10 de julio de 2019
10.07.2019
Investigación

A prisión el exconcejal de Compromís en Alfafar detenido por abusar de una menor en acogida

La pareja del exregidor ha quedado en libertad y acusada de los mismos delitos y la jueza le ha impuesto una orden de alejamiento de la adolescente

10.07.2019 | 10:47
A prisión el exconcejal de Compromís en Alfafar detenido por abusar de una menor en acogida

La jueza de Instrucción número 1 de Catarroja ha enviado a prisión al exconcejal de Alfafar detenido por presuntos abusos sexuales a una menor durante el tiempo que vivió en acogida en su casa, mientras que ha dejado en libertad aunque con cargo a su mujer, arrestada por los mismos hechos. Ambos detenidos están investigados en una causa abierta por el citado juzgado por delitos de abuso sexual continuado contra una chica menor de 16 años y tenencia de pornografía infantil. 

La magistrada ha dictado ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para Joan Sorribes, mientras que a ella la ha dejado en libertad provisional, investigada por los mismos delitos y con varias medidas cautelares. Así, deberá comparecer en el juzgado cada 15 días y no podrá salir del país -se le ha retirado el pasaporte para garantizar el cumplimiento de esa prohibición-.

Además, la jueza le ha impuesto una orden de alejamiento de 200 metros que le impedirá acercarse a la menor, a su lugar de residencia, a su centro de estudios o a cualquier otro lugar que frecuente, así como comunicarse con ella por cualquier medio durante el tiempo que la protección continúe en vigor.

Durante el registro realizado por orden judicial en la vivienda de los investigados, los agentes de la Guardia Civil tuvieron que  "utilizar mascarillas y guantes por el estado en el que se encontraba la casa".

El detenido, Joan Sorribes, fue concejal por Compromís en la última legislatura en el Ayuntamiento de Alfafar, ejerciendo de portavoz, y figuraba como número dos de la lista que concurrió a las elecciones municipales de 2019 mientras que su pareja aparecía en el puesto tres de la candidatura. La coalición solo obtuvo una edila el 26 de mayo (que ya era la número dos en el mandato anterior), por lo que los detenidos no han entrado en la corporación ni forman parte del pleno en el actual mandato.

Tras conocer los hechos, la coalición Compromís ha emitido un escueto comunicado en el que sus dirigentes manifestan su "más absoluta condena por los delitos por los que están acusados" presuntamente el exconcejal de Alfafar y su pareja, de los que aseguran que han tenido conocimiento por los medios de comunicación.

"Informamos de que ambos no son actualmente afiliados de ninguna organización de la coalición", ha comunicado Compromís, además de añadir que  la Comisión Ejecutiva Nacional de la coalición "ha tomado la decisión de excluir a estas personas de cualquier actividad orgánica e institucional" que pudiera desarrollarse.

Sorpresa en el consistorio

Fuentes del gobierno local han explicado que han conocido esta misma mañana a través de la Guardia Civil toda la operación, lo que ha generado una "auténtica sorpresa" ya que la mayoría de integrantes del pleno han compartido cuatro años con Sorribes en la corporación y "siempre ha tenido un comportamiento absolutamente nornal", y también conocen a su mujer.

De hecho, la detenida es una activista del barrio Orba que preside una asociación dedicada a acciones de intervención social con desempleados en materia de formación por lo que dispone de un local en el edificio munbicipal Meral y "recibe anualmente subvenciones".

No son "familia acogedora educadora"

Por su parte, fuentes de la Conselleria de igualdad y Políticas inclusivas han explicado que la pareja no forma parte de la red de familias acogedoras y educadoras ni integra la bolsa oficial de esta modalidad de acogida. En este caso, la menor estuvo residiendo con la pareja siguiendo la modalidad de "familia alargada", circunstancia que se da cuando existe una relación con el o la menor que se va a acoger pero no hay lazos familiares.

"En este caso como en de la 'familia extensa' (en la que sí hay lazos familiares), son los servicis sociales municipales los que evalúan, emiten el certificado y realizan el seguimiento. Si detectan cualquier anomalía, lo comunican inmediatamente a la conselleria para que se actúe y si se produce una denuncia, el acogimiento cesa de forma inmediata", han informado.

Las mismas fuentes indican también que "en todo el tiempo que duró la acogida (que no han precisado para preservar los derechos de la menos) no se produjo ninguna denuncia ni tampoco se comunicó a la conselleria ninguna anomalía". En Políticas Inclusivas añaden que la denuncia de la menor se ha producido después de haber finalizado el acogimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook