra casa, pero no hay otra solución. Ahora hay que demostrar que esta ayuda tiene un futuro cierto y que se debe materializar con una buena gestión transparente, para que ésta sea suficiente. Asumimos el compromiso de materializar una hoja de ruta muy clara en la que hay que revalorizar nuestros activos y venderlos con tal de saldar la deuda. Luego construiremos un nuevo estadio que sea una casa propia en la que seguir teniendo futuro y también un referente para la ciudad", explicó.

Catalán calificó el convenio como "una garantía y aval para que, aún más, se crea en el presente y futuro de este club, en el que el Ayuntamiento y Levante irán siempre de la mano". "Ha sido bonito buscar que el interés del Levante se compagine con el de los valencianos. Posiblemente este sea uno de los días para remarcar en la historia del club y uno de los más importantes en estos dos últimos años", agregó.

Por su parte, Rita Barberà, que felicitó al Levante "por la situación de consolidación deportiva en la que ha superado las primeras trabas de la temporada para situarse en una posición tranquila", señaló los principales puntos de este plan de ordenación urbanística, en el que se recalificarán "un total de 24.749 metros cuadrados, de los que 15.000 metros cuadrados irán destinados a la construcción de zonas verdes y equipamientos de barrio, con un parque de 5.000 metros cuadrados".

La alcaldesa de Valencia cuantificó en 515 las viviendas que se construirán en el emplazamiento del actual estadio del Levante, de las que 165 serán viviendas de VPP (Viviendas con Protección Pública), situadas en unos edificios que tendrán 20 alturas.

"A partir de ahora hay seis meses para que el Levante plantee la modificación del plan general, lo que posteriormente será estudiado por el Ayuntamiento para ser aprobado y, que de esta forma, el club consiga un saneamiento digno de admiración. Lo importante es que esta oportunidad sea aprovechada al máximo para el bien del Levante", indicó.

NUEVO ESTADIO PROPIO DE ALREDEDOR DE 15.000 ESPECTADORES.

Asimismo, Rita Barberà subrayó que todo este acuerdo desembocará en un nuevo estadio para el Levante, en el que "la única condición puesta por el Ayuntamiento será que tenga una capacidad de entre 15.000 y 18.000 espectadores, que es lo que necesita la ciudad para incurrir en ciertos circuitos culturales y de ocio en los que Valencia no está inmersa por la falta de una instalación de este tipo".

La alcaldesa del consistorio valenciano aclaró que será el Levante quien proponga al Ayuntamiento la ubicación de su nuevo estadio y la forma de financiación, y consideró "poco probable" que la instalación se construya en actuales terrenos públicos "porque no hay demasiados, así que tendrán que adquirirlos".

En este sentido, Quico Catalán opinó que "no es urgente" la elección de la ubicación del nuevo estadio, ya que "lo prioritario era la firma de este convenio", y recordó que la venta del actual estadio "es una carrera de fondo en la que tenemos cinco años para elegir el mejor momento". "No estamos obligados a vender hoy", sentenció.

"El Levante quiere tener su propia casa y no se contempla otra cosa que no esté en este convenio. Es verdad que en esta hoja de ruta todo parece muy fácil, pero nadie sabe lo que puede ocurrir dentro de cinco años. No renuncio a compartir casa con el Valencia, porque, en un futuro, a lo mejor el Levante tiene que llamar a las puertas del Valencia para pedir el favor puntual de compartir estadio, pero no es lo que se contempla ahora porque sería poco serio decir algo diferente a lo que se ha firmado", apuntó.

Catalán garantizó que habrá financiación para el nuevo estadio ya que, aunque "es muy difícil hacer números", avanzó que no habrá problemas en construirlo si dentro de cinco años la entidad no tiene deudas. "En ese caso, igual llegamos hasta con dinero en caja, pero si no, habrá financiación, y si el equipo sigue en la Liga BBVA, todo será mucho más fácil", finalizó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine