21 de septiembre de 2013
21.09.2013
Eurovegas

El tabaco y el juego electrónico, los escollos de Eurovegas

"Lo que más preocupa a Adelson es que se pueda fumar y que se establezcan restricciones al juego electrónico"

21.09.2013 | 13:09

Eliminar la prohibición de fumar en los casinos y establecer restricciones al juego electrónico son las principales peticiones que la multinacional estadounidense Las Vegas Sands ha formulado al Gobierno para implantar Eurovegas en Alcorcón (Madrid), según fuentes cercanas a la negociación.

"Lo que más preocupa a Adelson es que se pueda fumar en las zonas de juego y la segunda preocupación es que se establezcan restricciones al juego electrónico", incide en declaraciones a Efe un conocedor de los contactos entre Las Vegas Sands y el Gobierno.

Esta misma fuente considera que la reforma de la ley antitabaco es el elemento crucial en unas negociaciones de las que apenas ha trascendido -al menos de forma oficial- qué es lo que pide Eurovegas al Ejecutivo central previa implantación en Madrid.

Tras días de tenso cruce dialéctico en torno a si el problema de Eurovegas radicaba en la financiación -como alegaron miembros del Gobierno central- o la modificación de la ley antitabaco -como esgrimía la Comunidad de Madrid-, desde el gobierno regional consideran un "paso adelante" de Moncloa que Sanidad haya avanzado que tratará de compatibilizar la protección a la salud con la creación de empleo.

No obstante, fuentes cercanas al Ejecutivo autonómico recuerdan que la reforma de la legislación debe resolverse "con premura" ya que hay otros países interesados en la inversiones de Adelson y hay miedo de que, si se retrasa en exceso el proyecto de Alcorcón, el magnate dé prioridad a planes como el que podría interesar a Japón.

El país asiático, que prohíbe el juego y que tiene garantizadas inversiones ante la organización de las Olimpiadas de 2020, está demostrando a Las Vegas Sands mucho interés en instalar un centro de ocio en Tokio, ante lo que esas fuentes señalan que con una economía como la española el Gobierno central debería apresurarse para amarrar el proyecto.

Más allá de una hipotética modificación de la ley antitabaco, Las Vegas Sands se encontrará en Madrid, si el proyecto finalmente despega, con unos incentivos fiscales y bonificaciones aprobados en diciembre de 2012 por la Comunidad de Madrid con motivo de la creación de la figura de los Centros Integrados de Desarrollo (CID).

Los CID, grandes proyectos que deben avalar su viabilidad y pasar la fase de un concurso previo, tienen garantizados en Madrid facilidades para la cesión de suelo y diferentes bonificaciones fiscales e incentivos.

Entre ellos, un retorno del 9 % en bonificaciones fiscales a la compra de material para instalaciones, un descuento del 95 % en las transmisiones patrimoniales y los actos jurídicos documentados o bonificaciones en el IBI.

Estas facilidades han motivado duras críticas al Gobierno de la Comunidad por parte de partidos y plataformas sociales opuestas a Eurovegas, que siempre ha defendido que la norma no se ha aprobado ad hoc, sino para apoyar la implantación de cualquier proyecto de envergadura.

Precisamente, las suspicacias acerca de la posibilidad de que la población entienda como concesiones las hipotéticas facilidades al magnate Sheldon Adelson son una evidente preocupación en el Gobierno, aseguran.

El pasado mes de febrero, por ejemplo, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que el Gobierno central no cambiará la legislación tributaria para beneficiar al macrocomplejo de ocio y casinos y no hará "trajes a medida" para nadie "por importante que sea la inversión" en cuestión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook