Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación judicial

Mensaje a Puigdemont: "Situación complicada en Moscú"

Las conversaciones del 'expresident' con su entorno en 2020 reflejan la voluntad de no molestar a Rusia con temas como Navalny, Snowden y Bielorrusia

El abogado Gonzalo Boye, en una foto de archivo.

"Situación complicada en Moscú ahora mismo". Este mensaje fue enviado por Josep Lluís Alay a Carles Puigdemont, al que identifica como “K”, el 23 de agosto de 2020, según un informe de la Guardia Civil que forma parte de la investigación de los contactos con Rusia de dirigentes del 'procés', y al que tenido acceso El Periódico de Catalunya. En las conversaciones localizadas en el teléfono móvil de Alay, entonces jefe de la oficina del 'expresident', con diferentes personas de su entorno queda patente la voluntad reiterada de estos líderes independentistas de no hacer declaraciones que pudiesen molestar al Gobierno de Vladimir Putin.

En concreto, Alay le espeta a Puigdemont: "Tenemos un triángulo complicado: Lukashenko-Navalny-Snowden". Se refería, respectivamente, al autoritario presidente prorruso de Bielorrusia, al abogado y líder de la oposición a Putin que sufrió un envenenamiento en 2020 y está actualmente encarcelado, y del exempleado de inteligencia de EEUU que filtró información clasificada como alto secreto y a quien Rusia concedió asilo. "Recomiendo de momento que no digas nada de Navalny. Nada está claro y creo que es mejor esperar y ver si ha habido un envenenamiento o si es eso de donde ha venido”, prosigue.

A través de la mensajería instantánea, Alay dialoga con Gonzalo Boye, abogado de Puigdemont, sobre la necesidad de no pronunciarse acerca de asuntos delicados para Rusia, como el apoyo del 'expresident' pidiendo el indulto para Snowden. "La carta de Snowden del 'president' ha sido una apuesta muy arriesgada, en mi opinión”, explica Alay a Boye el 20 de agosto de 2020. El abogado contesta: "Pero es a USA, no a Rusia". El jefe de la oficina de Puigdemont replica: "Sabes que soy pro-Snowden, pero es como Navalny; hay que ir con cuidado con los tiempos".

Declaraciones contraproducentes

Aleksei Navalny fue condenado y encarcelado a principios de este año por violar los términos de una sentencia por fraude en 2014. Alay sostiene en esa misma conversación: "Pero si apostamos en público al Kremlin, hagámoslo de verdad", para luego apostillar: "Nada de Navalny", ante la posibilidad de que Puigdemont pudiese hacer un tuit a su favor. El abogado le pide que le deje claro al líder de Junts la necesidad de guardar silencio. "Dile ya", le pide Boye. Alay responde: "Le he hecho la reflexión [a Puigdemont] que el momento en Moscú es muy complicado con ese endemoniado triángulo para Putin".

El letrado y Alay lamentan en otra conversación (del 14 de septiembre de 2020) el tuit de Puigdemont en el que daba la bienvenida al Parlamento Europeo a unos opositores de Bielorrusia. "Tendremos que decirle a los rusos que esto es solo para despistar", le dice Boye. "Es que llevamos mala racha", responde Alay. El abogado insiste: "Sí, pero tenemos que construir un buen relato sobre esto para los amigos".

"Hay que evitar Navalny, sin duda"

Esa extrema precaución en los asuntos relacionados con Rusia vuelve a aparecer cuando los dos hablan de las preguntas que un periodista ruso, al que califican como "suyo", le pudo hacer a Puigdemont en una entrevista. "Pacto preguntas y evito Navalny quizás", dice Alay a Boye, que responde: "Hay que evitar Navalny, sin duda". El abogado fija las líneas por el que debe transcurrir el encuentro entre el periodista y el 'expresident'.

En los mensajes hallados en su móvil, Alay también celebra el nombramiento de Evgeny Primakov, miembro del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma Estatal, como jefe como de la Agencia Federal para los Asuntos de Colaboración con la Comunidad de Estados Independientes. "Algunos dicen que tiene más poder que el ministro de Exteriores", comenta el jefe de la oficina de Puigdemont, que, además, comparte un pantallazo de un intercambio de mensajes con Primakov en que le comunica que un diario catalán va a publicar un artículo sobre Rusia que espera "que vaya a contribuir a mostrar la situación como un todo, también desde la perspectiva rusa". Primakov le responde: "Grandes noticias y gran trabajo; 'thank you very very much'".

Boye ha afirmado a este diario que esos comentarios con Alay son "simples análisis de situación geopolítica y de diferentes alternativas", a la vez que ha negado que su intención fuera hacer recomendaciones al líder de JxCat. "Puigdemont actúa como a él considera", sentenció.

El mafioso ruso

La Guardia Civil ha entregado un segundo informe al juez sobre el móvil de Alay que se centra en una conversación mantenida entre Boye y el mismo jefe de la oficina de Puigdemont en el que este último asegura al letrado que Zakhar Kalashov "es un yacid" (una antigua religión del Kurdistán Norte). A partir de ahí, ambos mantienen una conversación sobre este jefe de la mafia ruso-georgiana condenado en España por blanquear fondos obtenidos con sus actividades delictivas. Incluso, Alay envía a Boye una foto de este personaje en una playa de Dubai junto con otras personas.

El abogado expone lo siguiente al jefe de la oficina de Puigdemont: "A través de Gómez de Liaño [abogado] y pagando mucho, mucho dinero, consiguen que la sentencia sea justo algo menos de la mitad impuesta por la que le dejan en libertad mientras recurre... ese era el trato. A las pocas semanas, llega una nueva orden de extradición y le vuelven a meter preso y termina extraditándole con lo que K. queda jodido y Gómez de Liaño y su socio judicial ganan mucho dinero y se lo quitan de en medio".

Compartir el artículo

stats