29 de enero de 2019
29.01.2019
En Manhattan

Rescatada tras pasar tres días en un ascensor de Nueva York

Se quedó encerrada cuando no había ningún inquilino en el bloque de cinco pisos en el que trabajaba

29.01.2019 | 18:45

Una vecina de Nueva York permaneció tres días encerrada en un ascensor en un edificio histórico de cinco plantas de un inversor multimillonario en el Upper East Side de Nueva York, informaron varios medios locales.

La mujer, identificada como Marites Fortaliza y que trabaja en el edificio, se quedó atascada el pasado viernes en el ascensor del bloque, en el que no había ningún inquilino.

Fortaliza no fue rescatada hasta que el lunes un empleado de una empresa de envíos a domicilio, que tenía un encargo en dicho bloque, se percató de lo ocurrido y avisó a los dueños de la casa, quienes a su vez llamaron a la Policía.

La trabajadora fue rescatada por un equipo de bomberos a las 10 de la mañana del lunes y trasladada al hospital para su tratamiento.

La afectada, de 53 años, lleva trabajando 18 años en la misma casa, según indicó la familia que la tiene contratada, informó el diario The New York Post.

Un vecino del barrio que vio cómo evacuaban a Fortaliza en una camilla aseguró que la mujer parecía consciente y calmada en el momento en que era trasladada a la ambulancia.

El ascensor, que al parecer superó una inspección el pasado verano, se había detenido entre el segundo y el tercer piso y las autoridades están investigando lo sucedido para determinar las causas de lo ocurrido.

El edificio, construido en 1920, pertenece a Warren y Harriet Stephens, que lo compraron en 1999 por 8 millones de dólares.

Warren Stephens es un multimillonario que posee una empresa de inversión y que, según la revista Forbes, en 2018 estaba considerado como el estadounidense 302 más rico en 2018, de un total de 400 listados por dicho medio.

Forbes considera que su fortuna está valorada en torno a los 2.700 millones de dólares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook