Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Catarroja halla restos de cerámica romana en el solar del futuro instituto

El consistorio pretende sacar este año a licitación la redacción del proyecto del parque arqueológico donde se asienta la villa romana

Fragmentos de cerámica romana hallada en Catarroja.  | M.R.

Fragmentos de cerámica romana hallada en Catarroja. | M.R.

Las excavaciones arqueológicas realizadas en el solar destinado a la construcción del futuro instituto de Catarroja ya han terminado y han sacado a la luz restos de cerámica sigilada y de cocina romana. Solo son pequeños fragmentos, ya que se considera que este solar, situado al lado del cementerio, albergaba un posible vertedero de la Villa Romana descubierta junto al colegio Vil·la Romana en el conocido como l’Hort de Pepica.

En algunos elementos encontrados se pueden apreciar detalles ornamentales. Estas piezas serán serán trasladadas al Museos Arqueológico de Silla, de referencia en l’Horta Sud, aunque desde el consistorio aseguran que, tras la valoración por parte del equipo técnico, «estos fragmentos no tienen entidad suficiente para ser expuestos». «No obstante, la arqueóloga nos ha aportado algunas ideas», señala el edil Martí Raga quien, junto a los otros concejales Dolors Gimeno y Xavi Bellot, visitaron los trabajos realizados en el solar.

La arqueóloga, en concreto, les propuso exponer esos fragmentos hallados en el futuro instituto o en el colegio Vil·la Romana para ser objeto de futuros trabajos por el alumnado. Una opción que desde el consistorio consideran muy interesante.

Parque arqueológico

Por otra parte, estos hallazgos vienen a recordar el proyecto para habilitar el parque arqueológico que el Ayuntamiento de Catarroja retomó el verano pasado en la Villa Romana. Según el edil de Urbanismo, Martí Raga, ya hay una partida presupuestaria de 25.000 euros destinada a la licitación de la redacción del proyecto por lo que confía en que pueda lanzarse, durante este año, para acometer las obras el que viene.

El proyecto consiste en la transformación del solar conocido como l’Hort de Pepica, de 12.000 metros cuadrados, en un jardín arqueológico visitable, el primero de la comarca de l’Horta Sud, donde se pondrían en valor los restos que permanecen enterrados del asentamiento romano en Catarroja.

Compartir el artículo

stats