Los Mossos d'Esquadra han detenido al menos a ocho personas en la tercera noche de disturbios en Barcelona en protesta por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, en los que grupos de jóvenes han quemado contenedores, han arrojado piedras a la policía y han levantado barricadas.

Las ocho detenciones han sido por desórdenes públicos, al participar en el lanzamiento de objetos y actos vandálicos, y los arrestos han tenido lugar: tres en el pasaje Pla con Bruc, dos en Roger de Lluria con Mallorca, dos en Mallorca con Diagonal y uno en paseo Sant Joan también con Diagonal.

Por tercera noche consecutiva, centenares de personas han salido a la calle en Barcelona y en otras localidades catalanas para protestar por el encarcelamiento de Hasél y este jueves, como en los días anteriores, han vuelto a quemar contenedores, han arrojado al suelo algunas motocicletas y han lanzado piedras y otros objetos a los Mossos d'Esquadra.

Los manifestantes, que claman a favor de la libertad de expresión, han atacado la fachada de la sede de El Periódico, donde han arrojado piedras y han efectuado algunas pintadas.

Durante el dispositivo policial, al menos dos agentes de los Mossos d'Esquadra han resultado heridos de una pedrada en la cabeza: uno cuando transportaba a uno de los detenidos entre las calles Mallorca y paseo Sant Joan de Barcelona y otro al ser alcanzado dentro su vehículo por una piedra, a la altura de Mallorca con Roger de Llúria.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha atendido en Barcelona a dos personas, una herida de carácter leve y otra menos grave, y ambas han sido trasladadas a centros sanitarios.

En Tarragona, Girona y Sabadell los servicios del SEM no han debido atender a ninguna persona en el marco de las protestas que han tenido lugar esta noche.

Segunda jornada en Valencia

En Valencia, donde ya se registraron altercados el pasado martes, la concentración ha transcurrido con incidentes entre personas que han tratado de desplazarse del lugar de la protesta y la Policía, que ha vuelto a realizar cargas, que han provocado momentos de tensión.

A partir de las 19.00 horas de este jueves, la plaza de San Agustín de València ha empezado a llenarse de personas congregadas para mostrar su respaldo al rapero detenido y expresar el rechazo ante las cargas policiales ocurridas en varias ciudades españolas.

Tras la lectura de un manifiesto, se han vivido momentos de tensión cuando algunos de los participantes en la concentración han intentado salir de la plaza encabezados por una pancarta, momento en que los policías han intervenido para frenar su avance y han cargado contra esas personas, para después formar un cordón policial que evitara que la protesta se extendiese por las calles aledañas.

Nuevos altercados en Valencia en una concentración en apoyo al rapero Hasél Agencia ATLAS

Un grupo de personas ha tratado de desplazarse hacia las calles cercanas al MuVIM, donde han tirado un contenedor de vidrio y han lanzado botellas a los policías. Algunos de ellos se han dispersado mientras que otros han sido parados y colocados contra una pared por los agentes.

También se han producido incidentes cuando los participantes han llegado a la calle San Vicente, y los policías han cargado de nuevo contra algunas personas. Algunos manifestantes han empujado contenedores en medio de la calle. Además, se ha visto a una persona tendida en el suelo.

Protestas pacíficas

En Tarragona, unas 200 personas han secundado la convocatoria, la segunda tras la registrada el pasado martes, aunque en esta ocasión el acto de protesta se ha desarrollado sin incidentes.

Otros puntos del País Vascos se han sumado este jueves a las concentraciones. En Barakaldo (Vizcaya), unas 500 personas se han manifestado en los Juzgados tras una pancarta con el texto "Pablo Hasél Askatu" (Libertad para Pablo Hasél).

Los participantes han recorrido varias calles de la ciudad coreando lemas en defensa del rapero, pidiendo que los presos salgan "a la calle" y señalando que "la lucha es el único camino".

Durante la manifestación se han cruzado algunos contenedores, -conducta que ha sido afeada por algunos de los manifestantes- que han sido retirados de la vía por la Ertzaintza, sin que se registraran incidentes.

Sobre las ocho y cuarto de la tarde el recorrido ha vuelto al punto de origen, donde un portavoz de los convocantes ha tomado la palabra para dar las gracias a los participantes y señalar que Hasél ha sido encarcelado "no solo por sus mensajes contra la monarquía, no solo por defender su libertad de expresión, sino por su militancia y coherencia comunistas".

Por ello, ha hecho un llamamiento a que la gente siga organizándose y "luchando por los derechos más básicos y porque estos sean respetados". Asimismo, ha indicado que en las calles de Barcelona y Madrid se "está dando un ejemplo de por dónde tiene que ser el camino". "Aquí tenemos que tomar conciencia de que el camino a seguir es la lucha y el compromiso", ha concluido entre aplausos y gritos de los presentes que pedían la libertad de Hasél.