13 de septiembre de 2018
13.09.2018
Ministerio del Interior

Primeros acercamientos de etarras a cárceles cercanas al País Vasco

Kepa Arronategui será trasladado a Zaragoza, mientras que Marta Igarriz recalará en Logroño

13.09.2018 | 21:10

El Ministerio del Interior ha ordenado el traslado de los primeros presos de ETA a cárceles cercanas al País Vasco, entre ellos Kepa Arronategui Azurmendi, condenado a 158 años y uno de los condenados por intentar matar al rey Juan Carlos, que será enviado de Almería a la prisión de Zuera, en Zaragoza.

El otro traslado será el de la miembro del comando Donosti Marta Igarriz Iceta, que pasará de Castellón I a Logroño por proximidad familiar, ha informado la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Prisiones detalla que Igarriz Iceta, en prisión desde el 11 de abril de 2005, ha cumplido las tres cuartas partes de la condena de 15 años y seis meses que le fue impuesta por tenencia de explosivos y colaboración con banda armada, en concreto con el comando Amaiur de ETA al alojar a tres terroristas y guardar en un garaje mochilas con explosivos.

Tras admitir la legalidad penitenciaria, el juez de Vigilancia Penitenciaria le concedió el pasado mes de julio el segundo grado, al que se opuso Instuticiones Penitenciarias, ya que la mayoría de etarras están clasificados en primer grado.

En agosto, la Junta de tratamiento de Castellón I propuso su traslado a otra cárcel más cerca de su familia.

Mientras, Kepa Arronategui Azurmendi, recluido en Almería y que será conducido a Zuera (Zaragoza) está en prisión desde 1997 para cumplir una condena de 158 años, 8 meses y 20 días por asesinatos, tenencia de explosivos, daños, pertenencia a banda armada y atentado a la autoridad.

En este caso, Instituciones Penitenciarias no explica en el comunicado de prensa las razones del acercamiento en cumplimiento de la ley de protección de datos, pero se trata de motivos de salud, según han informado a Efe fuentes conocedoras de la situación del preso.

Entre otras penas, Arronategui Azurmendi, de 52 años, fue condenado a 72 años de cárcel por preparar un atentado contra el rey Juan Carlos I coincidiendo con la inauguración, en octubre de 1997, del museo Guggenheim de Bilbao, en el que murió un ertzaina de un disparo.

El acusado y otros miembros de ETA fueron sorprendidos por agentes de la Ertzaintza cuando intentaban introducir unas jardineras en el recinto del museo y, al ser que requeridos para que se identificaran, uno de los terroristas disparó contra uno de los policías autonómicos, al que causó la muerte.


Comando Katu


La Audiencia Nacional consideró probado que Arronategui se integró en ETA en 1996, constituyó el comando "Katu" y "recibió instrucciones de atentar contra el Rey o en su defecto contra el museo, aprovechando para ello el día de la inauguración, plan que fue aceptado por el acusado dependiendo el atentado contra el Rey de que ello no implicara la muerte de personas particulares, ajenas al aparato estatal".

Arronategui huyó por las calles de la ciudad perseguido por miembros de la Ertzaintza y de la policía municipal, que finalmente le detuvieron.

Precisamente, hoy el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se ha reunido con los responsables de la Asociación de Víctimas el Terrorismo (AVT) a quienes ha informado que los acercamientos de etarras serán "puntuales y estudiados".

Fuentes de la asociación han explicado a Efe que, si bien Marlaska no les ha comunicado en el encuentro los nombres de estos dos primeros trasladados, sí han recibido la información antes de que Prisiones hiciera público el comunicado de prensa, tal y como se había comprometido con la AVT el ministro. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook