Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El megacentro de Amazon en Onda apuesta por el aeropuerto de Manises

Denomina a la plataforma VLC1 por su vínculo con el aeródromo valenciano frente al de Castelló

La megaplanta de Amazon en Onda, en la imagen, ocupa cerca de 77.000 metros y está en una plataforma de 200.000 metros. | GABRIEL UTIEL

El megacentro de distribución de Amazon en Onda, que comenzará a operar en primavera, ha apostado por el aeropuerto de Manises como base logística de referencia frente al aeródromo de Castelló. La multinacional estadounidense ha denominado a la plataforma VLC1 (Valencia 1), una etiqueta que en otras localizaciones siempre hace referencia a su aeropuerto internacional de operaciones. Por esta regla de tres, su base será el de Manises, situado a unos 71,6 kilómetros (49 minutos por la A-7 y AP-7), y no el de Castelló, localizado a 44,1 kilómetros (31 minutos por la CV-10). La noticia surge en un momento en el que el aeropuerto de Castelló se prepara para competir con Manises por el transporte de carga. El aeródromo castellonense (situado en Benlloch) tramita la solicitud de la compañía IAS Handling para gestionar la terminal de carga y establecer en la misma un Almacén Temporal de Depósito (ATD) de mercancías.

La megaplataforma de Onda es el primer gran centro de distribución de Amazon en la Comunitat Valenciana y también dará servicio al sur de Aragón y Cataluña. La compañía dispone de dos almacenes de última milla en Alicante y Paterna y última la apertura de un tercero en Picassent.

La multinacional fundada por Jeff Bezos está invirtiendo más de 227 millones de euros en sus centros de distribución de la Comunitat Valenciana. La mayor parte del presupuesto es para la plataforma de Onda, que ocupa una parcela de 200.000 metros cuadrados en el polígono Sur 13 y tendrá una superficie de operaciones de 77.000 metros cuadrados.

La plataforma logística de Amazon en Onda estará robotizada. Los robots que utiliza Amazon permiten acelerar el tiempo de preparación de los pedidos y reducir las distancias. Las obras avanzan a buen ritmo y el logotipo de la multinacional ya luce en la fachada del almacén. Los operarios trabajan en el acondicionamiento del interior de las instalaciones.

Además, la compañía avanza en la selección del personal especializado de perfiles muy variados entre los que destacan expertos en logística, informáticos, gestores de proveedores y desarrolladores de negocio. La previsión es que el centro empiece a funcionar entre finales de marzo y principios de abril.

Compartir el artículo

stats