Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aragón

Lambán anuncia una rebaja fiscal a las rentas de menos de 50.000 euros

El Gobierno de Aragón anuncia su aplicación desde el 1 de enero, pero no cuantifica la bajada para los contribuyentes ni la merma en las arcas autonómicas

El presidente Javier Lambán junto al vicepresidente Arturo Aliaga y la consejera de Presidencia, Mayte Pérez. ÁNGEL DE CASTRO

La noticia bomba, la más esperada del debate del estado de la comunidad, ha llegado al mediodía de la segunda jornada, en la réplica al portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado un acuerdo con el cuatripartito para acometer una actualización fiscal que repercuta en la tributación directa de las familias, de manera que se beneficiará al 99% de los contribuyentes aragoneses, que suponen 720.000 impositores. La medida, que hace especial hincapié en el IRPF, contempla también una mayor recaudación por tributos medioambientales, y pretende reforzar las ayudas al emprendimiento y las iniciativas empresariales. Eso sí, por ahora, no se ha determinado de cuánto será la rebaja del IRPF ni cuál será el impacto de esta medida en las arcas autonómicas.

El pacto fiscal, ha defendido Lambán, ayudará a conseguir unas "mayores tasas de progresividad y justicia fiscal". A partir de ahora, el debate con el resto de grupos, ha señalado el presidente, se dará en el ámbito parlamentario. Eso sí, ha destacado, la propuesta centrada en el IRPF se corresponde con la "media de las propuestas" presentadas por los partidos de la derecha. Lo que no ha trascendido todavía es cuál será la merma de los ingresos en las arcas autonómicas por la rebaja fiscal.

El Gobierno de Aragón comenzó a trabajar en una propuesta de actualización fiscal después de que el pasado septiembre, el presidente del Ejecutivo, Javier Lambán, señalara la necesidad de poner en marcha un amplio debate con todos los grupos parlamentarios para tratar de aplicar propuestas que aliviaran la situación de las familias, los trabajadores y las clases medias de Aragón, pero sin que se comprometiera la prestación de los servicios públicos. 

Reunión improvisada de los diputados del PP tras conocerse el anuncio del pacto fiscal realizado por Lambán. Ángel de Castro

Este trabajo de reformulación fiscal se produce en un momento en el que la economía aragonesa, ha asegurado Lambán, lo puede soportar. Con un tejido industrial que, pese a todos los avatares de la legislatura, ha resistido con más firmeza que el español a nivel global, con una gran diversificación y competitividad. Una realidad que ha contado con el apoyo del Gobierno de Aragón y que está propiciando una atracción de inversiones "sin precedentes".

Asimismo, la Administración aragonesa ha sido capaz de encauzar las cuentas públicas en tiempo de alta incertidumbre, cerrando los ejercicios con equilibrio presupuestario, cumpliendo las tasas de referencia, reduciendo el stock de deuda pública por primera vez en su historia. Aspectos que han sido respaldados por la Airef y la agencia de valoración Standard and Poor’s.

Propuesta "equilibrada, estructural y ajustada"

La propuesta fiscal que realiza el Gobierno de Aragón se incorporará en el Proyecto de Presupuestos de la Comunidad para 2023, con la convicción de que se trata de una iniciativa equilibrada, porque actúa en la mayor parte de la cesta tributaria y de los contribuyentes aragoneses, ponderando las bajadas de recaudación y los incrementos de ingresos; estructural, porque, alejada de las urgencias del difícil momento originado por la guerra en Ucrania, tiene vocación de permanencia en tanto en cuanto no se aborde a nivel nacional la reforma tributaria que demandan Europa y la sociedad española; y ajustada, porque reparte de manera equitativa los esfuerzos en función de la renta de los contribuyentes, pidiendo un esfuerzo suplementario a quienes más capacidad tienen, tanto en Renta como en otras figuras tributarias.

Asimismo, es un planteamiento adaptado a las oportunidades de crecimiento que tiene Aragón en la actualidad, facilitando la posibilidad de reinvertir lo recibido en proyectos que generen a su vez más riqueza y desarrollo.

La reforma fiscal punto por punto 

La actualización de la fiscalidad directa pretende favorecer la economía de las familias desde diversas figuras fiscales.

Se trata de actualizar el tramo aragonés de la escala del IRPF, beneficiando a 720.000 aragoneses, el 99% de los contribuyentes totales.

Para ello, se plantea la reducción de los tipos vigentes hasta el quinto tramo (50.000 €). El efecto de esta decisión se dejará sentir de manera especial en las clases medias, aunque también tendrá repercusiones graduales y descendentes hasta el tramo octavo (90.000 €) para no penalizar las declaraciones conjuntas.

Esta medida, que tendrá efectos desde el 1 de enero de 2022, supone la actualización de los tipos de la escala, que es una propuesta permanente y progresiva; y desestima la deflactación, que era una de las medidas estrella del PP, por tratarse, considera el cuatripartito "de una opción de efectos temporales y profundamente regresivos".

A estas reducciones habrá que añadir el impacto de las medidas aprobadas por parte del Ministerio de Hacienda en su última reforma, que serán efectivas en las retenciones de las nóminas a partir del 1 de enero de 2023. Aunque son medidas estatales, la mitad del coste lo sufragarán las arcas autonómicas.

Más reducciones en donaciones incluso en la compra de vivienda habitual

El pacto del cuatripartito plantea ampliar de 75.000 euros hasta 100.000 euros la reducción del 100% en la base imponible del impuesto a favor del cónyuge y de los hijos del donante, siempre y cuando el patrimonio del donatario no exceda de los 100.000 euros.

Además, se plantea incrementar de 250.000 euros a 300.000 euros la reducción del 100% en las donaciones a favor de los hijos de dinero para la adquisición de primera vivienda habitual o de un bien inmueble para su destino como primera vivienda habitual, en alguno de los municipios de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Asimismo, el cuatripartito asegura que quiere "impulsar el emprendimiento y la iniciativa empresarial" incrementando las reducciones al 99%; y ampliándolas a causahabientes y donatarios distintos a cónyuge y descendientes.

También plantea incrementar del 50% al 99% de la Reducción por la adquisición mortis causa sobre empresa individual, negocio profesional o participaciones en entidades por causahabientes distintos del cónyuge o descendientes; incrementar del 50% al 99% en el beneficio fiscal por las adquisiciones mortis causa que se destinen a la creación de una empresa, sea individual, negocio profesional o entidad societaria; ampliar el beneficio del 30% al 99% cuando hay donación de una empresa a donatarios distintos del cónyuge o descendientes siempre que se mantenga tanto la actividad como el empleo y ampliar la reducción del 30% hasta el 99% por la creación de empresas y empleo cuando se dona dinero u otros bienes muebles o inmuebles.

 

Más impuestos medioambientales 

Por otro lado, el pacto del cuatripartito prevé un incremento de los impuestos medioambientales y estudiar la creación de nuevos tributos.

La intención de la reforma fiscal en este ámbito es "incrementar la recaudación de los impuestos medioambientales aragoneses actuando sobre grandes superficies, agua embalsada y transporte de energía eléctrica de alta tensión".

En concreto, incrementando un 10% todos los tramos de la escala el Impuesto medioambiental sobre las grandes áreas de venta; incrementar un 15% el Impuesto medioambiental sobre determinados usos y aprovechamientos de agua embalsada; incrementar un 15% el Impuesto medioambiental sobre las instalaciones de transporte de energía eléctrica de alta tensión. 

Compartir el artículo

stats