14 de agosto de 2019
14.08.2019

El año más duro para Valencia BC

Ponsarnau considera que el aumento de equipos en la Euroliga y jugar la Liga Endesa hacen que la exigencia "sea enorme" - El técnico 'taronja' asegura que se ha formado una plantilla competitiva "sin estrellas pero con muy buenos jugadores"

13.08.2019 | 23:13
Jaume Ponsarnau, durante un partido la pasada temporada con el Valencia Basket.

El Valencia Basket afrontará este curso la temporada más dura de su historia. Son palabras de su entrenador, Jaume Ponsarnau, que se enfrentará el reto «con la máxima ilusión». «Afrontamos la temporada más dura que haya afrontado nunca el Valencia Basket o cualquier otro equipo de Europa. Al aumentar los equipos en Euroliga y al seguir jugando nosotros una competición tan exigente como la Liga Endesa, eso hace que la exigencia sea enorme, pero también el reto. Y nos hace mucha ilusión afrontarlo», señaló ayer el preparador taronja en declaraciones facilitadas por el club.

A poco menos de una semana de que empiece la pretemporada y con algunos jugadores ya en València realizando trabajo individual, el entrenador explicó que para hacer frente a una temporada con un calendario tan extenso y complicado «teníamos que hacer una plantilla larga, para afrontar y tener la máxima capacidad durante toda la temporada. Era bueno afrontarla no solo con plantilla larga sino además con buenos jugadores y en ese sentido estamos muy satisfechos».

Competitividad en conjunto

El entrenador señaló que se ha formado una plantilla «sin grandes estrellas, pero con muy buenos jugadores». «Todos son muy buenos jugadores y eso nos tiene que ayudar a ser todo lo competitivos que podamos ser», prosiguió el de Tàrrega, que también explicó los problemas que se encontraron para poder cerrar la contratación de Sergio Rodríguez y alguna otra estrella que estuvo en la órbita taronja.

«El verano ha sido muy didáctico y nos ha servido para darnos cuenta de cómo está la Euroliga y cuáles son las exigencias del mercado en la Euroliga. Lo primero que hemos identificado es que por los mejores jugadores, o los que tienen más nombre, se paga muchísimo», desveló el Ponsarnau.

Una sorpresa relativa ya que el esfuerzo que iba a realizar el Valencia Basket en el caso, por ejemplo, del base tinerfeño, era más que considerable. Así lo evidenciaba la oferta que tenía encima de la mesa. Sin embargo, existe otro factor más determinante que ha evitado que jugadores de mayor nombre hayan aterrizado este verano en La Fonteta: las licencias.«Estos jugadores quieren ir solo a proyectos que tengan licencia. Esto nos ha hecho darnos cuenta que lo que teníamos que sumar al equipo eran jugadores que quisiesen estar con nosotros», admitió el técnico taronja.

Afrontar el reto con ilusión

Tanto el Armani Milan -donde ha firmado Rodríguez- como el CSKA Moscú con la contratación de Mike James, tienen estas licencias que aseguran la presencia todos los años en Euroliga. No así el Valencia Basket, para el que «el reto es mayúsculo y es mejor afrontarlo con el compromiso de hacerlo al 100%. Y con ilusión, porque la ilusión al final tiene que ser uno de los combustibles de la energía que vamos a necesitar para afrontar esta temporada tan dura. Y en este sentido, estamos muy satisfechos», insistió el técnico del equipo valenciano.

Por último, Ponsarnau destacó que «una de las cosas por la que estamos contentos es que hemos podido mantener una idea, una característica, que es la del dinamismo. Vamos a poder seguir siendo un equipo dinámico, tanto en ataque como en defensa, e incluso creemos que podemos mejorar en detalles y en características respecto a la temporada anterior».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes