12 de junio de 2010
12.06.2010

Subaru lanza la quinta generación de la gama Legacy

En carrocerías berlina y station wagon y motores Boxer 2.0i y 2.0D de 150 CV

06.06.2010 | 07:30
carácter subaru. Los motores Bóxer y la tracción a las cuatro ruedas son puntos vitales de la gama Legacy.

Motor, Valencia
Subaru no ha podido celebrar de mejor manera el vigésimo aniversario de su gama Legacy. Para ello, la firma japonesa ha lanzado la quinta generación de uno de sus modelos más exitosos. Un catálogo compuesto por sus ya tradicionales configuraciones berlina y station wagon, que vuelve a estar reforzado con las últimas tecnologías en materia de tracción permanente AWD, sus exclusivas motorizaciones Bóxer, y unos destacados niveles de acabado, confort y seguridad.
En materia estética, la gama Legacy incorpora un atractivo toque deportividad en ambas carrocerías. Algo que se refleja en las unidades de faros alargadas y de mayor tamaño, los ampliados pasos de rueda, o los detalles cromados y más destacada parrilla delantera.
Nuevo chasis
Al renovar el equipamiento y adoptar un nuevo sistema de chasis, se mejora la comodidad de todos los ocupantes del vehículo, gracias a unas excelentes prestaciones unidas a un amplio espacio interior con multitud de detalles práctico. La incorporación de esta nueva plataforma también ha afectado de manera directa al comportamiento dinámico del vehículo y a los ya de por sí excelentes niveles de seguridad.
Además, la economía de consumo ha mejorado gracias al «Lineartronic», la nueva caja de cambios automática de variación constante (CVT) en la versión 2.0i de gasolina. Pero la principal novedad de su gama de motorizaciones es el 2.0D, también de configuración tipo Boxer —horizontalmente opuesto—. Ambas unidades ofrecen una potencia de 150 CV y aseguran un destacado equilibrio entre prestaciones y niveles de consumo (5,9 litros de media en el diésel y 8,5 en el gasolina) y emisiones de CO2.
El catálogo Legacy se estructura en torno a los niveles de acabado Premium, Limited y Limited Plus. Todos ellos con una destacada dotación de serie, que incluye desde la terminación inicial con elementos como faros de xenón, climatizador de dos zonas, un asistente de ayuda al arranque en rampa y luces y limpiaparabrisas automático, entre otros.


MÁS COMPLETO
Mejoras a todos los niveles
El nivel de acabado y equipamiento sigue en la misma línea de calidad. Destaca en la nueva consola central de doble estructura consta de un bolsillo y una bandeja de gran tamaño, que incluyen toma de corriente de 12V y enchufe AUX. La caja de cambios Lineartronic optimiza el rendimiento del motor Bóxer 2.0i de gasolina y 150 CV. Con ella se mejoran prestaciones y niveles de consumo. La capacidad de carga se ha superado de manera notable con 526 litros en el familiar y 486 en la carrocería sedán. El freno de estacionamiento eléctrico es de serie.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine