Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oriol Amat: "El 42% de los fraudes se descubren por chivatazos"

Oriol Amat, catedrático de Economía Financiera, ofrece claves para detectar a las Empresas que mienten, título del libro que acaba de publica. Pero concede que el chivatazo desde dentro es la mejor vía para descubrir engaños contables.

Oriol Amat, catedrático de Economia Financiera y Contabilidad de la Universitat Pompeu Fabra. JOAN CORTADELLAS (FOTO CEDIDA POR PROFIT EDITORIAL)

Oriol Amat nació en Barcelona hace 60 años y es catedrático de Economía Financiera y Contabilidad en la Universitat Pompeu Fabra. También ejerce como profesor visitante de un buen número de universidades y escuelas de negocios europeas, americanas y asiáticas.

A principios de los años noventa una serie de fraudes financieros y contables que provocaron grandes pérdidas a muchos inversores y empresas y que dañaron enormemente la economía despertaron su interés por el maquillaje de la realidad contable de las empresas. El caso Enron, la quiebra de un gigante de energía estadounidense que administraba gasoductos y gestionaba la distribución de energía eléctrica fue tal vez el más sonado. La contabilidad pública de Enron, correctamente auditada sobre el papel, arrojaba una ganancias muy solventes por los artificios contables vinculados a las amortizaciones a muy largo plazo de ciertas inversiones de la empresa. Cuando el fraude estalló, se descubrió que los auditores estaban confabulados con los gestores de la¡ empresa para falsear las cuentas.

Oriol Amat analizó el caso con el profesor británico John Blake y, a resultas de su cooperación, publicaron al alimón el libro titulado Contabilidad creativa.

Dos décadas después vuelve sobre el mismo problema, algo más sofisticado en la actualidad, con el volumen Empresas que mienten, que acaba de ser publicado por Profit Editorial, dónde expone fórmulas para detectar que una empresa engaña y así evitar ser perjudicados.

El catedrático subraya la importancia de arbitrar fórmulas para facilitar las denuncias anónimas ante las autoridades puesto que la mayoría de los fraudes se detectan a partir de chivatazos de particulares. Y apunta que la corrupción de los políticos es doblemente perniciosa porque contribuye a relajar las costumbres de los ciudadanos y fomenta la mentira.

P Uno pensaría que tanto vendes, tanto ganas. ¿Cuánto se pueden maquillar las cuentas de una empresa?

R Las cuentas se pueden maquillar cometiendo ilegalidades por ejemplo, ocultando deudas o hinchando las ventas o los beneficios. Pero también se pueden maquillar las cuentas de forma legal, sin vulnerar la legalidad vigente. Esto ocurre porque la normativa contable es muy flexible lo que permite que una misma operación se pueda contabilizar de varias formas y a menudo las empresas lo hacen de la forma que más les conviene, en lugar de informar de forma objetiva e imparcial. Un ejemplo, cuando una empresa hace I+D lo puede reflejar como un gasto, lo que reduce el beneficio, o lo puede considerar en sus cuentas como un activo, lo que aumenta el beneficio. Si la empresa está interesada en mostrar que gana mucho dinero pondrá la I+D como un activo. En cambio, si a la empresa le interesa demostrar que no va muy bien -y así pedir subvenciones o pagar menos dividendos a los accionistas- pondrá la I+D como un gasto.

P ¿Qué porcentaje de las empresas mienten en sus cuentas?

R Los estudios que hemos hecho indican que alrededor del 10% de las empresas cometen engaños contables ilegales y, por tanto, fraudes. Los maquillajes legales, que también son engaños, afectan alrededor del 30 al 40% de las empresas según los estudios.

P ¿Se maquillan las cuentas o lo que hay que pagar a Hacienda?

R El maquillaje a menudo se hace para pagar menos impuestos a Hacienda. Un tipo de maquillaje es el que se hace a través de paraísos fiscales. No olvidemos que hay dos tipos de paraísos fiscales, los que tienen una baja tributación y los que, además, no tienen requisitos de información. De este segundo tipo tenemos, por ejemplo, las Islas Caimán. Las sociedades con sede en ese paraíso no tienen que informar de sus cuentas en esa sociedad lo que favorece que se puedan maquillar las cuentas del grupo del que forma parte esa sociedad.

P Los antiguos dirigentes de la Caja de Ahorros del Mediterráneo han sido concenados por falsear las cuentas de la entidad. Rodrigo Rato ha sido procesaro porque Bankia no ofreció una imagen veraz de sus números. ¿Son más mentirosas las entidades financieras o tienen más posibilidades de mentir?

R Como he sido consejero de la Comisión Nacional del Mercado de Valores no voy a hablar de estas empresas en concreto. Sólo puedo decir que las entidades financieras no son más mentirosas que el resto de empresas. Lo que ocurre con las entidades de crédito es que una parte muy importante de sus operaciones son los préstamos que conceden y el problema es que la estimación de la calidad de los préstamos concedidos puede ser objeto de estimaciones que pueden entrañar un grado elevado de subjetividad. Las entidades de crédito que han sido objeto de escándalos normalmente han tenido problemas con la gestión de los riesgos de crédito. En algunos casos, lo que han hecho es ocultar el deterioro de la cartera de crédito y tarde o temprano ha saltado el escándalo.

P Las empresas cotizadas, ¿mienten más o mienten menos?

R Como son objeto de muchos más controles (auditoría, inspecciones de los organismos reguladores y supervisores, etcétera) mienten menos. Lo que ocurre es que como se trata de empresas de gran dimensión, cuando hay fraudes contables su impacto mediático (y la pérdida que producen en los inversores) es mucho mayor.

P Los auditores, inspectores, ténicos de Hacienda, ¿hacen su trabajo?

Hay que tener en cuenta que el objetivo de los auditores no es encontrar fraudes. Su objetivo es comprobar si la empresa ha aplicado correctamente la normativa contable.

También podemos recordar que hay muchos fraudes que no se hacen públicos porque los auditores o los organismos supervisores los detectan a tiempo y obligan a la empresa a corregirlos antes de que salgan a la luz.

P ¿Se puede hablar de corrupción?

R El fraude contable y financiero es un tipo de corrupción.

P ¿Cómo se previene la falsedad? ¿Cómo se detecta?

R En el libro Empresas que mienten se expone sobretodo este tema: Cómo identificar señales de alerta que nos avisan de que una empresa puede cometer fraude contable o que ya lo ha cometido. Las principales señales tienen que ver con las personas (arrogancia, alto tren de vida, historial de delitos anteriores€), con la empresa (sistemas de retribución variable de los directivos muy agresivos que incentivan los fraudes, empresas no auditadas y con deficientes sistemas de control€), incoherencia entre datos operativos (número de empleados, número de tiendas) y resultados (por ejemplo, una empresa que está despidiendo muchos empleados y cerrando tiendas y que nos dice que está aumentando mucho las ventas y los beneficios). Finalmente, también hay señales claras de fraude en las cuentas. Por ejemplo, cuando no coincide el beneficio y la caja (es una empresa que dice que gana mucho dinero, pero en cambio en caja no tiene nada).

P ¿Quién detecta más engaños? Hacienda, el sistema judicial, la policía. ¿Por qué?

R Los engaños contables se descubren sobretodo a raíz de chivatazos. De acuerdo con ACFE (Asociación Internacional de Examinadores de Fraude) el 42% de los fraudes se descubren a raíz de chivatazos (normalmente de parte de empleados de la propia empres), el 25% se descubren por causalidad. El resto se descubren a raíz de controles de las empresas (16%), auditorias internas (14%) y auditorias externas (3%). Estos coinciden con otros tipos de fraudes. En España la mayor parte de los grandes escándalos de corrupción de los que habla a menudo la prensa se han descubierto a partir de chivatazos.

P El maquillaje contable ¿es producto nacional o internacional? ¿Hay países más proclives? En España, ¿hay regiones dónde abunde más?

R No hay estudios a nivel regional, pero si hemos hecho estudios por países. Así, hay mucho más maquillaje en los países mediterráneos, asiáticos, latinoamericanos y africanos. En cambio, hay mucho menos fraude contable en los países anglosajones y nórdicos.

P ¿Quién maquilla más, los ricos o los pobres, las multinacionales o las pequeñas empresas?

R Las pequeñas y medianas empresas lo tienen más fácil para maquillar ya que tienen menos controles. Sin embargo, las grandes empresas y las multinacionales hacen engaños muy relevantes en importe ya que tienen más medios, sobretodo cuando usan paraísos fiscales en los que no hay obligación ninguna de divulgar la información de las operaciones que realizan en ellos.

P ¿Hay sectores más propensos al maquillaje, que tengas más facilidades?

R Los estudios realizados nos dicen que el maquillaje se puede producir en muchos sectores. Por ejemplo, el mayor escándalo de Chile se ha producido en unos grandes almacenes; en Canadá fue en una empres minera; en Estados Unidos, en una empresa eléctrica y en un banco, etcétera.

P ¿Se puede acabar con el fraude contable?

R Seguramente los fraudes contables no se pueden eliminar del todo, ya que pasa lo mismo que con cualquier otro tipo de fraude, como robar bancos, por ejemplo. Pero pero si se pueden tomar medidas para reducirlos al máximo. Hay medidas que pueden ayudar. Por ejemplo, un aspecto relevante es que hemos de ser un poco más escepticos cuando analizamos las cuentas de las empresas. Este escepticismo nos hará estar atentos a las señales que ofrecen las empresas que engañan. Y nos llevará a mejorar la regulación contable para reducir su flexibilidad y asi evitar contabilizaciones interesadas que engañan, aumentar los sistemas de control en las empresas.

P ¿Se debe arbitrar algún tipo de fórmula para garantizar la efectividad de las denuncias anónimas?

R Sí. Es muy importante que las empresas tengan un canal anónimo de denuncias, no olvidemos que es la principal vía de descubrimiento de fraudes. Otro aspecto fundamental es reforzar los códigos éticos de la sociedad y las empresas, y en esto es clave que los líderes den ejemplo con su buen comportamiento ético. Cuando en un país sus gobernantes son corruptos es más fácil que el resto de la población sea más tolerante con la mentira y la corrupción, ya que los que deberían ser ejemplares lo que dan es muy mal ejemplo.

Compartir el artículo

stats