脫scar D铆az est谩 al borde del abismo y podr铆a abandonar Pasapalabra. El madrile帽o ha cometido errores imperdonables que lo han llevado a una situaci贸n l铆mite y, en breve, tendr谩 que enfrentarse a su destino en el concurso de Antena 3.

脫scar llevaba una racha excepcional y ha estado varias veces a punto de tener casi a mano el bote de Pasapalabra, que ya acumula un premio millonario. Sin embargo, en su 煤ltimo programa, se estrell贸 y dio al traste con tan buen trabajo. Ahora, tendr谩 que salvarlo in extremis porque, en caso contrario, deber谩 salir del programa y renunciar definitivamente al bote.

El 煤ltimo Pasapalabra de 脫scar D铆az

Fue en el programa de Pasapalabra emitido el jueves 8 de febrero en el que el madrile帽o cometi贸 varios errores imperdonables que pueden costarle su permanencia en el concurso.

El rosco comenz贸 con mucha fuerza para ambos aspirantes, 脫scar D铆az y Mois茅s Laguardia. Los dos firmaron tiradas largas de seis y siete aciertos, respectivamente. Sin embargo, luego se estancaron y la prueba final de Pasapalabra perdi贸 dinamismo.

脫scar D铆az y Mois茅s Laguardia se abrazan tras el rosco de Pasapalabra. A3

En esa primera vuelta, en la que los concursantes suelen asegurar las respuestas para intentar no cometer errores, es raro ver un fallo, pero esta vez lo hubo. Y cay贸 del lado de 脫scar. Sucedi贸 cuando el madrile帽o confundi贸 meteoro con meteorito. Primer error del programa.

Mientras, su rival, Mois茅s, empez贸 a contestar como un tiro y, aunque lleg贸 a la segunda vuelta con un acierto menos que 脫scar y con bastantes menos segundos, ten铆a los n煤meros de su parte porque en su haber no ten铆a ni un solo fallo. Eso le otorg贸 una gran confianza que qued贸 demostrada en una tirada de cinco aciertos consecutivos.

脫scar D铆az, por su parte, se vio obligado a tener que seguir respondiendo para intentar dar alcance a Mois茅s, que hizo una gran actuaci贸n en la segunda vuelta. Pero 脫scar pronto volvi贸 a cometer un nuevo error: ya eran dos y sus opciones de victoria cada vez se alejaban m谩s.

Mois茅s segu铆a acertando y, cuando no, exhib铆a una inteligente prudencia. Finalmente, consigui贸 22 aciertos frente a los 20 que ostentaba 脫scar. El de Madrid tuvo que apretar y jugarse el todo por el todo, ya que si no consegu铆a al menos otras dos letras, estaba condenado a la Silla Azul.

Y eso hizo: fue a por todas y contest贸 a definiciones que en otras circunstancias probablemente no habr铆a ni siquiera contemplado. Pero no era su tarde y la suerte estaba de espaldas, tanto que acab贸 con cuatro errores y sin ninguna opci贸n de remontar el marcador.

As铆 las cosas, 脫scar D铆az tendr谩 que enfrentarse en el pr贸ximo programa a la temida Silla Azul, una prueba eliminatoria que podr铆a marcar su fin como concursante de Pasapalabra.