16 de agosto de 2019
16.08.2019

Protesta en Almardà

Vecinos de la asociación piden con pancartas medidas para garantizar que una vía paralela a la playa es peatonal

16.08.2019 | 00:05
Un momento de la protesta.

Integrantes de la asociación de vecinos de la playa de Almardà se manifestaron ayer durante una hora para reclamar medidas que permitan que el Camí de l'Assagador paralelo a la playa costa sea efectivamente peatonal, tal y como marcan las señales de tráfico.

Con una gran pancarta que dejaba claro su objetivo, miembros de la junta directiva de la entidad quisieron dejar patente su malestar por varios motivos: el incivismo de muchos conductores que hacen caso omiso a las señales y siguen atravesando la vía «para peligro de peatones y ciclistas», la total inmunidad con lo que lo hacen «por la falta de policía local», y los «constantes retrasos» de las obras que permitirán iluminar el camino.

«Algunos vecinos que se han sumado al vernos. Pero no hemos hecho más convocatoria para que fuera una acción sorpresa y ver el efecto que tenía sobre los conductores que intentaban pasar. De hecho, en una hora que hemos estado, hemos impedido pasar por la dirección prohibida, a unos15 vehículos», contaba a Levante-EMV uno de los integrantes de la directiva, Javier Gómez.

Para la asociación, esto cambiaría «si envían a la policía un par de días y empiezan a poner multas».

Respecto a las obras de alumbrado, aseguran estar cansados de incumplimientos de los plazos dados desde el consistorio. «Con el equipo de gobierno anterior, pmero nos dijeron que antes de Semana Santa ya estaría. Luego que antes del vernao, después que en julio empezaban y estamos a mediados de agosto, pero nada», apuntaban.

El concejal de Contratación, Javier Raro, recalcó que los trabajos están adjudicados y que «la empresa encargada tenía que estar realizándolos». Por ello, como desde la firma le han asegurado que su intención es empezarlos en septiembre, Raro aseguraba que el ayuntamiento iniciará acciones para pedirle responsabilidades por ello. «Sabemos que los vecinos estaban muy interesados en que la obra comenzara cuanto antes y, por eso, se decidió así, aunque ahora estuviéramos en pleno verano y a alguno le pudiera molestar. No obstante, pediremos responsabilidades a la empresa», comentaba a preguntas de este diario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook