Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El azulejo salva la crisis y espera cerrar 2020 creciendo hasta un 2 %

Las exportaciones sostienen el ejercicio del sector gracias a mercados internacionales estratégicos como Estados Unidos, Alemania, Francia, Arabia Saudita y Emiratos Árabes

El presidente de Ascer, Vicente Nomdedeu, con Ismael García y Alberto Echevarría. | LEVANTE-EMV

El presidente de Ascer, Vicente Nomdedeu, con Ismael García y Alberto Echevarría. | LEVANTE-EMV

El sector azulejero le planta cara a la crisis sanitaria impuesta por la covid-19 y esperar cerrar su facturación global del ejercicio 2020 con un crecimiento de hasta el 2 % con respecto a los datos de 2019 en el mejor de los casos, porque las previsiones de la patronal azulejera Ascer se mueven en una horquilla de entre el -1 % y el 2 %. Una previsión positiva incluso en el peor de los casos debido a las muchas e importantes trabas que las empresas han encontrado para desarrollar su trabajo en los últimos meses, pero que quedan muy lejos de las previsiones con las que la industria productora de pavimentos y revestimientos cerámicos inició el año y que eran del 6 %.

El presidente de la patronal azulejera Ascer, Vicente Nomdedeu, asegura que 2020 «ha estado marcado por la incertidumbre» y subraya que, tras los meses más duros, que fueron marzo y abril, en los cuales se experimentaron caídas en las ventas de casi un 50 %, «el sector ha ido recuperando progresivamente su actividad, sobre todo en mercados internacionales». El mercado doméstico, por el contrario, «evoluciona peor y no ha sido capaz de recuperar su nivel de ventas».

De hecho, las exportaciones, que significan el 75 % del negocio de baldosas cerámicas españolas, registrarán este año un incremento de entre el 1 % y el 4 % respecto a 2019, mientras que las ventas nacionales registrarán una caída de entre el 7 % y el 4 %. También caerá el nivel de producción, lo que, de alguna manera, igualará la oferta y la demanda y, por lo tanto, eliminará stocks en las fábricas.

En esa línea, Nomdedeu reconoce que las cifras que maneja la industria azulejera «son aparentemente positivas, sobre todo si se comparan con las de otros sectores que están atravesando momentos muy complicados». Eso sí, el presidente de la patronal azulejera resalta que debido al virus «el sector ha dejado de facturar, según las previsiones de principio de año, entre 5 y 6 puntos». Y también que la moderada recuperación de ventas no se da por igual entre las distintas empresas del sector: «Hay empresas que crecen, pero hay otras que están atravesando serias dificultades».

Los últimos datos que maneja Ascer en lo referente a exportaciones corresponden a los diez primeros meses del año, entre enero y octubre, revelan que los mercados que más han crecido son Estados Unidos (15,1 %), Alemania (16,6 %), Francia (1,8 %) se mantiene estable y es el mejor cliente de Tile of Spain después de Estados Unidos; y finalmente Arabia Saudita (71,3 %) y Emiratos Árabes (52,6 %).

Reino Unido por el contrario, es un mercado estratégico para Tile of Spain que pierden fuerza. En los 10 primeros meses del año ha reducido su consumo de pavimentos y revestimientos cerámicos españoles un 9,8 % hasta octubre debido, principalmente, a la incertidumbre provocada por el Brexit. En cualquier caso, las previsiones son moderadamente optimistas con respecto al mercado inglés: «Si no hay acuerdo los aranceles serán de un 4 %. Las empresas del sector están más que acostumbradas a vender a países fuera de la UE y, por tanto los trámites aduaneros, no serán un problema», explica el vicepresidente de Ascer Ismael García. Otro mercado estratégico que registra números rojos es Marruecos, que cae un 12,8 %.

«La cerámica es un sector netamente exportador: el cuarto que más superávit aporta a la balanza comercial nacional, con 2.700 millones de euros en 2019, cifra que ha contribuido a reducir el déficit comercial de España en un 8 %», explica Nomdedeu, que recuerda que el clúster cerámico castellonense representa 14,4 % del PIB industrial de la C. Valenciana y supone más del 20 % del total del PIB de Castelló. «Tenemos un efecto tractor y multiplicador muy importante ya que por cada euro de PIB directo del sector aporta 2,1 euros de PIB adicional a la economía de España, y por cada empleo directo del sector, aporta 2,8 empleos adicionales a la economía española. Y este peso tiene que ser reconocido y apoyado por nuestras Administraciones.», afirma Vicente Nomdedeu.

Unas cifras que autorizan a Nomdedeu y al sector a reclamar mayor atención tanto por parte del Gobierno de España como del de la Comunitat Valenciana. El sector azulejera necesita ayuda frente a la competencia internacional «porque la fabricación de cerámica se ha generalizado en muchos países del mundo», puntualiza el presidente de Ascer.

Ante el avance de los productores emergentes y las consecuencias de la covid-19 en la economía, el sector reclama un plan integral para el impulso de la demanda a través de los Planes de Reforma y Rehabilitación, la rebaja de la carga fiscal, apoyo directo a las empresas para hacer frente a la necesaria solvencia para devolver los fondos ICO, mejora de la formación de colocadores en todo el país, cuya mano de obra es escasa y poco profesionalizada; apoyo a la investigación de tecnologías que permitan a las empresas azulejeras cumplir con los objetivos de descarbonización de la UE y la transformación digital del clúster y el canal de distribución.

A nivel internacional, Ascer valora de manera muy especial que en 2020 se ha conseguido el cierre del expediente antidumping en los países integrantes del Golfo sin ningún tipo de medidas para España. Sin embargo, sí que se han impuesto medidas arancelarias para India y China, lo que ha permitido a Tile of Spain ocupar determinados segmentos de mercado en esta zona e, incluso crecer en mercados como EE UU.

Compartir el artículo

stats