Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Chiva implanta el "urbanismo táctico" de Barcelona en el casco urbano

Busca reorganizar el tráfico en el casco urbano, apaciguar el tránsito de vehículos con un solo sentido por vía y ganar espacio para el peatón. Es una intervención transitoria hasta realizar una obra definitiva

15

Chiva implanta el "urbanismo táctico" de Barcelona en su casco urbano

Chiva se suma a las ciudades que priorizan al peatón en su casco urbano. Sin sacar al tráfico del centro pero sí regularizándolo, los viandantes tienen a partir de esta semana más espacio para caminar, para comprar, para pasear y para relacionarse. Todo gracias al «urbanismo táctico», una disciplina rápida, efectiva y de bajo coste económico pero con un gran impacto que trata de equilibrar los usos de la vía pública donde las personas ganan frente a los vehículos. Ya se ha implementado en Barcelona, con las ‘supermanzanas’, o en València con los maceteros para peatonalizar la Plaza del Ayuntamiento.

Así, la principal arteria de la localidad, la calle Doctor Nácher, tiene ahora solo un sentido, hacia València, desde la Plaza Constitución. En el sentido opuesto, el tráfico circulará por la calle Pascual Piquer. Sacrificar un carril era la única opción para que las aceras pudieran ensancharse, ya que hasta ahora no cabía más de una persona caminando por ellas.

«El urbanismo táctico ha sido una forma de darle las calles a los peatones, que es el objetivo, y se disuade a los conductores de ir a una velocidad alta además de aparcar en zonas prohibidas», explicó a este diario el alcalde de Chiva, Emilio Morales.

El dirigente de Compromís recordó que se trata de una pequeña obra transitoria, una «prueba» para determinar cuál será el proyecto final y cómo se ejecutará. «Con esta intervención de pintura, señalética y maceteros podemos ver los pros y los contras que perciben los ciudadanos y modificar el proyecto final». Además de ensanchar la zona de tránsito peatonal, en Doctor Nácher con Paseo Argentina se ha creado una isla peatonal con pintura en el suelo, macetas y bancos.

«Para eso se hace esta prueba, para valorar y recabar la opinión de la población, ver los problemas que genera el desvío del tráfico por otras calles y si pueden asumirlo y ver si la gente utiliza estos espacios ahora habilitados», apuntó Morales.

«Con la intervención con pintura, maceteros y bancos veremos qué piensan los residentes antes de la obra final»

Emilio Morales - Alcalde de Chiva

decoration

La idea es realizar estos cambios en firme, con la remodelación urbanística en profundidad de la calle Doctor Nácher y la de Pascual Piquer que según el concejal de Urbanismo, Manuel Clemente, se acometerán en el plazo máximo de un año.

Por eso, entre esta intervención y la que vendrá, se han implementado el proceso de participación ciudadana, para que los residentes puedan expresar sus dudas, opiniones a favor y en contra. Según recuerda el propio alcalde, en 2010 se realizó una encuesta ciudadana donde el 68 % de los entrevistados pidió que se ampliaran las aceras de la calle Doctor Nácher.

«Todos los grupos políticos en los últimos 30 años han llevado la necesidad de peatonalizar la zona centro, pero nadie se planteó hacerlo por miedo a la aceptación de la ciudadanía. Ahora no podía esperar más, el pueblo es para los peatones», apuntó el alcalde.

Aceras de medio metro

Para el concejal de Urbanismo se le ha «dado la vuelta» al centro urbano. «En algunos puntos, las aceras no llegaban al medio metro de anchura y con esta transformación pueden pasar carritos de bebé, sillas de ruedas y motorizadas, carros de compra o simplemente que dos personas hablen en la calle», explica Clemente.

Compartir el artículo

stats