Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tragedia en el mar

La flota retoma el rastreo de los desaparecidos del 'Pitanxo': “Es una tarea que no nos corresponde”

Cuatro buques buscan en NAFO, pero urgen el despliegue de “medios más sofisticados” | Expertos señalan que es posible llegar al barco con un robot sumergible, pero descartan que se pueda recuperar los cuerpos de su interior

Un tripulante de uno de los barcos buscando en el mar.

Las familias de los desaparecidos del Villa de Pitanxo y los supervivientes de la tragedia que tuvo lugar hace una semana en aguas de Terranova lo dicen por activa y por pasiva: “Sigan buscando”. Tanto la Xunta como el Gobierno, que por el momento sigue sin movilizar a ninguna de sus unidades marítimas, recibieron la solicitud por boca de los propios familiares, que no quieren que todo se limite a “aprovechar cualquier ventana de oportunidad” que abra Canadá, como trasladó el ministro de Pesca Luis Planas en su visita a Galicia tras el siniestro. Por eso, tal y como adelantó Faro de Vigo este miércoles en su edición digital, las empresas de los cuatro pesqueros que trabajan en la zona “han tomado la decisión de retomar la búsqueda activa de los náufragos”, como anunció la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI). Las labores se mantendrán al menos hasta que el tiempo lo permita, es decir, hasta que llegue el temporal previsto mañana, y exponiéndose a los riesgos asociados. “Es una tarea que no nos corresponde”, lamentan fuentes de las tripulaciones consultadas.

La sede de la cooperativa acogió ayer por la mañana la reunión de los responsables de los cuatro barcos gallegos que trabajan en la zona: el Playa Menduiña Dos, que fue el que rescató a los tres supervivientes del naufragio y a seis de los fallecidos, el Eirado do Costal, el Río Caxil y el Ana Gandón. A ellos se les podría sumar en las próximas horas un pesquero canadiense tras los contactos realizados desde Vigo y los cuatro buques portugueses que también participaron en las labores de búsqueda tras el siniestro el martes de la semana pasada (Novo Virgem da Barca, Lutador, França Morte y Pascoal Atlantico).

Según fuentes del sector, los barcos mantenían a dos hombres en el puente equipados con prismáticos oteando la superficie. Hoy dejarán la pesca a un lado aprovechando la ausencia de temporal para centrarse todavía más en las labores de rastreo.

Aunque reconocen que “sería un milagro” encontrar a alguno de los desaparecidos en la inmensidad del caladero, los armadores quisieron estar del lado de las familias. “Es casi buscar una aguja en un pajar, pero queríamos dar al menos esa satisfacción”, explicó el presidente de ARVI, Javier Touza, que identificó la decisión de las armadoras como “un motivo para estar orgullosísimo”. “Era el momento de reactivar la búsqueda y de colaborar de una manera desinteresada antes de que venga nuevamente el temporal”, añadió el también armador (en este caso, con barcos en Malvinas).

Según fuentes del sector, los barcos mantenían a dos hombres en el puente equipados con prismáticos oteando la superficie. Hoy dejarán la pesca a un lado aprovechando la ausencia de temporal para centrarse todavía más en las labores de rastreo.

Aunque reconocen que “sería un milagro” encontrar a alguno de los desaparecidos en la inmensidad del caladero, los armadores quisieron estar del lado de las familias. “Es casi buscar una aguja en un pajar, pero queríamos dar al menos esa satisfacción”, explicó el presidente de ARVI, Javier Touza, que identificó la decisión de las armadoras como “un motivo para estar orgullosísimo”. “Era el momento de reactivar la búsqueda y de colaborar de una manera desinteresada antes de que venga nuevamente el temporal”, añadió el también armador (en este caso, con barcos en Malvinas).

Desde ARVI están en coordinación con la Secretaría General Pesca para este operativo. A ellos también les reclaman el envío de “medios más sofisticados” a la zona, situada a unos 450 kilómetros desde la costa. En este sentido, el hijo de uno de los desaparecidos, Kevin González (su padre era Fernando González, de Moaña y primer oficial de máquinas), explicó ayer que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, les trasladó que España intentará poner medios para continuar la búsqueda en superficie. Las familias, por su parte, reclamaron que “se habilite un marco legal” y “ayudas económicas” para que esos barcos “tengan respaldo económico para poder dedicarse única y exclusivamente a la búsqueda”.

Más allá de las tareas desinteresadas de estos días, desde las tripulaciones allí desplegadas recuerdan que la búsqueda no debería ser su labor y que el Gobierno dispone de los medios adecuados para ello. En este caso, además de las patrulleras de la Armada o de Salvamento, identifican en especial los buques oceanográficos asignados a Pesca. Se trata de barcos como el Vizconde de Eza, acostumbrado a trabajar en la zona realizando campañas científicas y que ahora está amarrado en Vigo, o el Miguel Oliver, que está en Cádiz en la recta final de la campaña Arsa 2022 (sobre especies demersales). El buque-escuela Intermares, gestionado junto a la Armada, también está parado en Ferrol.

Bajar al buque

Por otro lado, Sánchez también habría trasladado a los familiares de los desparecidos que se estaban buscando fórmulas para bajar al fondo, al propio Villa de Pitanxo, donde se cree que estarían todos o la mayoría de los tripulantes que faltan. En este sentido, expertos de la industria consultados por este medio (y que prefieren no ser citados) dejan claro que es posible llegar al arrastrero congelador a través del despliegue de un ROV (siglas en inglés para “vehículo operado remotamente”) sumergible, pero que sería imposible la recuperación de los cuerpos.

Estas fuentes explican que la profundidad a la que se encuentra la embarcación, unos 1.000 metros, no sería un problema con los medios existentes en el mercado, incluso entre firmas privadas españolas. De hecho, dependiendo de la profundidad concreta, incluso podría llegar el ROV Comanche, el robot del que dispone Salvamento Marítimo.

Sin embargo, este tipo de unidades especializadas tienen una serie de “limitaciones operacionales” relativas a las condiciones en las que operar, tanto por las corrientes como por el oleaje en la zona. De hecho, es habitual que las operaciones en las que se utilizan estos sistemas no se lleven a cabo durante el invierno en las zonas más al norte por este motivo. “Dependerías mucho de ventanas de buen tiempo para poder bajar el ROV”, comentan. De igual forma, informan que llegar al barco sería una tarea compleja por los cabos y restos del aparejo que están todavía amarrados al barco y flotando en torno a él, lo que podría dañar y dejar inoperativo el robot.

Sin embargo, lo más importante es lo relativo al objetivo en sí. “Lo único que se podría hacer es localizar la posición exacta y filmar el buque desde fuera”, comentan las mismas fuentes, ya que los ROV no podrían entrar en el arrastrero, donde los espacios son muy pequeños, y por lo tanto tampoco recuperar los cuerpos de los tripulantes.

Los familiares claman en el Parlamento: “Que se haga lo posible y lo imposible”

La Cámara gallega rindió homenaje a los fallecidos con un minuto de silencio 

Una representación de familiares de los desaparecidos tras el naufragio del Villa de Pitanxo acudió este miércoles al Parlamento de Galicia para evidenciar que continúan con su lucha para pedir que se haga “lo posible y lo imposible” para recuperar a los 12 marineros que todavía permanecen desaparecidos, tras reunirse este lunes con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Tras el arranque del Pleno, en el que el presidente del Parlamento, Miguel Santalices, leyó una declaración institucional con motivo del naufragio, Kevin González, hijo de unos de los desaparecidos (Fernando González), ha recibido el pésame y el apoyo del presidente de la Xunta, así como de los portavoces del resto de grupos parlamentarios y de la conselleira do Mar, Rosa Quintana.

Después, ante los medios, contó que trasladaron tanto al presidente de la Xunta como al del Gobierno sus reclamaciones de forma “precisa”, que pasan porque continúen las labores de búsqueda de los desaparecidos y se investiguen las causas del suceso.

Las familias piden que “se puedan habilitar los medios que tiene el Estado, u otros que no tiene” tanto “para la búsqueda de cuerpos en superficie mediante fragatas y otros barcos de la Armada”, como para “ir a buscar los cuerpos o investigar en las profundidades del mar”. “Nos dijeron que estaban en labores de negociación para adquirir o poder tener esos medios para buscar los cuerpos de los fallecidos”, trasladó González.

Positivos COVID

Por otro lado, ayer también se conoció que al menos dos de los marineros peruanos del Villa de Pitanxo rescatados sin vida de las aguas de Terranova deberán permanecer entre siete y diez días en Canadá guardando cuarentena al haber sido hallados en sus cuerpos el virus de COVID. Así lo confirmaron a Efe familiares de uno de los fallecidos, que aseguran que dos de los tripulantes españoles repatriados esta madrugada a España dieron positivo también.

Compartir el artículo

stats