10 de agosto de 2020
10.08.2020
Levante-emv

Otamendi, la eterna tentación de Peter Lim

El máximo accionista quiere fichar al central argentino, que a su vez quiere volver, pero la operación voltearía toda la planificación estival

09.08.2020 | 23:50
Otamendi, la eterna tentación de Peter Lim

El nombre de Nico Otamendi reaparece en el verano del Valencia CF. Y la principal razón es porque Peter Lim, máximo accionista del club, no se quita de la cabeza el anhelo de fichar al central argentino. El internacional albiceleste vive también en una situación parecida. Otamendi está por la labor de volver, incluso rebajándose los altos emolumentos económicos que percibe en el Manchester City. No se olvida de su corto pero intenso periplo en el equipo valencianista, al que emocionalmente coloca de nuevo como destino prioritario, una vez que los citizens le han instado a cambiar de aires.

Sin embargo, más allá del cruce de deseos entre Peter Lim y Nico Otamendi, el regreso es una cuestión complicada. El Valencia tendría que dar una vuelta a la planificación fijada en los últimos posteriores a la llegada de Javi Gracia entre el mismo entrenador, Miguel Ángel Corona y Anil Murthy. Quizá, lo menos problemático teniendo en cuenta la valía competitiva del defensa de 32 años.

Lo cierto es que el nombre del bonaerense surgió en el inicio de la negociación para la venta de Ferran Torres. Txiki Begiristain y Ferran Soriano ofrecieron futbolistas con la intención de abaratar el fichaje. El nombre que más atractivo generó en esos momentos fue el de Otamendi, si bien los ejecutivos del City cerraron las puertas a una cesión al considerar que por su edad el objetivo con el ex del Oporto es hacer caja con un traspaso aprovechando el reconocimiento del defensa en el mercado europeo. Una postura que se ha hecho menos firme, rebajando el precio, tras la contratación de Nathan Aké.

Los obstáculos, no obstante, siguen existiendo. Meriton debería cuadrar el estatus con el que Otamendi vendría del City dentro de una plantilla que verá ampliamente reducido su coste global, además de hacer hueco a un nuevo extracomunitario con el cupo cubierto y con Yangel Herrera en la 'sala de espera'. Nico pasó tres años en Portugal antes de recalar en el Valencia, donde cumplió una temporada. Ahora suma cinco años en Manchester. Periodos todos inferiores a lo necesario para obtener la nacionalidad en la Unión Europea.

El cambio de planes


El hecho de que finalmente Lim decidiera lanzarse a por Otamendi supondría un ligero cambio en los planes: olvidarse de Yangel Herrera, también sin pasaporte comunitario, o la venta de alguno de los actuales extranjeros del equipo: Gabriel Paulista, Kang In o Maxi. La primera alternativa sería más factible, pues por ahora no existe ningún compromiso irreversible con el venezolano. Bajo ese supuesto, si Gabriel obtiene la nacionalidad española, como así se espera, Otamendi cabría sin mover más piezas.

El brasileño ha realizado ya todos los exámenes y trámites para alcanzar la nacionalidad española. Ya solo queda que el Ministerio envíe la resolución favorable y sea citado para jurar obediencia a la Constitución, al estado español y sus leyes. Los obstáculos son muchos, aunque el Manchester City ha suavizado uno de ellos, el precio del jugador. Tras el fichaje del holandés Nathan Aké por 45 millones, Guardiola tiene ya consigo el central que deseaba y, según 'The Sun', y los citizen aceptarían ofertas por Otamendi si llegan a ocho millones de libras, es decir, algo menos de nueve millones de euros. Nápoles y Betis son equipos dispuestos a entrar en una puja por el de Buenos Aires. Manuel Pellegrini lo conoce perfectamente, pues junto a él Nico ofreció un gran rendimiento en su primer año en Manchester. Por su parte, los napolitanos buscan recambio ante la más que probable venta del senegalés Koulibaly.

En principio, el elegido para reforzar el centro de la zaga valencianista es el luso Diogo Leite, para el que Lim augura un futuro prometedor. Habría que ver cómo afectaría en una llegada como la de Leite, claramente avanzada, desde el punto de vista económico y deportivo un nuevo replanteamiento que apuntase a Otamendi una vez que el argentino se ha puesto a tiro en el mercado. A sus 32 años, el Valencia debería ofrecer a Nico un contrato por encima de los años que le quedan con el City, todo con tal de prorratear la alta ficha del internacional con Argentina en 70 ocasiones. Más de 100.000 libras a la semana en el City. Con el conjunto inglés, Otamendi ha conquistado siete títulos, entre ellos, las ligas de la Premier en 2018 y 2019. Esta temporada opta a la Champions con el equipo de Pep Guardiola, quien lo ha utilizado en 39 partidos y casi 3000 minutos de juego, a pesar de no contar plenamente con él con vistas a la próxima campaña 20/21.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes