Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Política y pandemia

La ideología de los no vacunados: ¿de izquierdas o de derechas?

La ideología de los no vacunados: ¿de izquierdas o de derechas?.

Unos cuatro millones de españoles no han recibido ninguna dosis de la vacuna contra el covid-19. Cataluña es la autonomía con mayor número de no inmunizados, con unas 857.000 personas, seguida de la Comunidad de Madrid y Andalucía, según los datos del Ministerio de Sanidad. El último barómetro del CIS servía para responder a la pregunta de por qué este porcentaje de la población no ha querido seguir las recomendaciones sanitarias y, de paso, bocetaba un perfil demográfico e ideológico de los no vacunados. ¿Hay razones políticas para oponerse al pinchazo? ¿Han calado las tesis negacionistas en España? ¿El electorado de derechas es más refractario a la inmunización porque el Gobierno es de izquierdas? Veamos.

Pocos pero muy en contra

En primer lugar, una de cal y otra de arena. Apenas un 4,8% de los 3.779 entrevistados por el CIS afirman que no se han vacunado, pero es que el 57,8% de ellos añaden que no tienen intención alguna de hacerlo, lo que, sobre el conjunto de la población, representaría un 3% de los españoles. El 26% de esos no vacunados, en cambio, sostiene que sí está dispuesto a recibir su dosis "cuando le llegue el turno", algo que, en realidad, ya ha ocurrido porque todos los encuestados son mayores de edad. El dato más positivo es que el 94,9% de los sondeados aseguran estar ya inmunizados.

¿Por qué no te vacunas?

Uno de cada cuatro españoles que no quieren pincharse (28,3%) aducen que no se fían de las vacunas que hay en el mercado. El segundo argumento más esgrimido es el miedo a los efectos secundarios (17,1%), seguido de la desconfianza en la eficacia de las dosis (10,1%) y la falta de garantías ante los pocos ensayos y análisis efectuados (9%). El 11,2% pretextan "otras razones" que no concretan, mientras que un ínfimo 1,9% confiesan su negacionismo sobre el covid-19.

Más 'rebeldes' en la derecha

Al ubicar a los no vacunados en una escala ideológica de 1 al 10, siendo 1 la extrema izquierda y 10 la extrema derecha, encontramos más 'rebeldes' a diestra que a siniestra. Tres de cada 10 no inmunizados (31,3%) se sitúan entre el 7 y el 10, es decir, se declaran de derechas. Los que se confiesan de izquierdas (del 1 al 4) representan el 13,4%, mientras que un 8,9% se sitúan en el centro (5 o 6). No obstante, dos de cada 10 no vacunados evitan ubicarse ideológicamente al ser preguntados al respecto. Esta distribución ideológica se reproduce entre quienes rechazan recibir los pinchazos incluso cuando les llegue el turno. Y llamativo resulta el dato de que los negacionistas del coronavirus se autoubican en alguno de los dos extremos ideológicos, en la ultraizquierda o en la ultraderecha.

Votantes de Vox

En correspondencia con los datos anteriores, el caladero de votantes donde hay mayor porcentaje de no vacunados es en el de Vox, el único partido con un porcentaje por encima de la cota nacional (4,8%). Uno de cada 10 españoles que votaron a los ultraderechistas en las últimas elecciones generales (10,5%) aseguran no haberse inmunizado, y de ellos, tres de cada cuatro (72,3%) agregan que tampoco piensan hacerlo cuando llegue su turno. En comparación, solamente no se ha vacunado el 4,3% de votantes de Unidas Podemos; el 4% de electores del PP; el 2,8% de afines a Ciudadanos; y el 2,1% de simpatizantes del PSOE. También por encima de la media nacional, un 9,5% de los abstencionistas declaran no haber recibido ningún pinchazo. Los datos del resto de formaciones no son representativos al tener muestras de menos de 100 personas.

Perfil muy transversal

Según el Ministerio de Sanidad, hay mayor porcentaje de no vacunados entre los jóvenes porque la cobertura es menor en el grupo de edad de 20 a 49 años. El CIS reafirma esta realidad al reflejar que dos de cada 10 españoles que no han recibido ninguna dosis tienen entre 18 y 44 años. Por lo demás, el perfil del no vacunado es muy heterogéneo: están presentes por igual en zonas rurales y urbanas, y no hay grandes diferencias entre hombres y mujeres, ni entre quienes se identifican como clase alta y clase baja. En cuanto a la formación, en contra de lo que podría parecer, las personas sin estudios son las que se vacunan más y en la FP donde hay más 'rebeldes'.

Compartir el artículo

stats