18 de agosto de 2020
18.08.2020
Levante-emv

El Valencia CF no puede pagar las fichas de los jugadores y les ofrece pagarés

La plantilla rechaza la forma de pago del club, que tiene problemas de liquidez, porque no está avalada por el máximo accionista

17.08.2020 | 23:24
El Valencia CF no puede pagar las fichas de los jugadores y les ofrece pagarés

Solo unos días después de que el presidente del Valencia CF, Anil Murthy, se dirigiese al valencianismo a través de una carta abierta que empezaba diciendo «debemos ser un Club serio. Debemos ser responsables. Un club en quiebra no es un mejor club», la directora financiera del «club serio»· se reunía en la ciudad deportiva con la plantilla del primer equipo para comunicarles de manera oficial el plan del «club serio» para pagarles las fichas del pasado mes de junio que todavía no han cobrado. El Valencia CF paga las fichas de sus futbolistas en dos plazos, en enero y en junio, y las fichas de junio todavía no se han pagado por un problema simple: falta de liquidez. El club no tiene dinero en caja en estos momentos.

Por ello, después de las conversaciones que hubo el pasado sábado entre el presidente Anil Murthy y los capitanes, ayer se produjo la reunión entre la directora financiera y toda la plantilla en la ciudad deportiva. No estaba el presidente a pesar de que a lo largo de la mañana sí se desplazó hasta las instalaciones de Paterna. En esta reunión Ibáñez ofreció a los futbolistas cobrar las fichas de junio en pagarés que vencen en septiembre de 2021 pero los jugadores lo rechazaron. Esta es la propuesta del club a los futbolistas: El Valencia CF ha hecho una operación con una entidad bancaria por la cual los jugadores a partir del 1 de septiembre de 2020 y hasta septiembre de 2021 pueden cobrar sus fichas en pagarés. Si un jugador accede a cobrar estos pagarés en esas fechas, los intereses que genera al banco que le paga los asume el Valencia CF. Si decide no ejecutar los pagarés y esperar a que venzan en septiembre de 2021, los intereses se los quedará el propio jugador. Es decir, si tiene que cobrar diez euros y hay un euro de interés, si se ejecuta el pagaré antes de septiembre de 2021 el euro de interés lo paga el Valencia CF. Si se espera a que venza y lo cobra después de septiembre de 2021 el jugador en vez de ganar diez euros gana once, diez de ficha más el euro por el interés.

Se trata de una operación bancaria bastante común en empresas con problemas de liquidez. De momento la plantilla valencianista ha rechazado la primera propuesta del club y hoy se esperan más reuniones. El club está tranquilo y cree que llegará a un acuerdo con los futbolistas. ¿Por qué de momento no hay acuerdo con los futbolistas? Pues se trata fundamentalmente de un problema de confianza, casi un gesto. Los pagarés que el Valencia CF ofrece a los futbolistas para cobrar no están avalados ni por el Valencia CF –por ejemplo con los ingresos por televisión- ni tampoco personalmente por Peter Lim, con su patrimonio personal. El banco con el que el club ha hecho la operación confía en que cuando llegue septiembre de 2021 el Valencia CF le pagará -es difícil pensar que Lim deje caer una empresa en la que ha invertido 200 millones de euros- y por lo tanto el club espera que los futbolistas tengan ese mismo gesto de confianza.

Pero claro, ¿qué sucede si el Valencia CF en septiembre de 2021 no le paga al banco que emite los pagarés teniendo en cuenta que los pagarés no están avalados? Pues el banco obligaría a devolverle el dinero a aquellos futbolistas que hayan ejecutado los pagarés. En cambio, si es Peter Lim o el Valencia CF quien avala los pagarés, en caso de impago, el banco le pediría el dinero no a los futbolistas, si no al avalista. Si un futbolista espera a septiembre de 2021 para cobrar los pagarés y el Valencia CF no le ha pagado al banco, directamente no podría cobrar.

El Valencia CF transmite a los futbolistas que el problema de liquidez viene generado porque el equipo no está esta temporada en la Liga de Campeones y por la incertidumbre que genera en el presupuesto la pandemia del coronavirus, que el propio Anil Murthy detalló en su carta a los aficionados con tres puntos: 1.- Los derechos de televisión pueden reducirse un 30%. 2.- Los ingresos comerciales (taquilla y patrocinio) se reducirán en un 50%. Y 3.- Es probable que los ingresos totales se reduzcan a la mitad. Eso sí, a nadie escapa que tanto el máximo accionista Peter Lim como el presidente Anil Murthy son responsables del descenso de ingresos por no estar en Champions después de las decisiones de cesar a Marcelino, la salida de Mateu Alemany y el fichaje de Albert Celades como técnico.

Y ahí está en estos momentos el desencuentro. La plantilla le ha transmitido al club voluntad de colaboración, pero ante los argumentos que exhibe el club, pide un gesto. ¿Qué argumentos exhibe el club? Los anteriormente expuestos, es decir, Lim no va a dejar caer una empresa en la que ha invertido 200 millones, y en caso de que hubiese un problema de liquidez también a la hora de pagar al banco en septiembre de 2021, aparecería él. Por ello la plantilla pide que el gesto de confianza sea ahora avalando y no de palabra por si hay problemas financieros dentro de un año. En definitiva, es un gesto por parte del club. De hecho, lo que ha sucedido es lo contrario, ya que en la carta que el presidente Anil Murthy mandó a los valencianistas el pasado viernes, cuando se refirió a los futbolistas, lo hizo señalando a algunos, en concreto a los veteranos: «Debemos bajar los salarios, lo que significa vender jugadores con dos años o menos de contrato y salarios altos. Además, algunos están envejeciendo y son propensos a sufrir lesiones. No podemos mantenerlos y no deberíamos».

A esto se añade que las la propiedad ha tomado decisiones contradictorias en los últimos meses que hacen que los futbolistas pidan de antemano el gesto al club. Y las decisiones son que un día el director deportivo les dice por la mañana que Celades va a seguir pase lo que pase, y ese mismo día, avanzada la tarde, el máximo accionista cesa a Celades. El 18 de marzo el presidente envía una carta alos empleados del club, entre los que se encuentran ellos, y les dice que sus sueldos no es van a ver afectados por la pandemia del coronavirus y unas semanas después el propio Murthy les pide que se tienen que bajar el sueldo casi un 10% el sueldo. Todo ello unido a los acontecimientos del pasado verano tras el cese de Marcelino.


Piden un gesto a Peter Lim

Los futbolistas ven bien las medidas que está tomando el club para cuadrar el presupuesto de esta temporada y que siga siendo viable y en ese sentido no entra en decisiones que no le competen, pero sí pide un gesto de confianza por parte del Valencia CF y de su máximo accionista. Por ello, no son pocos ya los sectores del valencianismo que reclaman un gesto por parte del máximo accionista además del gesto con los jugadores. Peter Lim debe explicar a los aficionados cuáles son sus intenciones con el Valencia CF porque ahora queda una pregunta en el aire: si no avala o capitaliza para pagar a los futbolistas, ¿cómo pensar que lo hará para terminar el estadio?.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes