30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La diputación critica que la variante de Pedralba se "eternice" ahora por el Consell

Gaspar avisa que la paralización de la obra por parte de conselleria tendrá un coste por la demora y mantiene las expropiaciones

Entrada a Pedralba de la CV-377 que lleva camiones hasta Gestalgar y Bugarra a través del centro.

Entrada a Pedralba de la CV-377 que lleva camiones hasta Gestalgar y Bugarra a través del centro.

La Diputación de València está visiblemente molesta por la última zancadilla puesta a la ejecución de la variante sur de Pedralba que sacará el tráfico pesado de la localidad de Los Serranos. Lamenta que la Conselleria de Agricultura y Desarrollo Rural haya suspendido cautelarmente la prórroga de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) necesaria para comenzar a ejecutar las obras. De nuevo, el presidente Toni Gaspar cree que se «eterniza» una obra de máxima necesidad para los residentes de Pedralba, hartos de tener camiones atravesando sus calles.

La conselleria, a través de la Secretaría Autonómica de Emergencia Climática, ha admitido a trámite un recurso interpuesto por la plataforma En Defensa del Paisaje de Pedralba. Ese trámite paraliza, por un máximo de tres meses, cualquier avance en las obras porque según el documento de los ecologistas, los daños sobre el medio ambiente y el paisaje «podrían ser irreversibles».

Con esa cautela actúa la conselleria, quien se reafirma en el papel de árbitro entre los intereses de un lado y de otro. Ayer, Toni Gaspar se puso del lado de los vecinos y vecinas del municipio y afeó que la conselleria no fuera sensible con la situación de los residentes. «Hay que ser sensibles con las vecinas y vecinos de Pedralba porque son los principales perjudicados y los que sufren cada día una obra paralizada que estamos listos para ejecutar en el momento en que se autorice», señaló Gaspar.

En este sentido, la diputación no suspende la convocatoria de levantamiento de actas previas para la expropiación de los terrenos afectados al sur del municipio para lo que ha convocado a unos 200 propietarios. Según defiende la corporación de Toni Gaspar, «se mantiene al tratarse de un acto administrativo que no conculca ningún derecho ni supone un acto irreversible».

De hecho, destacó el trabajo del área de Carreteras de la institución pronvincial, hoy dirigida por Rafa García y antes por Pablo Seguí, por tener desde 2015 el proyecto listo para ser ejecutado y a la espera de todas las trabas administrativas que se han encontrado por el camino. En concreto, el último retraso se debió a que iba a modificarse el Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Túria en 2016. Sin haber finalizado aún la revisión, la diputación retomó el proceso y pidió una prórroga de la DIA que le fue concedida hasta 2022 y que ayer la conselleria paralizó.

Fue en 2015 cuando se adjudicó la obra por lo que ayer fuentes de la diputación aseguraron que esta nueva demora acarreará un nuevo gasto para las arcas provinciales, aún por estimar. El contratista podría exigir cobrar los intereses por demora y no será solo la constructora, si no diversos servicios contratados para comenzar con la ejecución.

Como medidas paliativas hasta que el proyecto se desatascara, la diputación ha instalado en Pedralba semáforos inteligentes para regular el tráfico pesado del casco urbano.

Compartir el artículo

stats