07 de abril de 2020
07.04.2020
Levante-emv
Crisis del coronavirus

Justicia recopila datos de defunciones en busca de cifras "objetivas" sobre el coronavirus

El Gobierno defiende que las cifras de comunidades son "fiables", si bien puede haber algún desfase

07.04.2020 | 12:55
Miembros de la UME en el Palacio de Hielo de Madrid, convertido en morgue.

El Ministerio de Justicia ha comenzado a recopilar de forma diaria el número de defunciones inscritas en todos los registros civiles y las licencias de enterramientos concedidas para contar con información "objetiva y veraz" sobre el número de fallecimientos durante la pandemia de coronavirus.

La dirección general de Seguridad Jurídica y Fe Pública dictó el pasado sábado una instrucción a todos los registros civiles para que, al concluir la jornada laboral, envíen un correo electrónico con esos datos, especificando si la muerte se ha producido en hospital, residencia o vivienda habitual.

El objetivo es contar con información de todos los casos tras comprobar la imposibilidad de tener actualizada la plataforma habitual para compartir esa información -Inforeg- ante el aumento de defunciones y la reducción de personal en los registros civiles.

Según explica en esa instrucción la directora general de Seguridad Jurídica, Sofía Puente, "es la única forma de ofrecer a la sociedad una información veraz, contrastada y lo más objetiva posible, que permitirá también a las autoridades sanitarias poner el foco en aquellos lugares en los que los índices de mortalidad se han visto incrementados".

Cifras de defunciones disparadas

El Ministerio de Justicia no ha ofrecido todavía datos de los registros, pero sí lo han hecho dos comunidades autónomas (Madrid y Castilla-La Mancha) y las cifras revelan cómo se han disparado las defunciones en comparación con el año pasado.

El consejero madrileño de Interior, Justicia y Víctimas, Enrique López, ha explicado este martes que entre el 15 y el 31 de marzo fallecieron en Madrid capital "por todas las causas", aunque la mayoría por coronavirus, 5.950 personas, cuando en 2019 murieron 1.100 personas en el mismo periodo de tiempo.

En una entrevista con esRadio, López ha recordado que el Ministerio de Sanidad determinó que para medir la evolución de la pandemia solo se contarían víctimas confirmadas de la Covid-19, y no las sospechosas, pero ha destacado que ha habido "muchos fallecidos en domicilios o en residencias".

Este lunes fue el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha el que hizo públicos los datos de esa comunidad, con 3.319 licencias de enterramiento concedidas en marzo, un 96,3 % más que en el mismo mes de 2019.

En 1.921 de las licencias (el 57,9% del total) se trata de fallecimientos por coronavirus o supuestos donde existen sospechas de esa infección, cifra que contrasta con el número de muertos por la Covid-19 reconocidos por las autoridades sanitarias desde el inicio de la pandemia hasta fin de marzo en esa comunidad: 774.

"Fiables"

Por su parte, el Gobierno ha defendido este martes que las cifras de fallecidos por coronavirus que registran las comunidades autónomas son "fiables", si bien puede haber algún retraso puntual en la emisión de los datos, y no teme que el número real de muertes sea superior a las recogidas.

La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha mostrado la "alta confianza" en la recogida de datos que están llevando a cabo las comunidades autónomas, aunque ha precisado que puede producirse algún desfase puntual en algún territorio concreto. "Son datos fiables", ha incidido Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y ha añadido que el Gobierno no teme que el número de personas fallecidas sea superior al registrado.

La mayoría de las comunidades autónomas conocen cuándo se produce un brote y registra que un paciente fallece por neumonía, aunque no se le haya hecho la prueba que permita el diagnóstico de la COVID-19.

La portavoz del Ejecutivo ha subrayado que es necesario avanzar en la calidad de los datos clínicos cualitativos tales como cuándo inicia un paciente los síntomas o cuándo entra en la unidad de cuidados intensivos.

Este tipo de datos, ha dicho, son los que permiten a las autoridades adoptar las decisiones relativas a la capacidad del sector sanitario y también trazar las medidas de desescalada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook