Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tren lanzadera entre Sagunt y València es inviable sin tener terminal norte y ayudas de la UE

El estudio elaborado por la UPV y Propeller destaca que los costes del traslado de contenedores en ferrocarril (307 euros/TEU) son un 13 % superiores a los del camión (272 euros)

El tren lanzadera entre Sagunt y València es inviable sin tener terminal norte y ayudas de la UE

El transporte de mercancías en tren sigue siendo caro respecto al camión. El estudio sobre la viabilidad operativa y de explotación de una lanzadera ferroviaria entre Sagunt y el Puerto de València para el movimiento de contenedores, elaborado por la Universitat Politècnica de València (UPV) y Propeller (asociación de directivos del ámbito logístico), concluye que sin terminal norte (pendiente de licitación y que espera explotar la naviera MSC), nuevos accesos terrestres a la capital del Túria y ayudas de la Unión Europea, a través de los llamados ‘ecoincentivos’ de Bruselas, es poco viable y realista. Los costes de manipulación y traslado de mercancías en tren son superiores a los del camión.

Según el análisis de viabilidad del citado informe, coordinado por Ricardo Insa, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y profesor del Departamento de Transportes de la UPV, «la experiencia empírica en este tipo de proyectos no parece realista a la hora de mejorar la eficiencia operativa, económica y medioambiental de los tráficos por carretera al recinto portuario mediante una lanzadera entre Sagunt y el Puerto de València».

Y es que, con la situación actual de las infraestructuras próximas a estos emplazamientos marítimos, un tren lanzadera dejaría los costes de las mercancías transportadas desde el Puerto de Sagunt al de València en 307,5 euros por TEU (contenedor de veinte pies); frente a los 272,5 euros que cuesta llevarlas en camión. Un 13 % más. Además, tal como indican las estimaciones del estudio de la UPV en el largo plazo - es decir, con las citadas infraestructuras concluidas (corredor mediterráneo, acceso norte terrestre y nueva terminal de contenedores)- el coste por contenedor transportado en tren sería de 338 euros/TEU, frente a los 309,5 euros del camión.

El equipo de expertos sostiene que la actual capacidad ferroviaria de las terminales portuarias de contenedores del recinto del Grao imposibilitan atender un tren lanzadera. «Esto sólo será posible incorporando las seis nuevas vías de la futura terminal norte, dedicando 4 de ellas en exclusiva a este tráfico», puntualiza. Los responsables del análisis de viabilidad del tren lanzadera insisten en que «la factibilidad está totalmente condicionada por el desarrollo del corredor mediterráneo tanto en su infraestructura como en los plazos». También comentan que atender el 100% de la demanda futura de este proyecto exigiría una implicación por parte de Adif.

El proyecto analiza los modelos de los puertos de Melbourne, Amberes y Rotterdam y va a ser editado en las próximas semanas y será presentado por Propeller Valencia ante asociaciones, instituciones y representantes de los diferentes grupos políticos.

Perspectivas

El presidente de Propeller, Pedro Coca, matizaba ayer que a pesar de que el tren lanzadera sea «poco realista eso no quiere decir que no necesitemos un nuevo acceso ferroviario al Puerto de València. La construcción del túnel pasante liberaría Serrería y permitiría habilitar esa nueva conexión. Apostamos -añadió- por el desarrollo del transporte ferroviario, por supuesto, y apoyamos un crecimiento económico basado en la sostenibilidad».

Respecto al acceso norte por carretera al recinto del Grao, Coca recordó que en estos momentos se está a la espera de conocer el estudio de alternativas de Ineco (consultora del Ministerio de Transportes).

El máximo responsable de Propeller agregó que no se va a poder evitar una conexión por carretera y en túnel al recinto portuario valenciano. En primer lugar, porque podría alcanzarse un tráfico de hasta 10 millones de TEU -lo que difícilmente soportaría un acceso ferroviario-, y ahora sólo hay un acceso al puerto por el sur (por la V-30). También puntualizó que la pendiente máxima que puede afrontar un tren de mercancías (en la salida del túnel) no puede superar las 18 milésimas, muy inferior a la que pueden mantener los camiones.

El informe de la UPV se suma al promovido en 2020 por Propeller València, Cámara de Comercio y CEV sobre el impacto económico y social de la terminal norte de contenedores del Puerto de València, también elaborado por los técnicos de la Universitat Politènica de València, y que recientemente ha servido como base al Gobierno de España para responder una pregunta parlamentaria en el Congreso de los Diputados.

Compartir el artículo

stats