Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio

El renacimiento del Palauet de Nolla de Meliana

Meliana ejecuta la primera parte de la rehabilitación del edificio y desmonta techos, mosaicos y elementos de madera para restaurarlos y reponerlos posteriormente - Las actuaciones cuentan con una inversión de cerca de 600.000 euros

El Palauet de Nolla comienza a renacer. Y lo hace poco a poco. El consistorio está desarrollando una nueva fase de rehabilitación del largo proceso que necesitará el edificio, a la que ha destinado 600.000 euros (252.066,12 euros de fondos Feder; 173.814,29 euros de la Diputació de València y 153.619,59 euros del consistorio de Meliana). Se estima que los actuales trabajos durarán hasta el próximo noviembre.

Esta parte del despertar de la antigua fábrica de mosaicos marcará un «antes y un después» en la historia del monumento histórico. Así lo explicó ayer el alcalde del municipio, de l'Horta Nord, Josep Riera, quien añadió «cuando se rehabilite la fachada, la imagen que se ha visto en las últimas décadas de un Palauet en ruinas cambiará de forma radical». El mundo asiste, continúa, al «renacimiento» de este emblemático inmueble.

Estas semanas se han desmontado los elementos internos (las maderas, monturas, techos, mosaicos...) para su restauración y posterior reposición. Así, desde el ayuntamiento dicen que, si se cumplen todos los plazos de la obra según está previsto, las actuaciones de la planta baja se alargarán hasta el final del otoño.

Un espacio polivalente

¿Qué usos se dará a este Palauet? La idea es, tal como explica el primer edil, que la planta baja sea visitable «lo antes posible» para poder hacer del monumento un lugar de referencia turística con usos polivalentes. «Que esté abierto todos los días para que se pueda disfrutar. Ese es el objetivo final», apunta Riera.

Además del uso museístico que se proyecta para la antigua fábrica de mosaicos por su valor histórico, desde la administración local tienen en mente dar un uso diversificado al espacio. Incorporar dependencias municipales en el edificio, alguna sede de entidad cultural o social del municipio o crear un espacio cultural son algunas de las propuestas. Además, Riera añade que en el Palauet de Nolla también se aprovechará el gran patio interno para realizar actividades culturales, conciertos o incluso eventos que vayan desde bodas a recepciones... «El espacio nos ofrece todo un abanico de posibilidades pues si la inversión se ha hecho, es para que se pueda disfrutar», ha aseverado el alcalde de la localidad.

Conexión pueblo-Palauet

El Palauet de Nolla de Meliana se encuentra, según detalla Riera, a unos 400 metros del final del núcleo urbano. Esto hace que sea necesario contemplar una forma de desplazamiento para la población que visite las instalaciones. Por eso, desde el consistorio están pensando en de qué manera se podría conectar el monumento con el pueblo. «Hay una conexión posible del pueblo con el Anillo Verde y el carril bici de la Via Xurra. Este podría ser parte del enlace ya que es un punto próximo al núcleo urbano y al Palauet», matiza el alcalde.

Lo que tienen claro en Meliana es que con los planes de rehabilitación, se está dando al Palauet «el reconocimiento que había perdido» pues, dicen, «había quedado en el olvido y ahora se están poniendo en valor patrimonios históricos como esta antigua fábrica de mosaicos», reconoce Riera.

La actual parte de la fase de rehabilitación está en proceso. Sin embargo, la recuperación de este inmueble durará al menos una década. Todavía no es prudente aventurar una fecha para la culminación de la restauración. Así todo, en Meliana van poco a poco. Paso a paso. Piedra a piedra.

Y como si de la Sagrada Familia de Barcelona se tratara, el tiempo irá pasando al revés hasta que un día, con el paso de los años, el Palauet de Nolla vuelva a nacer.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats