Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mercado inmobiliario se dispara a niveles de la burbuja en la C. Valenciana

La compraventa de viviendas en la autonomía marca el mejor febrero en 15 años tras registrar casi 8.000 operaciones. La inflación contiene el avance de la obra nueva y hace repuntar la de segunda mano, que crece un 4 % en un mes

Visitantes a la feria inmobiliaria URBE, celebrada en València el pasado octubre.

La compraventa de viviendas en la Comunitat Valenciana se ha disparado un 35 % en febrero respecto al mismo mes del año anterior hasta alcanzar las 7.986 operaciones, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que sitúan al sector inmobiliario valenciano como uno de los más activos de todo el país, en el que se registraron 53.623 compraventas. La cifra también es un 18,6 % superior a la registrada en febrero de 2020, un mes antes del estallido de la pandemia. La cifra valenciana no solo supera la registrada antes de la pandemia en un 18,6 %, sino que supone el mejor febrero desde 2007 y el mes con más actividad desde abril de 2008, a las puertas de la gran recesión.

El estallido de la crisis sanitaria derrumbó la actividad inmobiliaria, que sin embargo acumula prácticamente un año de alza continuada en la Comunitat Valenciana. De hecho, es el segundo territorio donde más compraventas se han certificado en febrero tanto en números absolutos (solo por detrás de Andalucía) como en operaciones por habitante, donde con 199 por cada 100.000 personas solo es superada por La Rioja (201). También atendiendo al total de fincas transmitidas (viviendas urbanas más solares y rústicas), las 28.089 registradas en febrero en la autonomía dejan a la Comunitat Valenciana como la segunda más activa y la que más crece en términos interanuales (29,5 %).

Según el título de adquisición de las viviendas urbanas, las mencionadas 7.986 fueron a través de compraventa, 405 mediante donación, 21 vía permuta y 2.353 fueron fruto de herencias. Este último apartado crece casi un 15 % en el último año. El INE también recoge otras 2.713 operaciones bajo el epígrafe de «otras», las cuales no especifica. 

Desde 2007, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, no se registraba un febrero tan prolífico en cuanto a compraventa de viviendas en la Comunitat Valenciana. Aquel año hubo 10.768 y desde entonces nunca se había llegado a esas cotas.

Los precios, "moderados"

En cualquier caso, el portavoz del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Valencia (Coapiv), Vicente Díez, señala que la coyuntura actual no tiene «nada que ver» con la que gestó aquella burbuja porque los precios no están subiendo a la misma velocidad que las compraventas. «Hay que atender a ambos parámetros: operaciones y precio. Y en lo segundo no estamos al mismo nivel. Para el número de compraventas, la subida de los precios está siendo moderada», explica.

Además, apunta a que el actual contexto de guerra e inflación está provocando que se mire a la vivienda usada como un «valor refugio». «La inflación y la actividad inmobiliaria no siguen la misma línea, y aunque suba la primera, la segunda resiste. Otra cosa es la obra nueva, que sí que puede verse afectada por ese aumento de los costes», añade. Las cifras del INE corroboran la tesis de Díez, ya que 6.987 compras fueron de vivienda usada (4 % de incremento respecto al mes previo) y 999, de nueva (1 % de caída).

Según los datos del portal Idealista, el precio medio por metro cuadrado de la vivienda usada subió un 1,3 % en la Comunitat Valenciana durante el primer trimestre de 2022, hasta los 1.507 euros. En el último año la subida ha sido de un 5,9 % aunque todavía se encuentra un 18 % por debajo del precio máximo alcanzado en enero de 2006, según el portal inmobiliario.

En el conjunto nacional, la compraventa crece un 24 % interanual, con Canarias, La Rioja y Baleares como únicas autonomías que superan en operaciones a la valenciana.

Compartir el artículo

stats