Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El agua brota en la Serra de Mariola

La ruta de las fuentes que asciende al Montcabrer (1.390 msnm) recorre parte de esta sierra junto a Cocentaina desde donde observar toda la comarca del Comtat

Un tramo de ascenso al Montcabrer. | JUANI RUIZ

La ruta de las fuentes de Mariola es una senda clásica para cualquier aficionado o aficionada a la montaña en la Comunitat Valenciana. La intensidad de los paisajes, sus colores y olores, el recorrido, plácido y duro en distintos momentos (el desnivel alcanza los 900 metros), y la recompensa de las vistas panorámicas que nos ofrece la cima del Montcabrer, la hace ser una de las rutas más completas que podemos encontrar en nuestro entorno. En estos momentos, los árboles caducifolios dan la nota de color otoñal al paisaje, mientras que en primavera serán las flores las que nos acompañen por todo el camino. Si la excursión se hace en invierno, hay que tener en cuenta que los puntos más altos de la Serra de Mariola podrían tener nieve un factor importante a tener en cuenta para elegir bien la ropa para caminar.

Una de las construcciones abandonadas en la Serra de Mariola. | JUANI RUIZ POR A. SORIA

La ruta comienza junto a la Ermita de San Cristóbal entre Cocentaina y Muro de Alcoi, donde se deja el vehículo para coger la senda PRV 37, siempre bien señalizada a lo largo de los 11,5 kilómetros entre la ida y la vuelta o, lo que es lo mismo, unas 4 horas parando a comer algo en el punto más alto.

Una vez dejamos atrás la ermita, aparecerá una señal donde se indica que hay una senda ecológica por la que nos introduciremos. Por ella encontraremos el Racó de la Mala Cabra y la Penya Banya y sus tres fuentes. A partir de aquí, la senda comienza a ascender hasta un mirador que nos enseñará lo que hay frente a nuestros ojos: toda la comarca del Comtat y sus montañas. Un poco más adelante aparecerá la Font de les Huit Piletes y, a partir de aquí, llegaremos a al Mirador de la Caseta de Tanilla. La siguiente fuente que se presenta en el camino está algo más adelante, en las rocas de l’Esquerola, donde terminan las escaleras y tramos con barandillas de la senda que nos han guiado y facilitado el camino hasta ahora.

Mantendremos la montaña a la izquierda y el valle a la derecha, y atravesaremos un pequeño paso sin dificultad. Aparecerá un tramo de imponentes álamos que nos conducirán a la Font de Santxo y un poco más adelante, al Mas de Llopis, junto a otro mirador sobre el valle desde donde podremos ver la cima del Montcabrer. Para acceder a él, lo rodearemos a través de un collado y una vez estemos bajo la cima aparecerá una nueva fuente, la Font del Pouet, la última parada antes de alcanzar el pico del Montcabrer, desde donde tendremos acceso a una vista panorámica del entorno.

Compartir el artículo

stats