Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estreno de cine

'Un pequeño plan... como salvar el planeta': la fábula de Garrel sobre la 'generación Greta Thunberg'

El actor y director presenta una fábula a modo de sátira en la que una familia se enfrenta al despertar de la conciencia ecológica de su hijo que, junto a muchos otros jóvenes del planeta, estructuran un plan para salvarnos de la crisis medioambiental

Louis Garrel y Laetitia Casta, en ’Un pequeño plan... cómo salvar el planeta’.

En 2018, la activista de quince años Greta Thunberg comenzó una serie de huelgas de hambre para exigir al gobierno de su país que tomara medidas urgentes en relación con el cambio climático. Fueron muchos los jóvenes que se unieron a esta protesta en todas partes del mundo y su mensaje sirvió para despertar la conciencia de buena parte de una sociedad aletargada que necesitaba una voz que representara a una generación que no está dispuesta a vivir su futuro en un planeta devastado. 

Antes del ‘efecto Greta Thunberg’, Louis Garrel recibió la idea para desarrollar un guion por parte de Jean-Claude Carrière, el mítico escritor responsable de algunas de las obras maestras de Luis Buñuel, recientemente fallecido. En él, un grupo de niños perfectamente organizados emprendía un plan para salvar la tierra. Su primer paso, vender las pertenencias superfluas de los adultos sin su consentimiento. ¿Para qué queremos tantas cosas si pronto no podremos utilizarlas porque todo a nuestro alrededor estará devastado?

“Cuando leí el tratamiento me pareció ciencia ficción. ¿Unos niños movilizándose por el ecologismo? No lo veía. Un día, leí en las noticias la historia de una joven sueca que había decidido emprender una serie de acciones drástica para alertar del problema, llamé a Jean-Claude y le dije: eres un visionario”.

Retazo de la actualidad

Louis Garrel decidió emprender el proyecto, pero llegó la pandemia y todo se ralentizó. Carrière le dijo: tienes que darte prisa, porque va a parecer que vamos con retraso, en lugar de ir por delante de la actualidad. “Quería que fuera una película que retratara nuestro tiempo en directo, que fuera un retazo de nuestra actualidad”, cuenta el director durante su visita al Festival de San Sebastián para presentar la película en la sección Perlas. “La rodamos antes, durante y después del confinamiento, por eso la crisis sanitaria, las mascarillas aparecen para que quedara testimonio de todo lo que estaba ocurriendo”. 

Louis Garrel no se considera un activista, de hecho, siente envidia de las nuevas generaciones y de cómo están movilizándose para cambiar las cosas a través de su ideología y conciencia feminista, antirracista y ecologista. “Me siento acomplejado. Los hijos del Mayo del 68 (él lo es del cineasta Philippe Garrel) nos aburguesamos tras la lucha de nuestros padres. Creo que ahora se está escribiendo una página en blanco en la cultura, en las artes, en la política. Es una corriente galvanizadora”. 

‘Un pequeño plan… como salvar el planeta’ podría considerarse la segunda parte de la anterior película de Garrel, ‘Un hombre fiel’, ya que recupera a los mismos personajes. Ahora, Abel (Garrel) y Marianne (Laetitia Casta, su esposa en la vida real), se han asentado como pareja, y su hijo de 13 años, Joseph ha iniciado por su cuenta un camino de cambio que tambaleará sus cimientos y les hará darse cuenta de la magnitud del problema. “Creo que todavía no somos conscientes de la tragedia que se nos viene encima. Durante la pandemia he escuchado a muchos pensadores, entre ellos a Bruno Latour, y dice que el COVID es un ensayo general de la crisis que está por venir, que será medioambiental. Ya no cuentan las acciones individuales, ni culpabilizarnos los unos a los otros, sino movilizar los recursos económicos y científicos de manera global”. 

Una fábula

No se trata de una película aleccionadora, ni dogmática. ‘Un pequeño plan… como salvar el planeta’ está configurada a modo de fábula, de sátira liviana y juguetona con muchas dosis de humor. “Para mí es una película muy especial, porque hasta el momento siempre me había sentido más cercano al mundo de la cinefilia, y aquí he explorado otras cosas, otros géneros, otros temas que nos interpelan de manera directa”. En vez de mirar al pasado, a la tradición de la 'nouvelle vague', en esta ocasión ha mirado al futuro más inmediato el que reinventarse resulta fundamental para afrontar los problemas del presente. 

Compartir el artículo

stats