Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Motociclismo

Marc Márquez pasa con nota su prueba a 300 km/h en Portimao

"Estoy feliz, he podido dar 65 vueltas a tope y me siento muy recuperado, aunque me falta algo de físico tras varios meses sin actividad", señala el piloto de Cervera (Lleida)

Marc Márquez.

Después de que, el pasado lunes, el doctor Sánchez Dalmau le diese el visto bueno, tras recuperarse de la diplopía sufrida, de nuevo, al igual que le ocurriera en el 2011, en su ojo izquierdo y Marc Márquez volviese a subirse a una moto de motocross, el pasado jueves, el campeonísimo de Cervera (Lleida), tal y como anunció, el viernes, en la presentación de los equipos de Honda para el Mundial-2022 de MotoGP, quería probarse con una moto potente, a más de 300 kilómetros por hora, en un circuito del campeonato del mundo, cosa que hizo ayer en el circuito de Portimao (Portugal), curiosamente el trazado escogido por él mismo para regresar al Mundial tras muchos meses de ausencia y tres operaciones en su brazo derecho.

Regreso feliz

Por primera vez desde que ganó el Gran Premio de Emilia Romagna, el 24 de octubre de 2021, MM93 volvió a un circuito de velocidad para seguir evaluando el desarrollo y la mejora de su diplopía. Completando un total de 65 vueltas en el transcurso del día, Márquez y su equipo pudieron evaluar más a fondo su condición actual y poder empezar a preparar el Campeonato del Mundo de MotoGP 2022.

El ocho veces Campeón del Mundo estaba ante todo encantado de experimentar la emoción de volver a pilotar después de su lesión. Márquez pudo obtener un resultado satisfactorio y sus sensaciones encima de la moto fueron positivas. El objetivo ahora se centra en el primer test de pretemporada en el Circuito Internacional de Sepang a principios de febrero, para el que Márquez seguirá trabajando con la intención de seguir mejorando su forma física para regresar a la acción con el equipo Repsol Honda en las mejores condiciones posibles.

"He podido disfrutar de la velocidad y de las buenas sensaciones que ya tuve sobre la moto de motocross"

Marc Márquez - Piloto del Repsol Honda

decoration

“Me siento muy feliz”, ha comentado Márquez en un comunicado que su equipo ha emitido este mediodía y que da (casi) por terminada su lesión en el ojo izquierdo. “Estoy feliz primero por volver a subirme a una moto en la pista y también porque hemos podido confirmar las sensaciones que tuve haciendo motocross. Es una gran sensación, una sensación de alivio porque cuando he pilotado no he tenido ninguna molestia con la visión”.

Cita en Malasia

Es evidente que al ocho veces campeón del mundo, tras tres meses alejado de las pista y el duro entrenamiento con moto, aún le falta mucho. “Como hacía tiempo que no me subía a una moto, he notado que me falta un poco en algunos aspectos físicos, pero esto se debe a que no he podido tener una pretemporada habitual. Hay margen para mejorar, pero lo positivo y lo fundamental de esta prueba ha sido reconfirmar la sensación que teníamos cuando nos subimos, por primera vez, a la moto de motocross y disfrutar de la sensación de velocidad. He completado una intensa jornada de test con tandas largas, así que estoy muy contento con el resultado. Nos quedan dos semanas para que empiecen los test en Sepang, así que aprovecharé para intensificar mi preparación física y entrenar en moto”.

Todo parece indicar, pues, que Marc Márquez estará, junto al resto de pilotos de MotoGP, en la primera toma de contacto con las nuevas motos, en la primera semana de febrero, en el circuito malayo de Sepang, donde todos los candidatos al título grandes estrenarán sus motos.

Compartir el artículo

stats