Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La diputación pedirá que la costa de Almenara y Sagunt se mejore al mismo tiempo

Todos los partidos apoyan la iniciativa de Cs aunque el ministerio ya ha desoído esa demanda

Vista de la playa de Almardà, con Canet al fondo. | TORTAJADA

Vista de la playa de Almardà, con Canet al fondo. | TORTAJADA

La preocupación en Sagunt por los espigones que el ministerio empezará a construir en Almenara el próximo mes de septiembre llegó ayer al pleno de la Diputación de Valencia. A propuesta del grupo de Ciudadanos (Cs), todos los partidos aprobaron por unanimidad una moción con tal de reclamar «una solución definitiva y conjunta a los problemas de erosión de las costas del norte de la provincia de Valencia», según destacó la portavoz de la formación, Rocío Gil, e informaron desde su formación.

La iniciativa llegó tres meses después de que Gil y otros representantes de Cs visitaran la costa saguntina con responsables de la asociación de vecinos de Almardà, Corinto y Malvarrosa. Tras esto, el pleno de la diputación respaldó ayer la postura que, desde hace tiempo, vienen defendiendo sin éxito el ayuntamiento de Sagunt y los residentes en la zona: Pedir que el Gobierno central considere las playas del norte de Valencia y el sur de Castellón como una unidad y actúe sobre ellas de manera conjunta. «No puede ser que las medidas para unas perjudiquen a otras», apuntaban desde Cs.

La diputada explicó que «las playas de Almardà, Corinto y Malvarrosa «presentan un grave problema de erosión y desniveles desde hace varios años; pero los gobiernos, de diferente signo político, han sido incapaces de solventar un problema que afecta gravemente a la economía del sector turístico y al medio ambiente».

«Esta erosión se agravará si Costas, tal y como anunció, construye espigones en Almenara, en la provincia de Castellón, sin que se ejecute a la vez el proyecto de regeneración de las costas del norte de Valencia», advirtió Gil.

El acuerdo de la diputación supone respaldar una vieja demanda de Sagunt, contemplada además en estudios anteriores del ministerio, que finalmente se ha desoído, pues mientras la mejora de la costa de Almenara se espera iniciar este otoño, a la de Sagunt le esperan varios años de trámites.

El teniente de alcalde de Almardà, el nacionalista Pepe Gil, dudaba de que este acuerdo pueda tener alguna trascendencia a estas alturas del procedimiento y lo enmarcaba a nivel político como «un tanto que ha querido marcarse Ciudadanos» . «Está bien que lo hayan hecho, pero no creo que tenga ninguna repercusión», decía a Levante-EMV.

La aprobación se produjo mientras el Ayuntamiento de Sagunt todavía no ha dado por cerrada la opción que baraja desde hace meses de pedir en el juzgado la paralización de los espigones proyectados en Almenara; algo que en las últimas semanas generaba dudas al alcalde, Darío Moreno, aunque no a sus socios de Compromís y EU, pero para lo que necesita que la Audiencia Nacional acceda a prorrogarle el plazo que oficialmente concluyó a principios de mes, cuando el consistorio no había recibido el expediente.

Compartir el artículo

stats