Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El joven que dibujó Alaquàs

Rememoran su paso por los ‘scouts’, la «Fulla de l‘Olivar» y l’Expocòmic

Obras de Gerard Miquel

Los y las jóvenes de Alaquàs con inquetudes artísticas encontraron en los años 90 un escenario propicio para poner a prueba sus capacidades: una Oficina de Información Juvenil que esbozaba los primeros proyectos dirigidos a este sector y la Expocòmic con el concurso nacional.

A esa generación pertenecía Gerard Miquel Rosselló, ilustrador valenciano fallecido el pasado sábado, 13 de marzo. Su pérdida ha generado un gran impacto en aquellos grupos que compartieron con él proyectos.

Gerard Miquel nació 1968 se formó en l’Escola d’Arts i Oficis de València. En los años 90 fue el ilustrador de diversas campañas municipales en Alaquàs, entre ellas las del propio Centre d’Informació Juvenil, como recuerda Lute Fernández, que era el animador juvenil de la época, y colaboraciones en la revista «De Bat a Bat».

El investigador Rafa Roca recuerda su paso por l’Agrupament Escola Argila (fue la primera generación en 1983), en el obituario publicado ayer en levante-emv.com, con el nombre «Gerard Miquel, el gra de sal». «Gerard, de una timidez acentuada, manifestó su bonhomía y evidente habilidad como dibujante, cosa que lo llevó a convertirse en el ilustrador oficial no solo de aquella pandilla de jóvenes dinámicos, sino del conjunto de la parroquia», recuerda Roca. Suya es la primera cabecera de la publicación «La Fulla de l’Olivar», que acabaría siendo la imagen corporativa de la propia parroquia.

Obras de Gerard Miquel

Tanto Roca como el investigador Tomás Roselló (familia del ilustrador fallecido), recuerdan la huella artística que dejó en Alaquàs al dibujar diversas «aucas» escolares, portadas para la revista «Laetare» e ilustraciones de difusión y promoción del Castell-Palau o tradiciones como el ‘Cant de la Carxofa’.

También en el terreno local, el dibujante y profesor Iván García Aguado destaca que en 1989, Miquel ganó el tercer Concurs de Còmic d’Alaquàs. Aquellos años vieron florecer una generación de ilustradores entre los que estaban Miguel Ángel Sena, José A. Pedroche, Alberto Corraliza, Eva Cuervas y el propio García Aguado.

Algunos de ellos junto con otros de los dibujantes que pasaron por la Expocómic confluyeron después en sus «Fancomic» y «Kovalski Fly», ganadordel premio al mejor fanzine en elSalón de Barcelona de 1997. Aguado lo ve como un «maestro» que, siendo un niño, le dio algunas de sus primeras oportunidades.

Compartir el artículo

stats