Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Ser parte del cuerpo arbitral en Primera supone cumplir un sueño»

El árbitro del Port de Sagunt, Francisco José Ortega Herrera, logra el ascenso a Primera Federación, donde debutará el próximo fin de semana en el RCDE Stadium de Cornellà

El árbitro tras el control físico en la ciudad del fútbol de la RFEF en las Rozas. Levante-EMV

El árbitro del Port de Sagunt, Francisco José Ortega Herrera, debutará el próximo fin de semana en Primera RFEF, cuando dirija en el RCDE Stadium de Cornellà a lo locales en su partido contra el Osasuna B. Así se hará efectivo el ascenso del colegiado tras 10 temporadas arbitrando. Según reconoce en palabras a Levante-EMV, llegar a esta categoría «es complejo, ya que en Segunda RFEF hay 125 árbitros y, de partida, hay un mínimo de seis ascensos, por lo que la competitividad es alta y marcar la diferencia es difícil».

Ortega explica que el Comité Técnico de Árbitros (CTA) realiza un seguimiento exhaustivo en cada partido para posteriormente disputar la fase de ascenso, en la que el colegiado porteño estuvo. «Tuve la oportunidad de arbitrar una de las finales y salió inmejorable, sin ningún inconveniente pese a la alta intensidad del juego» y añade que con todo ello, «ya solo quedaba confiar y aguardar a la publicación del listado de movimientos arbitrales».

En este sentido, asegura que cuando recibió la noticia «fue muy emocionante, pues detrás hay muchas horas de preparación y esfuerzo. La sensación es de mucha satisfacción y felicidad». Este ascenso a Primera RFEF también le permite ser cuarto árbitro en la máxima categoría. «Formar parte del cuerpo arbitral en Primera División supone materializar el sueño que desde niño he tenido como apasionado del fútbol. A nivel personal significa un proceso de crecimiento y superación, ya que el camino está plagado de retos cada vez mayores», asegura Ortega, quién será el primer árbitro de Sagunt en conseguir este logro que significa «una tremenda satisfacción poder representar a mi ciudad dentro del arbitraje nacional», además de haber «mucha gente del Camp de Morvedre que me apoya y valora mi desempeño como deportista, lo que me genera mucha felicidad, pues la figura del árbitro como deportista cada vez es más comprendida».

Respecto a las expectativas para esta temporada 2022/2023, el árbitro confiesa que espera «un alto nivel de partidos», pues según afirma «todos los equipos son profesionales y tienen jugadores de gran nivel. Se trata de una categoría que nada tiene que ver a la antigua Segunda B, ahora tan solo hay dos grupos de 20 equipos, con grandes estadios y equipos que arrastran una gran masa social, por lo que el nivel de exigencia en la categoría será máximo».

Su vocación por el fútbol

Francisco José Ortega, de 31 años, empezó a arbitrar en 2012. El deportista recuerda sus primeros pasos: «Los inicios nunca son fáciles, pero venía de haber jugado a fútbol, toda mi vida está ligada a este deporte, así que cuando decidí pasarme a árbitro ya sabía lo que hacía y lo que quería. En mi caso, además de la ‘ventaja’ de haber sido jugador, desde pequeño también tenía interés y curiosidad por la figura del árbitro, así que el desarrollo durante los primeros años fue muy positivo y rápidamente adquirí destrezas que me permitieron ascender por todas las categorías amateur y consolidando los aprendizajes para ir en búsqueda de retos superiores».

Y es que, según asegura, para alcanzar la categoría donde se encuentra no solo se necesita mucho esfuerzo sino también dedicación. «Cuando un árbitro se forma y empieza a arbitrar, estos logros se ven a años luz, el camino es inmenso, hay que dedicar muchas horas en preparación tanto físicamente como teóricamente, el sacrificio y el derroche de energía es incalculable, además esto no es siempre sinónimo de éxito, durante el proceso hay mucha incertidumbre, que puede truncar el objetivo, por lo tanto, es difícil pensar en esperar conseguir estos logros».

Pero nunca se rindió, «mi mentalidad siempre ha sido ir a por el siguiente partido y prepararme lo mejor posible, La sensación de cuando algo no sale, te repones, lo vuelves a intentar y lo consigues, es espectacular y me aporta mucha fortaleza, así que siento seguridad y dominio en lo que hago», confiesa.

Profesor de reglas de juego y se prepara para una oposición

Francisco José Ortega, nuevo árbitro de Primera RFEF, trabaja como profesor de Reglas de Juego de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana (FFCV) en la delegación de árbitros del Camp de Morvedre. «En el verano de 2012, me apunté al curso que organiza la FFCV para ser árbitro en la delegación del Camp de Morvedre, recibí el curso formativo unos años después y tras mi desarrollo como árbitro unido a mi formación académica en Ciencias de la Actividad y el Deporte, he pasado a ser profesor de Reglas de Juego de la FFCV en la delegación en la que me formé desde cero como árbitro en mi etapa inicial», explica el deportista, quien, además, está preparando la oposición de profesor de educación física, aunque asegura seguir «muy focalizado en el arbitraje, la categoría lo demanda y a mí me gusta prepararme para dar lo mejor de mí».

Compartir el artículo

stats