10 de octubre de 2019
10.10.2019

Técnicas endoscópicas y quirúrgicas, una solución para la obesidad y la diabetes

La cirugía bariátrica y metabólica juega un papel fundamental en la curación de la obesidad y la diabetes de tipo dos

10.10.2019 | 12:47
El 25 % de la población española padece obesidad o tiene problemas de sobrepeso

La mala alimentación y la falta de ejercicio físico están detrás de lo que la OMS califica como la gran epidemia del SXXI. Cuando las dietas y los tratamientos específicos no consiguen los resultados esperados, la cirugía bariátrica y metabólica juegan un papel fundamental en la curación de la obesidad y la diabetes de tipo 2. En Valencia hay centros especializados a los que acudir en estos casos, ya que ponerse en manos de expertos que ofrezcan diagnósticos personalizados y dominen estas técnicas quirúrgicas es fundamental.

Una cosa es que te sobren unos kilos para sentirte bien y, otra muy distinta, tener sobrepeso. La báscula y el espejo en estos casos se convierten en serios enemigos. El sobrepeso afecta a la persona que lo padece tanto a nivel emocional como físico. No se trata solo de estar satisfecho con la imagen que uno proyecta, si no de estar sano.

En España, el 25 % de la población padece obesidad o tiene problemas de sobrepeso. Se trata de una enfermedad que causa 131.000 muertes al año en nuestro país y su ritmo de crecimiento va en aumento, según alertan expertos en el tema con motivo del XXIV Congreso Mundial de la Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas (IFSO)

El sedentarismo y la mala nutrición son los principales factores que están detrás de la obesidad. Para combatirla es fundamental la buena alimentación basada en la dieta mediterránea, con alto consumo de frutas, frutos secos, pescados o legumbres y la práctica de ejercicio físico regular.

Problemas de salud ocasionados por la obesidad


La obesidad es una enfermedad crónica, caracterizada por una acumulación excesiva de grasa corporal que puede ser perjudicial para la salud, ya que aumenta el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes de tipo 2, hipertensión arterial, enfermedades coronarias, ictus, apnea del sueño.... patologías todas ellas que condicionan un riesgo cardiovascular elevado, multiplicando por seis el riesgo de fallecer por una enfermedad cardiovascular.

Ahora bien, no todas las personas que padecen esta enfermedad requieren de un mismo tratamiento. Lo principal es ponerse en manos de buenos especialistas. Desde la Unidad de la Obesidad de Quirónsalud València y Alicante, nos explican la importancia de tratar al paciente de una forma global con el objetivo de ofrecer un diagnóstico personalizado, ajustado a sus características físicas y psicosociales. Para ello realizan un estudio y valoración previa, con el fin de decidir cuál es el tratamiento que mejor se ajusta a las circunstancias de cada persona. El objetivo es que el paciente pierda peso de manera saludable, controlada y segura, ya sea bien mediante dietas o mediante técnicas quirúrgicas y endoscópicas para el tratamiento de una obesidad excesiva o mórbida.

La diabetes asociada a la obesidad


Uno de los principales factores de riesgo que tiene una persona con sobrepeso es el de padecer diabetes de tipo 2. La relación entre obesidad y diabetes es tan estrecha que se ha dado lugar al término de diabesidad. La incidencia de la obesidad y la diabetes tipo 2 en el mundo está aumentando, de tal manera, que la OMS ya habla de ellas como la "epidemia del siglo XXI".

El doctor Carlos Sala, jefe de las Unidades de Obesidad de Quirónsalud Valencia y Alicante nos cuenta que "la diabetes asociada a la obesidad puede llegar a multiplicar por seis la probabilidad de fallecer por una enfermedad cardiovascular" y continúa "esta evidencia nos debe llevar a considerar la diabetes tipo 2 junto con la obesidad como una sola enfermedad, y tratarlos de forma conjunta". Llegados a este punto los especialistas señalan que, al igual que la cirugía metabólica puede curar la obesidad, también puede curar la diabetes.

¿Qué es la cirugía bariátrica y metabólica y en qué consiste?


Hoy en día, acabar con la obesidad y la diabetes, prolongar la vida de los pacientes obesos en diez años y mejorar notablemente su calidad de vida no son objetivos inalcanzables gracias a la cirugía bariátrica y metabólica. Sin embargo, esta cirugía, que consigue espléndidos resultados (el 80 % que se somete a ella deja de serlo y el 20 % restante mejora sustancialmente) apenas es demandada. En España solo el 5 % de las personas que padecen obesidad o sobrepeso se someten a esta intervención. La falta de información es, probablemente, la principal causa.



Según nos indican los especialistas, entre las técnicas que más eficacia y seguridad han demostrado hasta la fecha se encuentran la gastrectomía tubular y el bypass gástrico. Según nos asegura el doctor Sala "ambos métodos ya han acreditado una baja mortalidad, un reducido número de complicaciones y una alta eficacia en la resolución de la diabetes y enfermedades asociadas" a lo que añade "estas intervenciones se realizan vía laparoscópica, mediante cirugía mínimamente invasiva, lo que reduce el dolor y las posibles complicaciones. El paciente está preparado para abandonar el hospital a las 48 horas de la intervención".

Técnicas endoscópicas: el balón intragástrico


Esta técnica consiste en la introducción vía endoscópica de una esfera de látex rellena de suero fisiológico dentro del estómago del paciente. Esta intervención se realiza bajo sedación y posee la ventaja de no requerir el ingreso del paciente.

Como explica el doctor Juan Antonio Casellas, especialista en técnicas endoscópicas de la Unidad de Obesidad de Quirónsalud Alicante, "el efecto producido por esta esfera en el estómago del paciente es la obtención de una sensación de saciedad temprana a la par que disminuye la motilidad del estómago, lo cual ayuda a reducir el tiempo de vaciado tras la ingesta de alimentos".

La cirugía del balón intragástrico queda indicada para pacientes que padecen obesidad de tipo I, los cuales hayan recurrido previamente a dietas para la eliminación del exceso de peso sin obtener resultados.

Los resultados en pacientes que se han sometido a esta técnica se encuentran en pérdidas de entre catorce y dieciséis kilos transcurridos el medio año desde la intervención. El doctor Casellas advierte que estos resultados solo son permanentes si el paciente los acompaña con cambios en sus hábitos de alimentación y ejercicio de forma prolongada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook