30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Franco gana una "guerra" después de muerto

La Diputación de Ourense rechaza con el voto de PP y de la exdiputada de C`s, la moción del PSOE que exigía retirada de simbologías franquistas

Franco antes de entrar en el Gobierno Civil.

Franco antes de entrar en el Gobierno Civil.

Franco, o al menos su espíritu redivivo, se coló ayer en el pleno de la Diputación de Ourense, en el que la moción que defendía el PSOE para que el Gobierno provincial exija a sus concellos cumplir la ley y que retiren la simbología fascista del nombre de calles y otros elementos públicos, convirtió el pleno telemático por momentos, en un escenario prebélico (vaya esto por las posturas encontradas) en el que cada uno de algún modo desenterró a los suyos, y el Generalísimo volvió a ganar la guerra, en este caso dialéctica pues, no habrá retirada de simbología franquista.

Los votos del PP y de la exdiputada de Ciudadanos, y ahora diputada del grupo de no adscritos, Montse Lama, la que más calentó el debate, llegando a acusar de fascista, al propio defensor de la moción, el portavoz del PSOE Rafa Villarino, por andar removiendo la historia, evitaron con sus votos en contra que se aprobara la moción. PSOE y BNG votaron a favor se abstuvo DO.

Pesó evidentemente en la decisión el hecho de que en uno de los puntos de la moción, el PSOE pedía al Gobierno provincial que preside Manuel Baltar, que retire las subvenciones a aquellos concellos que no cumplan la Ley de Memoria Histórica y no retiren esa simbología. Eso les pareció incluso a algunos de los que aprobaron la moción, un poco excesivo, pues los vecinos no tienen culpa de la inacción de sus alcaldes y no deben perder las ayudas para sus concellos.

Era de nuevo un pleno telemático, con sus señorías los diputados asomando sus caras en la pantalla a través de celdillas, una premonición de ese a ratos doloroso debate de celdas, paredones y cunetas, que salieron a la luz con motivo de esta primer primera moción y las más encendida del pleno . Entre otra cosas porque la presentaba el PSOE y la defendía su portavoz Rafa Villarino en un clima de imposible diálogo entre este y su el PP que en Ourense representa Baltar Baltar,.

Montse Lama, echó los restos

El PP no necesitó quemarse. Montse Lama, vehemente, echó los restos . Calificó la moción de “extemporánea” y a Villarino le dijo que “usted es un ejemplo de fascismo” , por sacar a la luz un tema “que hay que enterrar de una puñetera vez” considera. Tachó de “insensata y estúpida”, la moción y se lanzó a criticar las brigadas internacionales, las checas, Paracuellos. “Solo mataban unos ¿los otros eran seres de luz?” insistió la exdiputada naranja. Bernardo Varela, del BNG tuvo que corregirla, “aquí no hubo guerra pero si una fuerte represión y las brigadas internaciones fueron héroes. Lo que ocurre es que otros países si revisaron la transición y a Constitución y aquí no se hizo”.

Armando Ojea del DO se abstuvo, pese a que apoyaba el objetivo inicial de la moción de cumplimiento de la ley,. “Tal vez si esa ley hubiera incluido capítulo sancionador a los que incumplen sería más fácil apuntó.

Plan contra la soledad

El pleno aprobó al menos una moción que mereció el apoyo unánime por necesaria, la presentada por el PSOE para luchar contra “la soledad no deseada”, la que en una provincia envejecida como Ourense podrían estar sufriendo buena parte de 15.000 personas mayores que viven solas.

El acuerdo alcanzado para instar a la Xunta de Galicia a realizar, de manera urgente, una diagnosis de la soledad no deseada, mediante estudios que reflejen esta realidad en la provincia de Ourense y a que elaboren un plan gallego contra la soledad no deseada. Este acuerdo se enviará a la Xunta para que, en el seno del Observatorio gallego de dinamización demográfica, se ponga en marcha un grupo de trabajo específico para abordar la soledad no deseada en Galicia.

También se aprobó en este caso por unanimidad, la moción del BNG por la cual el pleno acordó instar a instar al gobierno central a desarrollar los cambios oportunos en el ámbito de la regulación del sector bancario, para poner freno a las consecuencias del aumento de la concentración bancaria, del incumplimiento de las normas de competencia y del agravamiento de la exclusión financiera. También instarán a la Xunta de Galicia a desarrollar sus competencias exclusivas en materia de consumo, impulsando al amparo del Instituto Gallego de Consumo una campaña de reclamaciones bancarias

Se aprobó además por unanimidad la moción de DO de recuperación de la microtoponimia de la provincia, y el PP y Montse Lama, salvavidas esta última del Gobierno provincial, votaron en contra de la inclusión por vía de urgencia de una moción del PSOE , en la que reclama el apago de una subida salarial que debería haberse aplicado desde hace cinco meses”.

Un pulso a Correos

El pleno ordinario de la Diputación de Ourense, aprobó por una moción del PP para solicitar una apuesta de Correos como servicio público, que refuerce la financiación del servicio público postal, de modo que se asegure un servicio de calidad y la cohesión social, económica y territorial. Además se pide incluir a Correos –la mayor empresa pública del país– en el reparto de los Fondos para la Recuperación, Transformación y Resilencia, para que juegue un papel clave en la respuesta que, como sociedad, debemos dar a la crisis sanitaria y económica provocada por el COVID; y se solicita la actualización y mantenimiento de las oficinas auxiliares y de las Unidades de Reparto existentes en las zonas rurales, claves en la reversión de la “España Vaciada”.

Compartir el artículo

stats