13 de agosto de 2020
13.08.2020
Levante-emv

Bioparc, ocio seguro y comprometido con la naturaleza para estos días de vacaciones

"Las Cenas en la Sabana" de este verano permiten contamplar el anochecer en un entorno espectacular y disfrutar del menú de la chef Lara Roguez

13.08.2020 | 15:49
BIOPARC es un "indispensable" para los turistas y los valencianos.

Las familias son protagonistas siempre en BIOPARC y de forma especial en este tiempo de verano. Las familias animales están en su máxima actividad y esplendor ya que muchas de las especies incorporan nuevas crías. Este año ha sido muy especial en el parque valenciano pues se sigue viviendo un babyboom, que se inició en primavera durante el estado de alarma. Son numerosas las especies que se han reproducido, desde las más amenazadas o incluso extintas, como las gacelas Mhorr o el bongo oriental, una de las "joyas" de BIOPARC a nivel de conservación, a otras de especies emblemáticas con el nacimiento del hipopótamo Gori.

En la zona que recrea las selvas africanas, hay una familia que ha recibido un bebé muy especial en estos días, la familia de chimpancés, que ha sido protagonista de una historia muy esperanzadora, la del pequeño Djibril. Un bebé chimpancé que, tras ser rechazado por su madre al nacer que fue trágicamente capturada en la selva de pequeña para utilizarla como reclamo fotográfico en un circo y no pudo aprender la crianza, ha pasado un periodo de aclimatación muy costoso hasta integrarse en un grupo de su subespecie. Una historia con un final feliz al ser adoptado por su tía Eva y aceptado por todo el grupo.

La familia de chimpancés ha acogido al pequeño Djibril. Foto: Levante-EMV

BIOPARC es un "indispensable" para los turistas que se acercan a nuestra ciudad en estos días y, para los valencianos, la ocasión de vivir una experiencia de ocio al aire libre. Una oportunidad para disfrutar no solo ahora, sino muchos días al año, lo que lo convierte en una propuesta mucho más atractiva para las familias. Conocer a los animales despierta enorme interés para los pequeños y en el caso de BIOPARC es, además, la ocasión de acercarse a un "ocio con causa" compartido por todos, grandes y pequeños. Podemos descubrir nuevas especies animales como si las viésemos en sus hábitats de origen, la visita es una lección de biología y zoológica pues podemos contemplar a los animales interactuando entre ellos como lo hacen en la naturaleza no solo con los integrantes de su grupo sino también con otras especies. Para los pequeños crecer asistiendo a la evolución de estos animales cambia la mirada hacia la naturaleza hacia un sentimiento de protección y conservación.

<img alt=" " las="" cenas="" en="" la="" sabana"="" son="" una="" propuesta="" única="" para="" disfrutar="" de="" velada="" exclusiva="" noches="" viernes="" y="" sábados="" hasta="" el="" 29="" agosto."="" longdesc=" " agosto.="" foto:="" levante-emv"="" data-cke-saved-src="/elementosWeb/gestionCajas/LMV/Image/2020//Las_Cenas_en_la_Sabana_-_BIOPARC_Valencia_verano_2020_36.jpg" src="/elementosWeb/gestionCajas/LMV/Image/2020//Las_Cenas_en_la_Sabana_-_BIOPARC_Valencia_verano_2020_36.jpg" style="width: 690px; height: 457px;">

En estos días de vacaciones BIOPARC cobra un especial interés para los grupos y familias con niños pues podemos aprovechar para visitarlo con frecuencia. Y para hacerlo de forma asequible hay una propuesta muy interesante, el pase B! manada. Una modalidad del pase anual de BIOPARC, para acceder a lo largo de todo un año por un precio muy razonable: 26,6€+1 el pase infantil y el general de 35€+1. Además con el +1 se colabora en la conservación de las especies en peligro de extinción a través de la Fundación BIOPARC. Los poseedores también disfrutan de descuentos en los servicios de restauración y tiendas del parque, por ejemplo en "Las Cenas en la Sabana", una propuesta única donde los asistentes disfrutan con los cinco sentidos de una velada exclusiva las noches de viernes y sábados hasta el 29 de agosto se tiene un precio especial de 25 euros en lugar de 30 euros. Una novedad de este verano donde se integran la visión del anochecer con la manada de leonas sobre su atalaya rocosa, un espectacular entorno, una cuidada decoración "ad hoc" y el menú degustación de la premiada chef Lara Roguez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook