Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Varios rayos provocan daños de más de 6.000 € en el refugio de animales

La portavoz de la protectora teme que estas elevadas pérdidas «puedan ser una sentencia de muerte» para los más de 60 perros acogidos

Carmen de Andrés señala el aerogenerador eólico que ya no funciona. | DANIEL TORTAJADA

Las recientes tormentas se saldaron con un balance desgarrador para la protectora S.O.S. Animales Sagunto. Varios rayos provocaron daños en las instalaciones valorados en más de 6.000 euros; una situación que para la portavoz de este colectivo, Carmen de Andrés, «puede ser una sentencia de muerte para los más de 60 perros que tenemos puesto que peligra el pago de los tratamientos veterinarios o incluso del pienso que comen los animales».

Los responsables del refugio creen que por lo menos tres rayos han caído en sus instalaciones. Uno en el aerogenerador eólico, que provocó que una de las aspas del molino desapareciera y lo ha calcinado dejándolo inservible. Otro rayo entró por el cable eléctrico y provocó un auténtico destrozo en el almacén ya que carbonizó los equipos informáticos (ordenador, impresora, monitor, antena de internet), y un tercero en alguna valla. «A la mañana siguiente encontramos dos hierros de las puertas soldados como consecuencia de la descarga eléctrica de este fenómeno meteorológico», explica sin descartar que, de salvar este bache, tengan que estudiar más adelante la colocación de un pararrayos.

Entre los daños, De Andrés destaca la rotura del inversor solar de las placas que tienen para autoabastecerse del suministro eléctrico. Esta pieza, valorada en más de 3.000 euros, es una de las partes más importantes de la instalación fotovoltaica pues es el que se encarga de transformar la energía continua recibida por los paneles solares en energía alterna compatible con el refugio. De Andrés explica que «el inversor hizo de cortafuegos y salvó las pilas y los aparatos que hay entre ellas». El resto de las placas aún están pendientes de valoración, aunque en opinión de la portavoz de la protectora «no confiamos en que tengan poco daño puesto que en su interior encontramos un avispero enorme totalmente torrado, así que las expectativas no son demasiado halagüeñas».

De Andrés asevera que «sólo quedan en pie la bomba del agua, el motor, las bombillas y las neveras, aunque falta por ver el estado del cableado y de la instalación eléctrica porque desde la semana pasada estamos sin luz y nos manejamos con un motor que nos da puntualmente servicio para mantener en la nevera los fármacos de los perros y alumbrarnos someramente en la noche».

Otros voluntarios de la protectora señalan que «lo peor de todo es que ya estábamos en precario puesto que la pandemia ha supuesto un parón en seco en nuestra financiación a través de ferias, mercados o carreras y ahora nuestra capacidad para hacer frente a esta catástrofe nos ha dejado sin capacidad de reacción para reparar los daños y al tiempo cumplir con el alquiler, el pienso o los veterinarios». «Vivimos del altruismo de los voluntarios y de la sociedad y ahora necesitamos cualquier aportación, por pequeña que sea, para superar este tremendo bache y que los perros del refugio no noten las carencias que padecemos», afirman.

Ante esta coyuntura la protectora apela a los ciudadanos para que «colaboren con lo que puedan, aunque ahora necesitamos dinero para reponer el material y seguir atendiendo a los peludos». Quien quiera ayudar, puede hacerlo en el siguiente número de cuenta Cajamar ES50 3058 2177 4827 2000 3377, el bizum 690264571 (Concepto: ayuda SOS), e incluso a través de su cuenta de PayPal, sos.sagunto@gmail.com.

Compartir el artículo

stats