Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

El Gobierno mantiene la confianza en su estrategia a pesar de la ómicron

El Ejecutivo lanza un "mensaje de tranquilidad", por la coordinación con la UE y "celeridad" en las decisiones, e insiste en su receta: vacunación y mascarillas | No prevé un impacto en la recuperación económica, aunque matiza: "De entrada, no. España es un país seguro. Se está actuando rápido y bien"

Un punto de vacunación masiva en Sevilla. EP

El Gobierno se muestra cauto ante la nueva variante ómicron de la Covid-19. A la espera de las decisiones que se coordinen con Bruselas y con los Estados miembros, insiste en que la combinación que prescriben los expertos y que respaldan los datos en España es la suma de vacunación y mascarillas. Por lo pronto, no se plantea la aprobación de nuevas restricciones, como la extensión del pasaporte covid a todo el territorio, aunque sí seguirá apoyando a las autonomías que lo implanten y reciban el visto bueno de su respectivo Tribunal Superior de Justicia (TSJ) o, en caso de denegación, del Tribunal Supremo (TS). Pero el PP vuelve a apretar al Ejecutivo de Pedro Sánchez mientras acecha un escenario de nuevos nubarrones que dañen la recuperación económica.

Todo ello en un momento clave, a las puertas de la Navidad, una campaña capital para el sector turístico, hostelero y comercial tras meses de duro castigo por la pandemia. En la Moncloa no se atreven a hacer pronósticos por las incertidumbres que rodean la aparición de este linaje procedente de Sudáfrica. Por ahora, no se ha secuenciado ningún caso de contagiado por ómicron en España. En el equipo de Sánchez, por tanto, trasladaban este domingo un "mensaje de tranquilidad", y resaltaban la "coordinación con la UE y la celeridad en la toma de decisiones". "La cepa está en Sudáfrica y aquí estamos con un 90% de vacunación [de la población diana] y acelerando con la tercera dosis". La receta, pues, subrayan, es "mascarilla y vacunación". No se espera una ralentización del crecimiento económico: "De entrada, no. España es un país seguro. Se está actuando rápido y bien. Con coordinación".

1. Margen de mejora en la cobertura vacunal

En España, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, publicados el pasado 26 de noviembre, 38.288.327 personas habían recibido al menos una dosis, el 90,9% de la población diana (con 12 años o más), o el 80,7% de la población total. A su vez, 37.582.174 españoles tenían ya la pauta completa, el 89,2% de la población a inmunizar (o el 79,2% si se tiene en cuenta el conjunto de los ciudadanos). Una cobertura vacunal muy elevada, entre las más altas de Europa, pero en la que cabe aún margen de mejora, según insiste el Gobierno y apuntan los datos. En España viven 47,45 millones de personas, de las cuales unos 5,3 millones son niños de 0 a 11 años, los que por ahora han quedado excluidos de los pinchazos.

El ritmo de vacunación se ha animado en las últimas semanas. Muy lentamente, eso sí. En la última semana, hasta el pasado viernes, se registraron 78.625 primeras inyecciones de la vacuna contra la Covid. En las tres semanas anteriores, el número de primeros pinchazos fue de 65.077, 61.564 y 65.423. Lo que sí ha crecido significativamente es el número de dosis de recuerdo (terceras dosis administradas a personas con condición de alto riesgo, personas que viven en residencias, personas mayores de 70 años y pinchazo de refuerzo a los inoculados con Janssen): entre el 19 y el 26 de noviembre, se inyectaron 1.210.783. En las tres semanas previas, la cifra era más baja: 932.566, 905.346 y 657.492 pinchazos.

En este tiempo, ha crecido rápidamente la incidencia acumulada del coronavirus: había 49,84 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días el 29 de octubre, cuatro semanas atrás, y el pasado viernes escaló hasta los 171,68 casos reportados. La sexta ola de la Covid, por tanto, puede haber influido, así como la expansión de la obligación de pasaporte covid para entrar en distintos establecimientos, ordenada por distintos gobiernos autonómicos.

Desde Sanidad insisten en que la vacunación es lo que permitirá seguir salvando vidas y también traerá la recuperación, pues permite ir ganando terreno al virus. Por eso el presidente, Pedro Sánchez, el pasado sábado, desde Burgos, donde se celebraba el 14º Congreso Autonómico del PSOE de Castilla y León, unas horas después de que se despertase la alarma mundial por la variante ómicron, redobló su mensaje: pidió "responsabilidad" a los ciudadanos. "Que hagamos lo que hemos venido haciendo durante todo este tiempo de pandemia: responsabilidad y solidaridad para vacunarnos, para utilizar la mascarilla y así defender nuestra propia salud y la salud de nuestros compatriotas. Eso es lo que tenemos que seguir haciendo durante todos estos meses", mantuvo.

Este domingo, en Riga, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, apuntó que ante la "carrera contrarreloj" que plantea el nuevo linaje, hay que "ganar tiempo" agilizando la vacunación y reduciendo los contactos, informa EFE.

2. Sin novedades sobre la mascarilla: obligatoria en interiores

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha venido recordando que la situación española no es simétrica a la de otros países europeos que están sufriendo duramente una nueva ola de Covid-19 muy grave, como ocurre en Alemania (su incidencia está en 851,9 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días), Austria (2.089,3), Chequia (1.950,6), Bélgica (1.706,4) o bien Holanda (1.592,5). "No estamos igual que hace un año. Y estamos en una posición diferenciada con respecto a los países de nuestro entorno. Estamos viendo que los países de nuestro entorno están lejos del 90% de vacunación. Vacunar, vacunar y vacunar sigue siendo el mejor camino", subrayó Darias el pasado martes, la reunión de la Comisión de Salud Pública.

De este modo, añadió la ministra, la prevención es la "mejor medida para mantener el virus a raya". Y como no hay nuevas medidas en el documento conocido como 'semáforo' frente a la Covid, destacó que la mascarilla "sigue siendo obligatoria en interiores y en exteriores cuando no hay distancia de seguridad". Y eso no va a cambiar en los próximos meses. Reino Unido (862,1 casos) acaba de recuperar el uso del tapabocas en interiores.

Sanidad suma, a la receta de mascarilla y vacuna, otras medidas conocidas desde el arranque de la pandemia, como el lavado de manos, la distancia social o la ventilación en interiores.

3. No habrá (por ahora) limitaciones a la movilidad ordenadas desde el Gobierno

El Gobierno no contempla, al menos por ahora, la restauración de restricciones a la movilidad. Fuentes de la Moncloa y del Ministerio de Sanidad insisten en que la gestión ordinaria de la pandemia recae en las comunidades autónomas y son ellas las que tienen a su disposición un amplio arsenal de medidas, cuya ratificación han de reclamar a sus respectivos TSJ. No está en agenda ninguna declaración de estado de alarma o de excepción. El pasado martes, de hecho, Gobierno y comunidades aprobaron la actualización del 'semáforo' covid sin añadir nuevas medidas, como el adelanto del cierre de la hostelería o del ocio nocturno o la limitación de aforos.

4. Sí al endurecimiento de los controles de entrada

Lo que sí ha hecho el Gobierno ya es endurecer los controles de entrada al país. Este sábado, el BOE publicó dos resoluciones. Una, del Ministerio de Sanidad, que dispone que los viajeros que procedan de países en riesgo alto (Sudáfrica, Zimbabue, Botsuana, Namibia, Mozambique, Lesoto y Suazilandia) tengan que aportar una prueba diagnóstica de SARS-CoV-2 con resultado negativo realizada como máximo 72 horas antes de la llegada, independientemente de que estén o no vacunadas o hayan pasado la enfermedad.

La orden del Ministerio del Interior resuelve que desde el próximo miércoles, 1 de diciembre, España solo permitirá la entrada de personas procedentes de Reino Unido e Irlanda del Norte con certificado de vacunación. No bastará que exhiban pruebas diagnósticas negativas o de haber superado la enfermedad, como admitía hasta ahora.

El Consejo de Ministros restringirá desde el martes los vuelos procedentes de Sudáfrica y Botsuana para intentar aislar España de la nueva variante. Sánchez prometió el sábado, en Burgos, que el Gobierno se coordinará al "máximo" con la Unión Europea y con los Estados miembros para compartir reflexiones y tomar medidas con "celeridad". Pero a la espera de la adopción de más "decisiones", las salidas son el blindaje aéreo, vacunación y mascarilla.

5. El pasaporte covid se extiende... pero no se impondrá en toda España

Hay otro factor importante que puede explicar el mayor ritmo de la vacunación en estas últimas semanas: se va extendiendo la exigencia de exhibición del certificado covid digital para entrar en determinados locales. Cataluña amplió su uso, hasta ahora vigente en el ocio nocturno, a la restauración, gimnasios y residencias de ancianos, aunque lo pospuso al menos hasta este lunes por el colapso del sistema informático para descargarse el pasaporte.

Navarra aplica desde este sábado la obligatoriedad de la cartilla para acceder a determinados establecimientos de hostelería. Aragón lo acaba de implementar para el ocio nocturno. Galicia, que ya lo exigía para este sector, lo ha extendido a las visitas hospitalarias. Baleares lo reclama para entrar en discotecas y residencias. En Murcia también está en vigor. Euskadi busca el aval del Supremo tras el rechazo de su TSJ. La Comunitat Valenciana ya ha decidido que pedirá el plácet de su TSJ para aplicarlo desde el 3 de diciembre y durante 30 días. Andalucía Asturias estudian el uso del certificado ante la subida de contagios.

El Ejecutivo de coalición es reticente a hacer obligatoria la cartilla covid en toda España, aunque sí respalda a las comunidades que la impongan. "Todo lo que sea que los espacios sean seguros y que podamos claramente seguir combatiendo la pandemia y acelerar el proceso de vacunación cuenta con el apoyo del Gobierno de España", apuntó el pasado viernes la ministra de Industria, Reyes Maroto.

En Sanidad recuerdan que el Supremo, cuando validó en septiembre el uso del pasaporte covid por parte de la Xunta para acceder a bares y discotecas, alegó que la medida estaba justificada porque revestía un carácter temporal, era limitada y no se implantó de manera indiscriminada. De hecho, el propio TS denegó en agosto la obligación de certificado o PCR negativa porque la iniciativa se había extendido al conjunto de la comunidad, para toda la población y municipios con independencia de la tasa de incidencia, "sin vinculación a su situación sanitaria y a su evolución, y además de forma indefinida".

6. El Gobierno espera que no haya más turbulencias pese al pánico bursátil

Antes incluso de haber sido bautizada como ómicron, la nueva variante del virus empezó a causar estragos económicos este mismo viernes, en forma de desplome de todas las bolsas mundiales. Las restricciones al movimiento y a las actividades sociales se han reactivado de forma vertiginosa en los cinco últimos días y el temor a un mayor impacto en la actividad económica es evidente.

El viernes, los valores bursátiles relacionados con el turismo se hundieron el 11% en la bolsa española. Los títulos de la aerolínea IAG (la dueña de Iberia y Bristish Airways), de la hotelera Meliá, de la central de reservas Amadeus y de los aeropuertos de AENA perdieron una parte importante de su valor ante el temor a un nuevo desplome de la actividad turística que volvería a atacar de lleno a un sector esencial de la economía española que aún no se ha logrado recuperar de las cinco olas previas de la Covid.

Si ya existía presión sobre el Gobierno español para corregir a la baja unas previsiones económicas que lucen como muy optimistas a la luz de las formuladas por el resto de organismos internacionales y servicios de estudios, ómicron puede ser la razón definitiva para recortar unas perspectivas oficiales que incluyen un crecimiento de la economía del 6,5% y el 7% para 2021 y 2022 (frente al 4,6% y el 5,5% que proyecta la Comisión Europea). “Todo dependerá de la gravedad que cobren los nuevos contagios, de las conclusiones que adopte la Organización Mundial de la Salud o de si hay nuevos confinamientos en el mundo”, reflexionaban este domingo fuentes de la Moncloa. "De entrada", el Gobierno no prevé un castigo de la incipiente recuperación, añadía otro portavoz oficial.

7. El PP aprieta

A la alarma social, se suma otro frente para el Gobierno: la oposición. El líder del PP, Pablo Casado, criticó el sábado la "falta de respuesta" del Ejecutivo ante la ómicron, que ha puesto "en jaque a la economía y sanidad mundiales". "Si las vacunas las ha dado Europa y la lucha contra la Covid la hacen las autonomías, ¿para qué cobran un sueldo la ministra de Sanidad y el presidente del Gobierno?", se preguntó durante un acto de su partido en León.

Casado volvió a arremeter contra el Gobierno por no impulsar la ley de pandemias que el PP reclama desde hace meses, norma que evite distintos pronunciamientos de la Justicia. "Ahora que tenemos a otros países europeos confinándose, ¿qué les decimos a las autonomías, a los españoles que están planificando sus cenas de Navidad, de reunirse con sus seres queridos tras estos dos años tan tremendos?", insistió. Para el jefe de los populares, Sánchez se preocupa más por "hablar de Netflix en catalán" o de que "los niños en Navarra vean dibujos en Euskera", como ha pactado el Ejecutivo con ERC y Bildu para sacar adelante sus Presupuestos para 2022.

Compartir el artículo

stats