Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los 6 faros que reinan en el sur

De norte a sur, la Comunitat Valenciana está repleta de faros que, durante siglos, ejercieron de vigías y de protección a partes iguales. El baño constante del Mediterráneo así lo requería. Algunos ya no están en funcionamiento pero su sola presencia embelesa todavía a quienes los visitan. Hoy conoceremos seis faros imprescindible de las comarcas alicantinas.

Faro Punta Albir en l'Alfàs del Pi David Revenga

Alrededor de unos 400 faros están presentes a lo largo de todo el perímetro de la costa española aunque tan sólo unos 187 se encuentran en funcionamiento. Cada uno de ellos cuenta una historia diferente y por ello, te mostramos los 6 faros que recorren la costa de las comarcas alicantinas y te animamos a que te acerques a descubrirlos y enamorarte con su arquitectura.

David Revenga

Faro Cap de Sant Antoni en el municipio de Xàbia

El Cap de Sant Antoni, situado entre los municipios de Dénia y Xàbia, forma parte del parque natural del Macizo del Montgó. Este lugar emblemático es considerado no sólo el segundo punto más al este de toda la provincia alicantina sino también de toda España, sólo superado por el Cap de la Nau.

En sus más de 110 hectáreas de extensión se hallan acantilados que se elevan a más de 150 metros sobre el nivel del mar. A sus pies encontramos la Reserva Marina del Cap de Sant Antoni que alberga importantes microrreservas de flora en su acantilado norte y en el Islote de la Mona. Además, aparte de la importancia por su Reserva Marina desde 1993, es un lugar común de avistamiento de cetáceos. Es por esto que está prohibida la pesca, así como limitada la práctica de buceo, debiéndose solicitar permiso previo a la Dirección Territorial de Agricultura y Pesca de Alicante.

Antes de llegar al extremo final del cabo se encuentra un mirador perfecto para disfrutar de toda la bahía de Xàbia. Este precioso faro encendido en 1855 por primera vez todavía no es visitable aunque se espera que próximamente se convierta en un centro de interpretación medioambiental.

Ayuntamiento de Xàbia

Faro del Cap de la Nau

El Cap de la Nau es el extremo más oriental de todo el litoral valenciano siendo el punto de la península más cercano a la isla de Ibiza del que tan sólo le separan en torno a 85 kilómetros.

Este faro se encuentra emplazado a 122 metros sobre el nivel del mar y ostenta una altura de 20 metros. Construido en planta octogonal, los destellos regulares que emite de noche su potente pueden vislumbrarse a una distancia de 23 millas náuticas.

Su espectacular naturaleza ha hecho que la Consellería de Medio Ambiente destaque su microrreserva vegetal. También actúa como reclamo la cercanía con la que se encuentra la increíble Cova dels Orguens, descrita en el siglo XVIII por el naturalista Cavanilles.

Faro de l’Albir

Levantado en 1863, este idílico faro está situado en el término municipal de l’Alfàs del Pi. Esta maravillosa torre, conocida como el Faro del Albir, está ubicada a 112 metros sobre el mar en el Parque Natural de Serra Gelada y dispone de varios telescopios con los que cabe la posibilidad de ver en detalles todo aquello que rodea este maravilloso paraje.

Además, la cómoda ruta asfaltada de unos 5 kilómetros en total y los diversos senderos en los que se vertebra son todo un reclamo turístico para las familias. También lo es la Torre Bombarda, un lugar de vigilancia utilizada en el siglo XVI para advertir de los frecuentes ataques de los piratas berberiscos.

Asimismo, el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi ha reconvertido el interior de este edificio en un centro de interpretación con el objetivo de divulgar el patrimonio natural, cultural e inmaterial de Serra Gelada.

Isabel Ramón

Faro Cap de l’Horta

El faro situado en la punta del Cap de l’Horta se encuentra entre las playas de Sant Joan y la Almadrava. De planta circular, este faro se levanta sobre los antiguos restos de la torre vigía de l’Alcodre construida en el siglo XVI.

Las vistas son espectaculares y desde allí podemos observar la bahía de la playa de Sant Joan, la de Moltavista y el litoral del Campello. También por el lado opuesto se puede contemplar la bahía de Alicante y el cabo de Santa Pola y su faro.

Actualmente este faro se encuentra en desuso, aunque próximamente se convertirá en un restaurante de lujo a pesar de las negativas de varios colectivos ambientales.

Cabo de Santa Pola Matías Segarra

Faro del Cabo de Santa Pola

Muy cerca de la ciudad se encuentra el faro del Cabo de Santa Pola, uno de los lugares con los amaneceres y atardeceres más bellos de la provincia de Alicante. El faro fue instalado en el año 1858 sobre la antigua torre vigía Atalayola, que luchaba en contra de la invasión de los bereberes.

Desde 2015, este precioso rincón cuenta con una pasarela voladiza que actúa como mirador privilegiado hacia el Mediterráneo. Allí, junto a un acantilado que desciende hasta la costa, podemos pasear por esta pasarela colgada en diversos tramos y disfrutar de la panorámica de la costa alicantina.

Faro de la Isla de Tabarca Pilar Cortés

Faro de la isla de Tabarca

El faro de Tabarca recibe su nombre de la isla en la que se halla, situada a diez millas de la ciudad de Alicante y a unas tres de Santa Pola. Este islote, además de ser el más grande de toda la Comunidad Valenciana es el única que se encuentra habitada.

El faro, una construcción de grandes dimensiones, consta de dos plantas y una torre cuadrada con dos aljibes. Fue encendida por primera vez en 1854, siendo característica su ingeniería romántica del siglo XIX. Actualmente, este edificio alberga un laboratorio biológico que sirve a la Reserva Marina de Nueva Tabarca, declarada en 1986.

Compartir el artículo

stats