30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buñol recibe una oferta para instalar placas solares en 700.000 m2

El Consell tendrá que dar el visto bueno mientras Podemos pide limitar estos parques a 30.000 m2

Entorno de la Loma de Farrajón, donde la empresa ha solicitado instalar la planta. | LEVANTE-EMV

Entorno de la Loma de Farrajón, donde la empresa ha solicitado instalar la planta. | LEVANTE-EMV

Buñol no ha sido una excepción en la relación de municipios de interior que están recibiendo ofertas para instalar en su término un parque fotovoltaico. En este caso, Renovalia, la empresa que impulsa el proyecto, se puso en contacto con el ayuntamiento para instalar una planta de 70 hectáreas en la zona de la Loma del Farrajón, que colinda con Chiva. Se trata de una zona de tradición agrícola pero abandonada desde hace unos años por la baja rentabilidad que ofrecían los caquis que allí se cultivaban. Desde entonces el terreno no tiene producción y la empresa ha puesto los ojos en él.

La instalación que prevé es para producir una energía inferior a los 50 MW, por lo que es la Generalitat quien da la autorización tras pasar los preceptivos trámites administrativos entre distintas consellerias. Por ahora, en Buñol se acaba de recibir la solicitud para dar la compatibilidad de terrenos.

Por ahora, la alcaldesa, Juncal Carrascosa y su equipo de gobierno ha mantenido una reunión con la empresa en la que le han presentado el proyecto que quieren instalar en Buñol. El impacto económico sobre el término municipal será de 1,5 millones por la licencia de obra, además de 200.000 euros al año en calidad de impuestos. La empleabilidad, como afirma Carrascosa, «es pequeña», más allá de unos cuantos operarios habituales. Sí se notarán los empleos en las obras de instalación del parque.

Ahora, Carrascosa prepara un segundo encuentro con la empresa impulsora donde estarán invitados los portavoces de los grupos parlamentarios del ayuntamiento (PSPV, EUPV, Podemos, Izquierda Alternativa de Buñol y PP) así como los agentes sociales más representativos del municipio. La empresa ya le ha dado el visto bueno al encuentro y se ha prestado a explicar el proyecto y su viabilidad, así como el impacto medioambiental y paisajístico que tendría sobre el municipio. En la primera reunión, se le comunicó a la alcaldesa que sus plantas no utilizan hormigón para fijar las placas y que se utiliza agua osmotizada para el mantenimiento de las placas.

Entorno de la loma de Farrajón levante-EMV

Más restricciones a los parques

Este encuentro fue comunicado por parte de la alcaldesa al resto de partidos durante el pleno del lunes. Allí, Podemos-Buñol presentó una moción que establecía ciertos límites a estos parques fotovoltaicos para su instalación en el municipio. Bajo el lema «Renovables sí, pero así no», Podemos, junto al Consejo Comarcal de Medio Ambiente, piden no permitir instalaciones fotovoltaicas que superen las tres hectáreas de superficie, además de promover y priorizar alternativas para el autoconsumo como las comunidades locales de energía y los huertos solares de entre una y tres hectáreas (que cubrirían el consumo de entre 90 y 120 familias). De hecho, recuerdan que para el transporte de esta energía se necesitan líneas de alta tensión. Solicitan modificar los planes urbanísticos para que no se destruyan los campos, terrenos rústicos y sus ecosistemas.

La moción fue votada a favor de Podemos, EUPV, Izquierda Alternativa de Buñol y PP, mientras que el PSPV se abstuvo al considerar que el margen de los ayuntamientos para aprobar o no estas obras es escaso, ya que es la conselleria de Política Territorial, Economía y Transición Ecológica la que tiene la potestad de aprobar o no la instalación.

Compartir el artículo

stats