12 de octubre de 2010
12.10.2010

La visita a Israel de Moratinos y Kouchner acaba en bronca con el ultra Lieberman

El ministro de Exteriores israelí insta a Europa a "no dar lecciones" sobre la paz y Moratinos le contesta que "quien manda en Israel es Netanyahu"

12.10.2010 | 02:00

El ministro de Exteriores de Israel, el ultranacionalista Agvidor Lieberman, instó el pasado domingo a sus homólogos de España y Francia, Miguel Ángel Moratinos y Bernard Kouchner, a que "resuelvan todos los problemas de Europa" en lugar de "dar lecciones" en el proceso de paz de Oriente Próximo.
En su reunión con los jefes de la diplomacia española y francesa, Lieberman señaló los fracasos diplomáticos de la Unión Europea para solucionar conflictos en Chipre, Somalia, Corea, Afganistán, Serbia o Kosovo y recordó también las concesiones realizadas por Europa a Adolf Hitler antes de la Segunda Guerra Mundial.
"Parece que todos los fracasos de la comunidad internacional para solucionar diferentes crisis internacionales se tradujo en un intento para compensar esos errores tratando de conseguir en un año un acuerdo entre israelíes y los palestinos", dijo el jefe de la diplomacia israelí durante la reunión mantenida en Jerusalén con Moratinos y Kouchner.
"En 1938, la comunidad europea decidió complacer a Hitler en lugar de apoyar a Checoslovaquia, y la sacrificó sin ganar nada a cambio", indicó Lieberman, cuyas palabras fueron recogidas por los medios de comunicación israelíes. "No seremos la Checoslovaquia de 2010. Garantizaremos la seguridad de Israel", agregó.
El diario Israel Hayom tituló ayer la entrevista del domingo con que Lieberman "manda a los europeos a resolver sus propios problemas", en tanto que la edición del Yediot Aharonot consideró que "avergonzó" a sus invitados.

"Netanyahu es quien manda"
Frente a las palabras del ultra Lieberman, Moratinos recordó ayer a su colega israelí que "el que manda" en Israel es el primer ministro, Benjamín Netanyahu.
"No es la primera vez que los europeos escuchamos que nos tenemos que ocupar de nuestros asuntos", aseguró Moratinos en una rueda de prensa con su homólogo francés, Bernard Kouchner, celebrada en el consulado francés en Jerusalén oeste, tras un desayuno de trabajo con el primer ministro palestino, Salam Fayad.
El jefe de la diplomacia española también subrayó que Lieberman les había llamado en la mañana de ayer para "disculparse", pero que, en cualquier caso, se trata de un miembro del Gobierno israelí con una "visión diferente a la de su primer ministro".

Negociaciones estancadas
Moratinos y Kouchner llegaron el pasado domingo a Israel para intentar impulsar las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, estancadas desde el final de la moratoria en la construcción en los asentamientos, a través del diálogo euromediterráneo y se entrevistaron conjuntamente con el primer ministro Benjamín Netanyahu, el presidente hebreo Simón Peres, el titular de Defensa, Ehud Barak, y la jefa de la oposición Tzipi Livni.
En declaraciones a los periodistas tras entrevistarse con la plana mayor del liderazgo israelí, Moratinos, expresó su confianza en poder ayudar a crear el clima necesario para la negociación en Oriente Próximo.
"Apoyamos el cese de la construcción de asentamientos (...), y creemos que ambas partes (palestinos e israelíes) deberían implicarse en negociaciones (de paz) serias", afirmó Moratinos, en presencia del jefe del equipo negociador palestino, Saeb Erakat, después de entrevistarse con el líder palestino, Mahmud Abás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine