10 de mayo de 2015
10.05.2015

La Junta obliga a Fabra a dar el sondeo del 24M a los partidos al cierre de urnas

Reclama al Consell que «extreme el celo» para que el PP no maneje información privilegiada durante el día

10.05.2015 | 04:15
Votantes en las pasadas elecciones de 2011.

Habrá «israelita» el próximo 24 de mayo. La Junta Electoral no ve ilegal que el Consell haya contratado una encuesta a pie de urna para ir conociendo en directo cómo evoluciona la tendencia de voto durante la jornada electoral el próximo 24 de mayo. Así se desprende de la resolución de la junta del pasado viernes, tras una queja del PSPV por una encuesta que consideran innecesaria toda vez que Canal 9 ya ha sido cerrado.

Los jueces que velan por la transparencia y objetividad del proceso electoral señalan que no son competentes para «la prohibición de ningún sondeo o encuesta». Su única objeción es que el Consell debe compartir la información con el resto de partidos, pero tras el cierre de urnas: «La información de este sondeo debe facilitarse a todas la candidaturas electorales, una vez cerrados los colegios electorales, a través de la Junta, con la mayor celeridad posible», reza el documento firmado por Pilar de la Oliva, presidenta del TSJ. Y añade, como «exigencia al Consell», que «en el momento en que se cierren los colegios electorales», se haga llegar los resultados del sondeo a la junta. Una publicidad, en todo caso, que la Conselleria de Gobernación ya tenía previsto hacer a través de la página web.

La Junta se limita a reclamar al Consell que «extreme el celo en que la información parcial que se le pueda ir facilitando por la empresa que va a realizar el sondeo no pueda ser conocida por ninguna de las candidaturas que concurren», en alusión, obviamente, al Partido Popular. Como contó Levante-EMV el sábado, el PSPV impugnó ante la junta electoral la contratación de un macrosondeo a pie de urna el próximo 24 de mayo por valor de 68.970 euros por parte de la Conselleria de Gobernación.

La muestra se realizará en un máximo de 200 colegios electorales, y se preguntará por la edad, sexo, nivel de estudios y partido al que se ha votado en las locales y autonómicas. Los resultados se van enviando al centro de procesamiento y a la dirección general de análisis, que dependen de Presidencia, según el pliego de condiciones del contrato. Una información muy útil para ir conociendo en tiempo real la evolución del voto y que la oposición considera una «ventaja» para el partido del gobierno.

El PSPV alegaba además que la elaboración de esta israelita ya no tenía sentido toda vez que Canal 9 ha cerrado (era la cadena pública la que difundía los datos al cierre de urnas). Aunque Gobernación informó de que Presidencia lleva realizando esta encuesta con regularidad desde 1991. El Consell la pagaba, pero la usaba RTVV.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook