Tras debutar en 'El programa de Ana Rosa' como tertuliana, Rocío Flores volvió este domingo a los estudios de Mediaset para acudir como invitada al estreno de 'Supervivientes: Conexión Honduras', formato en el que ella misma concursó el pasado año.

 

Aunque la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores estuvo acompañada en plató por su tía Gloria Camila, con la guarda una estrecha relación, también tuvo que verse las caras con una persona de la que no guarda un buen recuerdo: Sofía Suescun.

 

La ganadora de ‘Gran Hermano 16’ entró por la puerta grande en calidad de presentadora, ya que este año se pone al frente del formato 'Supervivientes: una aventura extrema' en la plataforma Mitele Plus. Tanto Rocío como Gloria Camila se han enfrentado a la navarra en los platós de Telecinco en numerosas ocasiones, pero anoche se limitaron a guardar silencio mientras daba las claves de su nuevo proyecto televisivo.

 

Te puede interesar:

Consciente de las cuentas pendientes que hay entre ellas, el realizador de ‘Supervivientes: Conexión Honduras’ se encargó de mostrar las reacciones de Rocío y Gloria Camila cuando Jordi González le dio la bienvenida a Sofía en plató. Con semblante serio, inquietas y visiblemente incómodas, las dos tertulianas tuvieron que escuchar su intervención.

"Sofía no ha venido a hacer una mesa redonda con Isa, con Gloria Camila ni con nadie", bromeó Jordi. "Estoy muy contenta y emocionada de poder encargarme de este programa", explicó Sofía, al mismo tiempo que en pantalla aparecían los rostros de Rocío y Gloria Camila. Los gestos de ambas no pasaron desapercibidos en redes sociales, siendo este uno de los momentos más comentados de la noche.